Albert Rivera se rodea de moteros en la Cruz Verde y promete eliminar los “guardarraíles asesinos” y mejorar el mantenimiento de las carreteras

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, se ha desplazado este lunes al puerto de la Cruz Verde, en la Sierra de Guadarrama, a donde ha llegado en moto acompañado por miembros de varias asociaciones de motoristas. “Una carretera y un lugar mítico”, señaló, desde el que ha recordado que 4 millones de personas usan la moto para desplazarse de forma habitual. Tras guardar un minuto de silencio en el mirador Ángel Nieto por las víctimas accidentes de tráfico, y especialmente por los fallecidos cuando circulaban en motocicleta, muchas veces por “guardarraíles asesinos”, señaló Rivera. En este sentido, se comprometió a que una de las primeras medidas que adoptaría en caso de llegar al Gobierno pasaría por la eliminación de estos elementos, sustituyéndolos por “protecciones especiales para moteros”.

“Cuando te caes y pasas un guardarraíl, es como un cuchillo, algo que literalmente mata a personas”, enfatizó, abogando por suprimirlos “en los tres primeros meses de gobierno”. “Quién no, de los que vamos en moto, no ha perdido a un amigo, a un compañero, a un familiar, precisamente por estos guardarraíles asesinos”, subrayó.

Por otra parte, el líder de Ciudadanos también se refirió a la importancia de mejorar el mantenimiento de las carreteras, después de que en los últimos años se haya detectado un incremento de accidentes. “Esto es peligroso para los coches, pero para las motos es letal”, aseguró. “Los que vamos en moto sabemos que una carretera sucia, con aceite o en mal estado, te puede costar la vida”, añadió.

Además, reivindicó la moto como “una forma de vida, pero también como un elemento de movilidad y de sostenibilidad”. “Hablamos mucho de la contaminación, de Madrid Central, de los atascos… y se nos olvida que las motos son un aliado para tener ciudades más limpias”, manifestó junto al conocido Asador Guillermo, en la Cruz Verde.

Más allá de los temas relacionados con la seguridad vial, Albert Rivera aprovechó este acto para condenar los incidentes de este domingo en Rentería (Guipúzcoa), donde cientos de manifestantes boicotearon un mitin de la formación naranja, y ha dicho que, en su opinión, la Fiscalía podría actuar contra quienes dirigieron “insultos y amenazas” a los asistentes al acto. Aunque ha descartado que Cs presente una denuncia ante la Fiscalía por estos sucesos, Rivera cree que el Ministerio Público, tras ver las imágenes, podría actuar de oficio. “Se me ocurren unas cuantas caras y unos cuantos insultos y amenazas que son constitutivos de delito”, indicó.

“En Cataluña y el País Vasco hace falta un plan nacional de convivencia y de libertad y que la Constitución siga vigente”, así que “eso es lo primero que vamos a hacer desde el Gobierno”, avanzó.

Albert Rivera, subiendo en moto el puerto de la Cruz Verde, al que se ha referido como “un lugar mítico en la Sierra”