El Galapagar recupera la segunda plaza de ascenso con una trabajada victoria en San Agustín del Guadalix (0-1)

El atasco del Torrejón aúpa a los arlequinados, en una jornada en la que el CUC Villalba dejó escapar una victoria vital ante La Moraleja en el tiempo añadido (1-1). El Torrelodones salió del descenso al ganar al Complutense (0-1), antes de recibir a los amarillos en el Julián Ariza.

El Galapagar ganó por la mínima en su visita al San Agustín del Guadalix B (0-1) y vuelve a ocupar plaza de ascenso a Tercera División, once jornadas después y por vez primera en la segunda vuelta. El salto fue posible gracias al nuevo gatillazo de la AD Torrejón en Las Veredillas, esta vez en forma de empate ante el Sporting Hortaleza (1-1). Los torrejoneros, muy atascados ante su público, se adelantaron con un gol de Eloy a cinco minutos del final, pero el Sporting empató en el tiempo añadido con un penalti transformado por Vega, y elevó a tres el número de partidos seguidos que el Torrejón no ha sido capaz de ganar en casa en este tramo decisivo de Liga.

Ese bache ha permitido al Galapagar volver de lleno a la pelea, cuando parecía al borde de la eliminación con sus cinco puntos de desventaja en relación al segundo puesto. Ahora, el grupo de Javier Arroyo jugará en El Chopo cuatro de los siete partidos que le quedan, como principal baza para defender su histórica situación. Tal y como está la Liga en Preferente, no es descabellado que al Galapagar le baste con hacerse fuerte en casa, donde hasta ahora sólo ha cedido una derrota.

La visita a San Agustín del Guadalix fue más complicada de lo que parecía indicar la racha de diez derrotas seguidas que venían firmando los locales. El Galapagar pudo adelantarse en la primera parte en sendas internadas de sus laterales, primero con Keko y después con Pablo Buceta. En la segunda, el canterano apuró hasta la raya de fondo y la acción terminó con un remate a romper de Hugo que la defensa sacó bajo palos. Con el 0-0 al descanso, el Galapagar asumió más riesgos en la segunda parte y el partido ganó en espacios para jugar. De ello se aprovechó el filial del San Agustín para salir al contragolpe y amenazar la portería de un Gonzalo que vio cómo una falta lejana de los locales se estrellaba en el travesaño. Esa acción fue el preámbulo del gol de la victoria arlequinada, gestado en un saque de esquina botado por Nacho Martín que desembocó en el primer gol de Álex Arroyo en Liga.

A raíz del 0-1, el Galapagar buscó hacerse fuerte atrás y pudo aguantar sin mayores apuros en el cuarto de hora final. Tras aprovechar la bonanza del calendario, sumando los seis puntos ante el desahuciado Colmenar y un San Agustín B en caída libre, el Galapagar recibirá el domingo al Complutense antes de afrontar el derbi de la Ciudad Deportiva ante el CUC Villalba.

Otro golpe para el Villalba

Los villalbinos empataron ante La Moraleja (1-1) un partido que habían sido capaces de decantar a su favor con un gol de Óscar mediado el segundo tiempo, pese al dominio alcobendense. Una vez más, el tiempo añadido fue fatídico para el equipo de David García, que encajó en el minuto 91 el 1-1 definitivo, obra de Javi, y después no pudo aprovechar la inferioridad numérica visitante derivada de las expulsiones de Agustín y Álvaro, que habían llegado con el tiempo reglamentario cumplido. El empate hunde un poco más al Villalba, que ahora está a cinco puntos de la salvación que marcan el San Agustín del Guadalix B y el Torrelodones, ambos con 29 puntos. El derbi del próximo domingo ante los torresanos en el Julián Ariza (11:30 horas) se antoja como una de las últimas tablas de salvación de los amarillos, que después recibirán al Galapagar.

El Torrelodones llegará a esa cita con el Villalba tras ganar en el Recinto Ferial al Complutense, gracias a otro gol decisivo de Víctor Salcedo en la segunda parte de un encuentro poco vistoso y de juego directo. El ariete blanquiazul anotó el que es su noveno gol en Liga sólo tres minutos después de entrar al campo en sustitución de Javi, para dar una victoria que saca del descenso al Torrelodones por primera vez desde la tercera jornada, cuando ganó 1-2 en Coslada. Curiosamente, los blanquiazules no ganaban fuera de casa desde aquel 30 de septiembre saldado con victoria en El Olivo cosladeño.

Jaime Fresno