El Torrejón asalta el fortín de El Chopo y descuelga al Galapagar de la lucha por el ascenso (0-1)

El Galapagar cedió su primera derrota de la temporada en El Chopo (0-1), en el duelo crucial frente al equipo que le marca la segunda plaza de ascenso, la AD Torrejón, y se va a cinco puntos más golaverage del sueño de tocar la Tercera División por vez primera en sus 50 años de Historia. Medio siglo que quedó muy bien resumido en los prolegómenos, con el saque de honor de los expresidentes: Mariano Alberquilla, José María Martín, José Tomás Román, Vicente Berrueco, Eugenio del Pozo, Nicolás Arias, Emilio Greciano y Jesús Greciano estrenaron el balón del partido en un rápido acto, saldado con tímidos aplausos, síntoma de la tensión por los puntos que, a renglón seguido, desembocó en un partido racial, de pierna dura y juego estrangulado por las estrecheces de un recinto que invita al fútbol directo. Por esa vía lo intentó un Galapagar que, al igual que en el choque de ida de Las Veredillas, se vio golpeado en el primer tramo y ya no pudo levantarse.

El primer cuarto de hora marcó la suerte del partido: a los ocho minutos, Gonzalo ya le negó el 0-1 a Pradillos, pero el portero nada pudo hacer en la segunda ocasión manifiesta de los torrejoneros, cuando, al cuarto de hora, Álex le pilló a contrapié con un zurdazo durísimo, a palo cambiado, marca de la casa, que fue ejecutado según le venía la asistencia de Fer Pastor desde la izquierda. La jugada ensayada, nacida en una falta lateral, pilló desprevenida a la zaga arlequinada, que descuidó al que probablemente sea el delantero más determinante de la categoría, al menos por trayectoria.

En El Chopo, además, Álex se alejó del estereotipo del ariete ilustre de 36 años para el que trabajan los demás: su contribución en la presión, insertándose en el medio campo con Fer Pastor y Cubas, ahogó en muchas fases la salida del Galapagar, muy imprecisa en los primeros minutos. Con el gol, y quizá de forma instintiva, amainó la superioridad del Torrejón, consciente de salida de la importancia de igualar la intensidad serrana, y asomó el Galapagar: el grupo de Javier Arroyo ajustó la presión y se aplicó en cada batalla individual para empezar a pisar campo contrario con asiduidad. Mediado el primer tiempo, y con el peso del partido a cuestas, empezó a percutir por las bandas, con Hugo y Gabri, más las caídas de Penabella. El ex de Las Rozas tuvo la primera ocasión para el empate y vio como el meta Javi Alonso le sacó un mano a mano. Entre medias, un cabezazo de Justel se marchó cerca del palo, en una fase en la que Cubas, uno de los organizadores visitantes, jugaba ya renqueante como primera víctima del fragor de una gran batalla por los balones divididos, que fueron la mayoría. El medio centro fue el primer cambio del partido, ya en un segundo tiempo al que el Galapagar entró a toda mecha.

Los serranos volvieron a tener el empate en otra colada de Penabella por la izquierda, con el Torrejón echado atrás y ya con Nacho Martín manejando con continuidad la sala de máquinas arlequinada. Sin embargo, el entramado visitante fijó bien las ayudas en banda, y tuvo siempre respuestas para los ataques frontales del Galapagar, que se estrellaban una y otra vez en la seguridad por arriba de Sobrino y Eloy –sustituto del sancionado Patrick-. En ese escenario, la última gran ocasión serrana llegó a pelota parada, en una falta forzada por Marcos Gil en un slalom diagonal que el guante de Nacho Martín transformó en un disparo combado que conjuró Javi Alonso junto al larguero.

Con el partido en su tramo final y el Galapagar ya con defensa de tres, después de la entrada de Chele Cabrera por Pepe, la segunda unidad de ataque del Torrejón pudo cerrar el partido, primero en un mano a mano de Valverde que volvió a salvar Gonzalo, originado en un gran servicio de Fer Pastor, y después, en el largo añadido de ocho minutos, en un contragolpe de dos contra el portero en el que Roberto Izquierdo le dio el gol hecho al Chino Juanma, que, a bocajarro, mandó el balón al Pabellón Municipal. La tensión siguió hasta el minuto 98, pero el Galapagar no encontró ya forma de evitar una derrota que propicia la escapada del Torrejón en un momento crítico de la temporada. El Galapagar tiene aún diez partidos para cerrar el mayor boquete de la temporada entre el segundo y el tercer clasificado.

CD GALAPAGAR: Gonzalo; Pablo Buceta, Justel, Pepe (Chele Cabrera, 77’), Jaime; Gabri (Arroyo, 71’), Nacho Martín, Greci, Hugo; Marcos Gil y Rodrigo Penabella.

AD TORREJÓN: Javi Alonso; Yepes, Sobrino, Eloy, Dani; Fer Pastor, Cubas (Roberto, 58’); Dani Ro (Roberto Izquierdo, 79’), Álex, Carlos (Valverde, 67’); y Pradillos (Juanma, 90’)

ÁRBITRO: Fernando Castro Martín. Muy protestado por los visitantes. Expulsó a Alberto Martín, segundo entrenador, y a Miguel Sánchez, asistente sanitario, ambos de la AD Torrejón. Llegó a perder el control en una gran tángana en la segunda parte, que paró cuatro minutos el encuentro. Al final, recuperó el mando a base de tarjetas. Máxima dificultad en su labor.

GOLES: 0-1, minuto 15: Álex

INCIDENCIAS: Buena entrada en El Chopo, con más de 600 espectadores (unos tres cuartos), en tarde soleada y con molesto viento del Norte.

Victoria del Torrelodones y empate del CUC Villalba

La 24ª jornada se saldó con la importante victoria del Torrelodones sobre el Periso (1-0) y el empate del CUC Villalba en su visita al San Roque (0-0), dos resultados que, unidos a la derrota de la Escuela Barrio del Pilar en su visita al Alcobendas Levitt, sitúan a los dos serranos bordeando la zona de permanencia: el Villalba la iguala con sus 23 puntos, aunque no sale del descenso por tener el golaverage particular perdido con los madrileños, mientras que el Torre se queda a un solo punto, tras ganar a un directísimo rival.

El Periso llegó al Julián Ariza avalado por el ‘efecto Iván Cima’, el técnico asturiano con el que había ganado sus dos últimos partidos, pero los de Willy Galán supieron superarlo, sobre todo en una primera parte en la que fueron claros dominadores y en la que vieron cómo se les anulaba un gol, supuestamente porque el centro previo al remate se había marchado por la línea de fondo. Tras el descanso, el Periso equilibró el juego, pero llegó el gol en propia puerta del visitante Javi que a la postre fue definitivo. Con el 1-0, el Torrelodones pudo sentenciar en dos ocasiones más y en otro gol anulado por fuera de juego, antes de acabar el partido agobiado por los visitantes tras la expulsión por doble amarilla de Alberto. Al final, los blanquiazules cortaron una racha de siete partidos sin ganar para colocarse con la salvación a tiro.

Ahora el calendario les depara la visita de este domingo al Alberto Ruiz (11:30 horas), donde les espera el colista, una AD Colmenar que en esta jornada sacó un sorprendente punto de La Moraleja (0-0). La jornada serrana se completará con la visita del Galapagar al García de la Mata para medirse con el Periso (10:45 horas), y el partido del CUC Villalba en la Ciudad Deportiva (11:45)  ante una Escuela Concepción que este domingo se vio sorprendida en casa por el Complutense (0-2).

Jaime Fresno