El Atlético Villalba cede terreno a sus perseguidores tras empatar sin goles con el Villanueva del Pardillo B

El Atlético Villalba no pasó del empate sin goles en Los Pinos ante el Villanueva del Pardillo B, en lo que fue el segundo partido de la temporada sin ver puerta del que, hasta esta jornada, era el ataque más realizador del Grupo 1 de Primera Regional. La consecuencia es que el líder ve acercarse a sus dos perseguidores, que saldaron sus partidos con dos trabajados triunfos: el Rayo Ciudad de Alcobendas se acerca a un punto, tras resolver en los instantes finales su partido con el Celtic Castilla (3-2), y el Sanse B, la gran referencia para el ascenso villalbino, rebaja a ocho su desventaja, después de decantar a su favor en el último cuarto de hora su partido en El Chopo ante el Galapagar B (1-4).

El Atlético Villalba se estrelló ante la solidez del filial que dirige ‘Juanyos’ Herrero, segundo equipo capaz de dejar a cero al líder desde que lo hiciera el Sanse B en la Ciudad Deportiva. Los villalbinos buscaron la victoria por todos los medios, pero no encontraron el gol ni en su atrevido arreón final, ya con los goleadores Tarek y Jota en el campo. El empate pone el liderato tricolor a tiro del Rayo Ciudad de Alcobendas, que visitará la Ciudad Deportiva este domingo colocado a un solo punto de los de David Muñoz. El gran partido de la 24ª jornada pondrá además en juego el golaverage particular, que favorece al Atlético Villalba tras el 0-1 del choque de ida en Valdelasfuentes. El relativo tropiezo del líder también fue aprovechado por el Sanse B, aunque los de José Cernuda tuvieron que esperar a los últimos 15 minutos para resolver su partido en El Chopo. El Galapagar B supo frenar al tercer clasificado, que se adelantó a los 25 minutos con un gol de Rubén Bas que fue neutralizado con el empate, obra de Pedro, cerca del descanso. Ya avanzada la segunda parte, un penalti transformado de nuevo por Bas terminó por vencer la resistencia del filial arlequinado, que acabó sentenciado en los últimos minutos con los goles de Rubén Lozano y Eduardo.

El 1-4 deja al Galapagar B décimo con 28 puntos, cinco más que el descenso que marca el Juventud Sanse, y apuntala la tercera posición del Sanse B, ya muy lejos de un Hoyo de Manzanares que empató a un gol en Las Eras frente al Unión Adarve B. Los de Pepón se adelantaron a los diez minutos con un gol de Víctor Navarro, pero nada más reanudarse la segunda parte, un desafortunado tanto en propia puerta de Raúl restableció el empate que ya fue inamovible, y que mantiene al Hoyo cuarto, con un punto de renta sobre el filial adarvista. Por abajo, la jornada fue negativa para el Cerceda, que perdió 2-0 en el Valle de las Cañas ante el Calasanz, en un partido decantado con un gol local en cada tiempo. Los ahora dirigidos por Raúl Carralón, sustituto hace unas semanas de David Manchón en el banquillo cercedano, vuelven a estar a ocho puntos de la salvación, con 11 jornadas por delante.