El Atlético Villalba gana 2-4 en Boadilla y responde al espectacular 9-2 de un Sanse B al que recibirá este domingo en la Ciudad Deportiva

El Atlético Villalba inició 2019 como acabó 2018; ganando. Lo hizo en Boadilla con un 2-4 ante el Madrid Oeste, en el partido que cerró la 15ª jornada de Primera Regional muy cerca de las 10 de la noche. El líder respondió así a las victorias de dos de sus perseguidores, el Rayo Ciudad de Alcobendas, ganador por 1-2 en el campo del Unión Aravaca, y sobre todo a la del Sanse B, que arrasó por 9-2 al Celtic Castilla en Matapiñonera. El filial, señalado desde el principio por David Muñoz como el rival más temible de los villalbinos, rompió el partido en la segunda parte con siete tantos, tras marcharse con un 2-2 al descanso, para mantenerse a seis puntos de un líder que respondió bien a la presión en Boadilla. Dos goles de Jota, el primero a los cinco minutos, y uno de Tarek, pusieron al Atlético Villalba con 0-3 a la media hora de partido. Sin embargo, el partido se complicó con el gol del 1-3 antes del descanso y, sobre todo, con el 2-3 anotado por Matarrubia a 13 minutos de la conclusión. Finalmente, el líder frenó la reacción local con el tanto de Braiden casi sobre el tiempo reglamentario.

El 2-4 supone la sexta victoria consecutiva del cuadro tricolor, que ya vela armas para recibir este domingo al Sanse B en la Ciudad Deportiva (11:45 horas). El filial que dirige José Cernuda llegará a Collado Villalba tras haber anotado 26 tantos en sus últimos cinco encuentros, liderado por el goleador Rubén Lozano. El ex canterano del Atlético de Madrid y del Pozuelo ya totaliza 19 dianas en 14 partidos, tras firmar un nuevo doblete ante el Celtic partiendo desde el banquillo. El Atlético afrontará el gran duelo avalado por sus extraordinarios números defensivos -9 tantos en 15 partidos- y con seis puntos de ventaja sobre los sanseros, que son siete en el caso de un Rayo Ciudad de Alcobendas que aprovechó la derrota del Hoyo de Manzanares para meterse en la tercera posición.

Los de Pepón López Cortijo cayeron en el Valle de las Cañas por 1-0 ante el Calasanz de Pozuelo, con un gol en el último minuto de Aarón, cuando el equipo verde buscaba con ahínco la victoria. La segunda derrota consecutiva aleja a los hoyenses a nueve puntos del Atlético Villalba y a tres de la segunda plaza de ascenso del Sanse B. Por abajo, las cosas no fueron mucho mejor: el Cerceda sólo pudo rescatar un punto en Puente Madrid ante Las Rozas B, gracias a un gol salvador de Adrián sobre la hora (1-1), y el Galapagar B encajó un 3-5 del Siete Picos en El Chopo, si bien los de Carlos Lebrero se mantienen en una cómoda novena plaza con 20 puntos. En el caso del Cerceda, el empate le sirve para dejar el farolillo rojo y mantener los cuatro puntos de desventaja con la salvación, que marca el Juventud Sanse.

 

Al margen del gran partido Atlético Villalba – Sanse B, la próxima jornada traerá el derbi entre el Hoyo de Manzanares y el Galapagar B en Las Eras, a las 12:30 horas.