La instalación de redes retráctiles permitirán hacer del velódromo de Galapagar un espacio multifuncional

Continuando con las mejoras realizadas en los últimos meses en las instalaciones deportivas, el Ayuntamiento de Galapagar ha destinado cerca de 72.500 euros para la instalación de cuatro redes independientes, retráctiles y de accionamiento automático en el Velódromo Municipal. Están concebidas para dividir el recinto en dos zonas, la pista central y la zona de rodadura. El objetivo es un mejor aprovechamiento de la instalación, permitiendo realizar de forma segura varias actividades independientes de manera simultánea. De esta manera se van a duplicar las horas tanto de ciclismo como atletismo, así como el resto de deportes que se pueden practicar en la pista central, como fútbol sala, baloncesto y voleibol.

El objetivo, indican desde el Ayuntamiento, es “continuar con el proyecto de los últimos años”, haciendo del polideportivo “una completa ciudad deportiva con unas instalaciones renovadas” que sea referente en la Sierra.