Un rebaño trashumante de mil ovejas merinas pasará este domingo por Galapagar y Colmenarejo en el Día de las Vías Pecuarias

Este domingo 7 de abril se va a celebrar por primera vez en España el Día de las Vías Pecuarias, iniciativa de la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP), de la que forman parte la Sociedad Caminera y Ecologistas en Acción. Más de 50 marchas reivindicativas recorrerán las vías pecuarias de Baleares, Andalucia, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Cataluña, Euskadi y Aragón, reclamando su conservación.

En Madrid se ha acordado que el acto central se celebre en la Sierra de Guadarrama, concretamente en Galapagar, con una marcha y posterior fiesta en la colada de Las Latas, vía pecuaria cerrada desde hace varios años y que el propietario se niega a abrir, pese a sentencia judicial conseguida a raíz de la denuncia de camineros allá por el 2012.

El objetivo, indica la Sociedad Caminera, es que se tome conciencia del “riesgo existente en las vías pecuarias madrileñas como consecuencia del abandono y dejadez de la administración autonómica”. “El área de Vías Pecuarias, dependiente de la Dirección General de Agricultura, en lugar de defenderlas las pone al servicio de grandes empresas para que tiren sus infraestructuras casi sin costes, autorizando ocupaciones temporales que se prolongan indefinidamente y tolerando ocupaciones ilegales de propietarios privados, como en el caso de la colada de las Latas en Galapagar, el aparcamiento en el Cordel de Suertes Nuevas en Galapagar, el estrechamiento a 4 metros de la Cañada Real Segoviana en el Puente de Herreño, el mantenimiento de unas gasolineras en ruinas en la misma Cañada Segoviana en la carretera entre Collado Villalba y Moralzarzal, el cordel del Gasco en Torrelodones, la vereda del atajo a Collado Mediano en Guadarrama, la colada de Mataelpino a Becerril en El Boalo, la colada de la Encina Lobera en Navalagamella, la Vereda de los Morales en Quijorna o el Cordel Segoviano cerrado en la finca Romanillos, en Boadilla del Monte, por poner solo unos ejemplos”, señalan.

Hace unos años, prosiguen, “nuestra red de vías pecuarias se extendía por 4.200 kilómetros de la región, hoy apenas llega a 2.600, habiendo perdido en pocos años mas de 1.600 kilómetros, por la dejadez o complicidad de la Administración”.

“Es hora de que nos oigan reclamar una adecuada conservación y defensa de nuestro patrimonio. Claro que está desapareciendo la trashumancia en Madrid, pero es porque no sólo no se la apoya, sino que se le ponen demasiadas trabas que dificultan hasta hacer imposible el tránsito ganadero”, subrayaron.

En el caso de Galapagar, el domingo llegará un rebaño de más de mil cabezas de merinas, tras haber pasado la noche junto a la ermita de Colmenarejo. La previsión es que entre a la colada de las Latas sobre las 11:30 horas. Además, a las 10:30 saldrá otra marcha desde la plaza de la Constitución (el recorrido es der unos 8 kilómetros), acompañados de una batucada, para trasladarse posteriormente a la Dehesa Vieja, donde habrá una fiesta y comida campestre, con música tradicional de dulzaina y tamboril.