300 personas se dan cita en el primer encuentro de bolillos de Valdemorillo

Los alfileres poblando sus ‘mundillos’, y las varillas de madera, algunas incluso bautizadas para la ocasión con el nombre de Valdemorillo, sin parar de gestar puntillas, cuadros, trenzas… los hilos cobrando forma entre los mismos dedos, esos que mueven rápida, hábilmente, una tradición que lejos de perderse aún puede ir a más. Y es que los bolillos se reivindicaron en esta villa en el primer encuentro celebrado en torno a este uso, que tiene mucho de tradición, de esa costumbre que a fuerza de aprenderse, de compartirse, de pasar de generación en generación, mantiene intacto todo su atractivo. Tradición, sí, y mucho arte, sin duda, porque esta fue la combinación perfecta que presidió la actividad desplegada en el pabellón municipal de fiestas. 

La idea surgió del grupo de mujeres que se reúnen en el Hogar del Mayor, la mayoría jubiladas, y todas convencidas que esto de hacer encaje trenzando paciencia con destreza tiene mucho más que mérito, que se merece su tiempo y su espacio, aquí y en los otros 25 municipios desde los que llegaron las 300 participantes. Y para que todo estuviera a punto, una colaboración, la de la Concejalía de Educación y Cultura, “desde la que se ha trabajado con ilusión par desarrollar esta propuesta, y la verdad es que este primer gran encuentro de bolillos en Valdemorillo no ha podido regalarnos mejor resultado”, tal como apunta la responsable del área, Encarnación Robles.

La edil ya vivió la experiencia que representan este tipo de ‘reuniones’ en localidades cercanas, como Robledo de Chavela o El Escorial, y ahora el ejemplo se ha vivido en primera persona. Diseños por doquier, hilos y más hilos, tantos centenares de bolillos sin parar, una imagen singular para despedir, además, la programación festiva de este febrero, una estampa más que peculiar que gustaría volver a observar en nuevos encuentros de los de bolillo en mano. De hecho, tanto la alcaldesa, Gema González, como la propia Robles, tuvieron ocasión de seguir la intensa labor seguida entre las 10:00 y las 14:00 horas del sábado 16.