El Concurso Regional Ornitológico reunió un año más en Guadarrama a los mejores ejemplares de Madrid

El XXXII Concurso Regional Ornitológico volvió a reunir en Guadarrama a los mejores ejemplares de toda la Comunidad de Madrid, que, un año más, volvieron a destacar por su variedad, forma, color y canto. Una cita anual organizada por la Asociación Ornitológica Serinus Verde de la localidad y la Federación Ornitológica de la Comunidad de Madrid, FOCOMA.

Alrededor de 300 ejemplares entre los que se dieron cita especies como el Camachuelo Mexicano clásico, diluido, torba, opal, albino, topacio, faeo o híbrido, Eumo amarillo o rojo, Onix blanco, amarillo o rojo, Rizado de Paris, Gigante Italiano, Padovano, Rizado del Norte o del Sur, Fiorino, Gibber Italicus, Giboso Español, Melado Tinerfeño, Bossu Belga, Hosso japonés, Moñudo Alemán… y así hasta más de un centenar de modalidades diferentes de canarios, psitácidos como periquitos y agapornis, exóticos, etc., que mostraron una espectacular diversidad llegada de todos los rincones de la Comunidad de Madrid.

Unos exclusivos ejemplares que se lo han puesto difícil al jurado del certamen, que ha tenido que valorar a los participantes en las diferentes modalidades de postura, canto y color principalmente, además de las condiciones de cada raza o gama.

Al final lo de menos eran los premios, que los hubo, diploma y Escarapela para los ganadores; y jamón, lomo y vino, para los tres primeros clasificados. Aunque lo más importante de este certamen, celebrado el 29 de diciembre en el pabellón del colegio Villa de Guadarrama, ha sido la cita anual con estos espectaculares ejemplares y sus cuidadores.

La Asociación Serinus Verde, con sede en Guadarrama, cuenta con más de 120 socios y cada año realiza un excelente trabajo, coordinado por su presidente, Antonio Sousa Rodríguez, criador y jurado internacional, para convertir a la localidad en una de las sedes más importantes en la celebración de estas competiciones.