San Lorenzo de El Escorial, cerveza light y “Juego de Tronos”: el anuncio más visto de la Super Bowl 2019

San Lorenzo de El Escorial se coló en la Super Bowl (uno de los eventos deportivos más vistos del mundo, con una audiencia de unos 100 millones de espectadores), que el pasado sábado se saldó con la victoria de los New England Patriots gracias a un anuncio de la cerveza “Bud Light” que se rodó aquí el pasado mes de diciembre por parte de la productora malagueña Fresco Film, con un equipo de unas 200 personas. Pero no sólo eso: el gancho de “Joust” (“Justa”, que así es como se llama esta campaña publicitaria) estaba en avanzar también la nueva temporada de “Juego de Tronos”, que la cadena norteamericana HBO estrenará el próximo 14 de abril. De hecho, el ‘spot’ contó con la participación de David Nutter, director de varios episodios (entre otros, el de “La boda roja”), así como del director de fotografía, Jonathan Freeman, y de otros creadores de la serie, como David Benioff y D.B. Weiss.

Como en uno de los momentos más impactantes de la cuarta temporada, en el anuncio el caballero azul (“Bud Knight Light”) se enfrenta en combate a Ser Gregor Clegane (“La Montaña”, interpretado por el actor Hafþór Júlíus Björnsson), mientras sobrevuela la escena uno de los dragones de Daenerys Targaryen, con la ladera del monte Abantos como privilegiado telón de fondo. Es entonces cuando la emblemática banda sonora de “Juego de Tronos” deja claro que no sólo estamos ante un ‘spot’ de una cerveza light, sino de la definitiva temporada de la serie de HBO. De hecho, este canal de televisión asumió la producción -eligiendo el emplazamiento de San Lorenzo de El Escorial-, mientras que Budweiser pagó la comercialización del anuncio en uno de los intermedios de la Super Bowl, convirtiéndose en el más visto de este evento, ganando también el premio “Super Clio”.

Además, Budweiser emitió un segundo anuncio, “Special Delivery” (en este caso sin el concurso de “Juego de Tronos”, aunque con parecida ambientación medieval), en el que uno de los escenarios era el Castillo de Manzanares El Real, también la Sierra de Guadarrama.