El CUC Villalba toma aire ante el Colmenar (1-0) y el Galapagar encadena su segunda derrota consecutiva ante La Moraleja (3-1)

La segunda vuelta de la Liga en el Grupo 1 de Preferente dejó suerte dispar para los equipos serranos, que probaron los tres resultados posibles en un domingo que, sobre todo, dejó malparado al Galapagar: los de Javier Arroyo perdieron por 3-1 en el Luis Aragonés ante La Moraleja y por primera vez encajan dos derrotas seguidas, algo que les relega a la cuarta plaza, superados por los alcobendenses, y a tres puntos del nuevo líder, la AD Torrejón. El cuadro del Corredor agitó la parte alta de la tabla con una convincente victoria en La Dehesa de Moratalaz (0-2), en el gran duelo de la jornada, y toma el mando con 37 puntos, uno más que los dos equipos que ahora marcan el ascenso: la Escuela Moratalaz y La Moraleja. Sí lograron puntuar el Torrelodones, con su empate casero ante la Escuela Barrio del Pilar (2-2), y sobre todo el CUC Villalba, que logró una importantísima victoria sobre la AD Colmenar en la Ciudad Deportiva (1-0) que le acerca a dos puntos de una permanencia que ahora marca el Coslada, tras estrenar la etapa de Mauri en el banquillo con una victoria con remontada en el Antonio Sanfiz de Aravaca (1-2), gracias a los goles de Nacho Fernández y de Leandro.

Derrota desde el punto de penalti

El Galapagar salió derrotado en el duelo que ponía en juego la tercera posición, un partido que, al igual que el precedente ante el Aravaca, se le torció de inicio. Navas adelantó a La Moraleja a los cuatro minutos y los serranos tuvieron que afrontar una delicada papeleta, ante un rival conducido por la calidad de jugadores como Javi Ruiz o Raúl Mera sobre las amplias dimensiones del Luis Aragonés. Sin embargo, con el paso de los minutos, el Galapagar se fue asentando y encontró el empate con la séptima diana en la cuenta personal de Rodrigo Penabella, una alegría que no duró mucho, puesto que en el último minuto de la primera parte un penalti transformado por Raúl Mera devolvió la ventaja a La Moraleja. Fue precisamente el cerebro alcobendense quien terminó de sentenciar el partido con otra pena máxima transformada en la segunda parte para el 3-1, que ya fue definitivo. Por vez primera en la temporada, el Galapagar encadena dos derrotas seguidas y, además, ve vulnerada su fiabilidad atrás, con seis tantos encajados en los dos últimos encuentros. En este contexto, el derbi del próximo domingo ante el Torrelodones en El Chopo se antoja clave para los arlequinados para no perder el paso de la lucha por el ascenso, que pese a todo sigue a tiro de un partido.

El Torrelodones llegará al duelo vecinal metido nuevamente en zona de descenso, pese a su empate (2-2) ante la Escuela Barrio del Pilar, un directísimo rival. El partido, muy equilibrado de inicio y sin ocasiones de gol, se le torció a los de Willy Galán cuando, en el minuto 36, una peinada de Pablo al intentar despejar un centro se introdujo en la meta de Álex. El 0-1 al descanso dio paso a la reacción torresana en la segunda mitad, que llegó liderada de nuevo por Víctor Salcedo: el ariete blanquiazul empató resolviendo un mano a mano con el meta visitante, y a cuarto de hora de la conclusión dejó su sello con una arrancada desde el medio campo en la que fue dejando atrás defensores para terminar  resolviendo con calidad ante la portería madrileña. Sin embargo, cuando la victoria parecía un hecho, un penalti con el tiempo cumplido, decretado por mano dentro del área, dio la opción al visitante Dani de empatar. El 2-2 deja con el golaverage particular ganado a la Escuela Barrio del Pilar, tras el 2-1 de la ida, y hace caer a la zona de descenso al Torrelodones, después de la victoria del Coslada y del empate del Periso en Villanueva del Pardillo (0-0)

Aitor firma la victoria del Villalba

Con 15 puntos, uno menos que el Torrelodones, viene el CUC Villalba, que doblegó al colista Colmenar en la Ciudad Deportiva con un valioso gol de Aitor Molina a los 29 minutos de la segunda parte de un encuentro dominado por los colmenareños. El extremo amarillo transformó un golpe franco, con el balón perpendicular al pico derecho del área, con un disparo raso que superó la barrera visitante por abajo, antes de colarse pegado al palo. El gol dio tres puntos vitales a los de David García, que afrontaron el partido sin el sancionado Borja Pascual y ya con Cortijo de vuelta al equipo. Fue ante un rival directo que no levanta cabeza, pese a la llegada hace tres semanas de Javi García y sus últimos fichajes. La AD Colmenar se va ya a ocho puntos de la permanencia, y a seis de un Villalba que ha sumado siete de los nueve últimos puntos en disputa. Lo siguiente para los serranos será la visita al San Agustín del Guadalix B, antes de afrontar los trascendentales partidos ante el Complutense y la Escuela Barrio del Pilar.

Jaime Fresno