La Tragamillas de Collado Villalba activa la cuenta atrás para su decimotercera edición con las inscripciones cubiertas al 70 por ciento

Fotografías: Rafa Herrero

Complicidad, risas y el buen ambiente marca de la casa protagonizaron la presentación de la décimo tercera edición de La Tragamillas, la Media Maratón de Collado Villalba, que se celebrará el domingo 3 de marzo y que, tal como señaló Javier Martín Pose, del CD El Castillo, club organizador de la prueba, lleva un “buen ritmo de inscripciones, incluso superando las expectativas”, ya que, a 10 días de la carrera, se ha cubierto aproximadamente un 70% del cupo previsto.

Antes, recordó junto a Jose Castillo, las características de una Tragamillas que se ha convertido en un clásico indiscutible del atletismo popular en la Sierra: “Es una media maratón mixta, en tierra y asfalto, que pasa por el Coto de las Suertes, la Dehesa, el casco antiguo, Romacalderas… es un recorrido muy bonito”. Señaló también que tras la buena respuesta el año pasado en la primera edición de la Mini (10 kilómetros), en esta ocasión se apostará de nuevo por este doble formato: “Es complejo, pero el año pasado fue un éxito y creemos que éste irá aún mejor”, destacó. Los premios, indicó a continuación, se mantienen inalterables: 300, 200 y 100 euros para los mejores en la Tragamillas y 150, 100 y 50 para los que primero crucen la meta de la Ciudad Deportiva de Collado Villalba en el caso de la Mini. Además, se vuelve a poner en juego el premio de 300 euros para quien consiga batir el récord de la Media Maratón, que lleva dos años sin mejorarse en el caso de la categoría masculina, mientras que en féminas María Ruiz Castellanos estableció en 2018 la mejor marca de la prueba, con 1:19:53. En este sentido, Martín Pose destacó que “cada día se apuntan más chicas”, tanto a la Media como a la Mini, siguiendo la tendencia que ya se apuntaba en la última edición de la San Silvestre.

Con Peñalba como escenario de la presentación, intervino también la alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, señalando que “es un orgullo contar con La Tragamillas”. “Ahora llega a la edición 12+1, pero esto empezó cuando el running no estaba tan de moda; es un recorrido muy bonito, que muestra el municipio en todo su ámbito”, señaló, para añadir que “eventos como este hacen de Collado Villalba la capital de la Sierra”. Finalmente, destacó la implicación de un gran número de voluntarios y la participación de distintos grupos de animación que ponen colorido a la carrera. El acto continuó con la entrega de un cheque de 1.000 euros a la Asociación de Esclerosis Múltiple de Collado Villalba, resultado de las inscripciones en la última San Silvestre.

Después llegó el momento de la actuación de La Eterna Promesa, el grupo de Carlos Alevito que ha compuesto la icónica canción oficial de esta XIII Tragamillas, recorriendo a ritmo de ska algunos de los lugares emblemáticos de Collado Villalba. Y para terminar, la actuación de ImproviSierra, que puso la nota de humor sobre el escenario, recreando a su manera -con la ayuda de Javier Martín, Jose Castillo y Kubala- el nacimiento de esta prueba que ya se ha convertido en todo un clásico en la Sierra.