Sergio Román Martín afronta los platos fuertes de la Copa de España en el top 10 de la General

Sergio Román Martín afronta este domingo la 35ª edición de la Clásica de Torredonjimeno desde la novena posición de la general de la Copa de España élite y sub-23, tras firmar el pasado domingo la 17ª plaza en el Memorial Momparler y situarse con 146 puntos en la clasificación. El galapagueño del Caja Rural disputará la prueba jinnense tras cerrar con sabor agridulce la pasada semana, única del calendario con dos carreras: se quedó fuera de los puntos en el Gran Premio de Primavera de Ontur, disputado el pasado jueves en Albacete, tras quedar cortado por el viento en un segundo grupo y entrar a algo más de tres minutos del ganador, el argentino Nahuel D’Aquila; y el domingo se sacó la espina llegando en el mismo tiempo de los favoritos en el Momparler, que fue ganado por el corredor del Lizarte, Roger Adriá. El ciclista del Lizarte pasó a tomar el mando de la Copa de España, después de que los dos primeros clasificados, su compañero Kiko Galván y el corredor del Gomur, Ángel Fuentes, se quedaran cortados y fuera de los puntos en la exigente prueba valenciana.

Sergio Román Martín llegará a Torredonjimeno con 146 puntos en la General, a sólo 19 de la séptima posición, y con buenas sensaciones ante lo que parece un recorrido selectivo que  puede ir bien a sus características. La prueba jiennense arrancará a las 9:30 horas del domingo para cubrir 160 kilómetros, en los que destacan dos grandes dificultades montañosas en su último tercio: el Alto de Locubin, de primera categoría, y el Alto de Valdepeñas, de segunda, que se corona a menos de 40 kilómetros de la meta de Torredonjimeno. El Caja Rural jugará en principio las bazas de Joel Nicolau, quinto clasificado en la General, y de Sergio Román Martín, también con el objetivo de acercarse al Lizarte en la clasificación por equipos. 

Después de Torredonjimeno, la Copa de España afrontará su prueba más prestigiosa en Eibar, con el Memorial Valenciaga. La prueba vasca, que prácticamente da el pasaporte al profesionalismo a su ganador, celebrará su 48ª edición tras la suspensión del pasado año, motivada por un accidente masivo en el que se lesionó de gravedad el villalbino Javier Hernández. La organización suspendió la carrera al quedarse sin ambulancias para cubrirla.