“In memóriam”.- (Artículo de Carlos Zarco, presidente de AME – San Lorenzo de El Escorial)

Aunque no tengo por costumbre responder a publicaciones o referencias partidistas, ya que me parece dar importancia a quien no la tiene, no tengo por menos que dar cumplida respuesta a D. Félix Alonso, que en su artículo “La Vallée du Mort”, de abril de 2019, viene a decir que el libro del profesor Alberto Bárcena (Profesor de Historia y Sociedad. Universidad San Pablo CEU) “Los Presos del Valle de los Caídos” mantiene las teorías de AME sobre la construcción y los presos.

Evidentemente, AME no tiene teorías que seguir, en todo caso AME seguiría, o contaría la investigación realizada por el Doctor Bárcena y divulgaría los datos de la misma en su tesis doctoral “La redención de penas en el Valle de los Caídos”, y contaría simplemente lo vivido y visto por vecinos de San Lorenzo y, además, lo probado documentalmente por autores como Pablo Linares o el mismo Doctor Bárcena, a quienes hemos podido escuchar en directo en varias conferencias sobre el tema en nuestro término municipal, al cual pertenece el tan “denostado” Valle de los Caídos.

Hartos de medias verdades, desinformaciones o simplemente mentiras, no podemos por menos que contar que la “nueva historia”, dirigida principalmente por el PSOE y autores como los citados Daniel Sueiro o Fernando Olmeda, pretenden desinformar, adoctrinar o crear una falsa historia pero, eso sí, políticamente correcta.

Lean el libro del profesor Bárcena, basado fundamentalmente en su tesis doctoral y otras muchas investigaciones llevadas a cabo durante años, donde el estudio minucioso de 69 cajas del fondo Valle de los Caídos, olvidadas en el Archivo de Palacio, en el Palacio Real de Madrid, viene a poner los puntos sobre las íes a un tema tratado, hasta la aparición del mismo, con la desvergüenza, la falta de veracidad, la ignorancia y la irresponsabilidad de quienes sólo vienen a buscar intereses políticos anti-historicistas, investigación nada comparable, por supuesto, con la tesis del presidente Sánchez.

En cuanto a lo ocurrido en nuestro municipio durante las obras de búsqueda del lugar y construcción del Monumento, cuando se dice: “Decenas de personas estaban siendo pasadas por las armas, en cumplimiento de sentencias de penas de muerte” o “en aquellos días fueron fusilados, entre otros, un jornalero, un practicante y un músico”, en su artículo Félix Alonso olvida lo que no quiere recordar, no sé si por negacionismo o por olvido intencionado.

¡No es justo!, hay que recordar y contar toda la historia de un pueblo, nuestro San Lorenzo de El Escorial, que sufrió lo indecible en una cruenta Guerra Civil que tuvo sus etapas de preguerra, represión durante la guerra y postguerra, en ese orden, y no se pueden entender una etapa sin la otra. Así, en la segunda de ellas, entre julio y agosto de 1936, cientos de vecinos y veraneantes de San Lorenzo de El Escorial fueron detenidos y encerrados en el Patio de Coches del Real Monasterio, unos trasladados a checas de Madrid y fusilados en noviembre del mismo año en Paracuellos del Jarama. Pero no hay que irse tan lejos a ese mítico lugar de fusilamientos: en Fuente Nueva, frente al Centro de Datos camino del Valle de los Caídos curiosamente, o en el puente del Tercio en la carretera de Galapagar, asesinaron, “les dieron el paseo”, sin juicio, sin sentencia , ni civil ni militar, a docenas de vecinos tanto de San Lorenzo como de El Escorial, y en lugar de profesionales de… diré que sólo eran mujeres y hombres, ancianos, jóvenes y niños. Basta solamente con acercarse al cementerio y leer sus nombres.

Carlos Zarco Ibáñez, presidente de Alternativa Municipal Española