Un joven de 30 años se suicida tras matar a su padre y a su tío en Colmenarejo

Se investiga si el presunto parricida padecía algún tipo de enfermedad mental y qué relación podría tener con el inmueble de oficinas desde el que se arrojó

A.P.P., un hombre de 30 años de edad, se suicidó este sábado en Madrid tras matar presuntamente a puñaladas a su padre y a su tío en una vivienda de la urbanización Parque Azul de Colmenarejo, según publica el diario “El Mundo”, citando fuentes policiales. Los cadáveres de los dos hermanos fallecidos fueron hallados en la noche de ayer tras acudir la Policía Nacional y la Guardia Civil a la casa en la que residían. Según la Comandancia de la Guardia Civil, ambos tenían signos de muerte violenta y se calcula que llevaban más de 12 horas sin vida.

La información de “El Mundo” detalla que el hombre se quitó la vida arrojándose desde la azotea del piso 22 de un edificio de Plaza de Castilla. Cuando el forense examinó el cuerpo observó que tenía heridas y cortes de defensa en su mano derecha. El grupo de homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación ante la posibilidad de que el fallecido estuviera implicado en alguna agresión.

Los agentes averiguaron que el el hombre vivía en Colmenarejo, por lo que trataron de contactar con algún familiar. Al no conseguirlo acudieron a su domicilio, situado en la urbanización Parque Azul, donde se encontraron con los cuerpos sin vida de su padre y su tío, Carlos y Jorge P. R., de 60 y 64 años de edad. Los cadáveres presentaban signos de violencia, con varias puñaladas que les habrían causado la muerte.

Ahora se investiga si el supuesto parricida padecía algún tipo de enfermedad mental y qué relación podría tener con el inmueble de oficinas desde el que se lanzó y cómo accedió a él. Por su parte, el Ayuntamiento de Colmenarejo decretó para este lunes un día de luto oficial por el asesinato de sus dos vecinos y ayer se suspendieron todos los actos políticos convocados para el domingo.