El Sanse B rompe la imbatibilidad en casa del Atlético Villalba con un gol a dos minutos del final (0-1)

El Atlético Villalba cedió su primera derrota casera ante su rival más temido, el Sanse B de José Cernuda, que confirmó en la Ciudad Deportiva su condición de gran favorito al ascenso a Preferente con una victoria que no pudo certificar hasta el final. En el minuto 88, un saque de esquina rematado por el joven central Iker Blanco sentenció la victoria del filial, que hasta ese momento no había podido doblegar a la mejor defensa de la Liga. El Atlético supo contener el tremendo potencial atacante de los franjirrojos, en espera de asestar el zarpazo que le catapultara con nueve puntos de ventaja en el liderato, pero el Sanse B se manejó en todos los registros: empezó firmando las mejores ocasiones, supo después contener las acciones a balón parado de los villalbinos, acabó golpeando en el marcador en un momento clave y pudo después ampliar su ventaja a la contra. Fue un rival que exigió una lectura correcta del partido a David Muñoz, que empezó por ordenar la presión alta que rige en su manual, y tuvo que cambiar el plan hacia una versión más sólida.

En una Liga donde apenas se falla por arriba, el empate que se trabajó a pulso el Atlético le hubiera mantenido con el colchón de siete puntos para el ascenso, además de reportarle el campeonato de invierno. Pero el gol de Iker, un canterano subido del juvenil en la pasada temporada, terminó por apretar una lucha en la que vuelve a entrar de lleno el Rayo Ciudad de Alcobendas, que se coloca a cuatro puntos del líder, después de ganar el derbi de Valdelasfuentes al Academia Alcobendas-Gandarío (2-0).            

Más atrás, cuarto y ya a cinco puntos de la segunda plaza del Sanse B, se queda el Hoyo de Manzanares, que no pasó del empate en Las Eras (2-2) ante un buen Galapagar B. El filial de Carlos Lebrero se sobrepuso al tempranero gol de Sampedro para el Hoyo con los tantos de Hidalgo, aún en la primera parte, y de Sergio Mas, a los pocos minutos de la reanudación. Ya en la recta final, Pablo Malavé rescató un punto para los de Pepón López Cortijo, que suman tres partidos sin ganar. 

La jornada serrana se completó con otro agónico empate, el del Cerceda en su visita al Celtic Castilla. Los de David Manchón sacaron el punto en un trepidante final, gracias a un gol de Paletas de penalti, y apenas dos minutos después de que el Celtic hubiera anotado el gol del 2-1 que parecía definitivo. El atacante cercedano también anotó el gol del 1-1 que equilibró la primera ventaja local, que había llegado en el primer minuto de juego. El Cerceda terminó el partido con nueve jugadores, tras sufrir en los instantes finales las expulsiones por doble amarilla de Porto y Kiko. El punto obtenido deja a los de Puente Madrid penúltimos, a cinco puntos de la permanencia que precisamente marca el Celtic. Esa situación confiere un interés especial al derbi serrano de este domingo, cuando el Cerceda reciba al líder Atlético Villalba en la jornada que cierra la primera vuelta (Puente Madrid, 16:30 horas). Por su parte, el Hoyo de Manzanares visitara al Unión Aravaca (Nuestra Señora del Buen Camino, 11:00 horas), y el Galapagar B recibirá en El Chopo al Aravaca B (16:30 horas).