Un grupo de alumnos del IES María Guerrero elabora un ‘metrominuto’ de Collado Villalba

Un grupo de alumnos de segundo de Secundaria del IES María Guerrero de Collado Villalba ha ideado un mapa que recoge el tiempo medio que tarda en desplazarse un peatón entre distintos puntos de la localidad, una idea que ya han desarrollado en municipios como Alpedrete,  Moralzarzal o Torrelodones a través de empresas contratadas por los respectivos ayuntamientos, pero que en el caso villalbino ha partido de una treintena de jóvenes de 13 años.

El mapa consta de un código de color para los trayectos entre diversos puntos: en verde en los que se tardan entre cinco y ocho minutos; en naranja los que se hacen de 9 a 13 minutos; y en morado, los más largos, entre 14 y 18 minutos, calculados para una velocidad media de paseo de cinco kilómetros/hora.

“Hemos realizado un proyecto de aprendizaje y servicio que hemos llamado “Villalba a tus pies” porque lo que pretendemos es que la gente sea consciente de moverse a pie por Villalba es relativamente sencillo en cuanto a tiempos, aunque es verdad que luego habría que ver cómo está la ciudad, las aceras…”, dice Adriana Aragón, profesora de Matemáticas del IES María Guerrero.  “No se tarda tanto como pensamos. Villalba se atasca mucho por las tardes y mucha de esa gente que está dentro del coche no se ha dado cuenta de que si hiciese ese mismo trayecto caminando tardaría menos y además, es más saludable para la persona y para el entorno, porque no contaminamos”.

Así, los 30 alumnos de 2º E, han trabajado con un mapa de Villalba, “han elegido los nodos que son referencia en el pueblo y para ellos y lo han puesto en común”. Aunque la primera propuesta era hacer los recorridos paseando por el municipio, “al final se nos ha echado el tiempo encima y lo hemos hecho utilizando los tiempos que da Google Maps. Cuando tu pides el tiempo a una aplicación hay que ser crítico con el dato que te da y eso es una competencia matemática poco trabajada y muy importante, que es la de ver si ese dato es bueno. Ha sido un trabajo muy bonito”, asegura Aragón.

Por el momento, el mapa será difundido a través de las redes sociales y entre los alumnos del centro. El proyecto forma parte de una iniciativa multidisciplinar en el que han participado varios departamentos y que se encuadra dentro del intercambio que el María Guerrero está llevando a cabo con un instituto de Mataró.