Avanzan a buen ritmo las obras del nuevo aparcamiento disuasorio de La Navata

Estas Navidades se han llevado a cabo los primeros movimientos de tierras y la preparación del terreno de cara a la construcción del nuevo parking disuasorio de la estación de tren de La Navata. Ahora, indican desde el Ayuntamiento, se espera que de forma inminente dé inicio la segunda fase de estos trabajos. Será entonces cuando comience la instalación de los servicios, tales como la red de saneamiento, telefonía o alumbrado. Por último, se realizarán las labores propias de construcción para la creación de las plazas o el ajardinamiento de la zona.

 Más movilidad y fomento del transporte público

El proyecto, con una inversión aproximada de 530.000 euros, se espera que esté finalizado a finales de marzo. El objetivo es facilitar la movilidad de los vecinos de Galapagar, fomentando el uso del transporte público. Este aparcamiento disuasorio tendrá carácter gratuito y contará con plazas para personas con discapacidad. En total, se prevé dotar al parking de 86 plazas, además de las que se reservarán para bicicletas y motos.

Cargador de coches eléctricos

Como novedad, dentro del fomento de los sistemas de movilidad sostenible, se prevé instalar puntos de recarga para coches eléctricos, hasta ahora inexistentes en la localidad. La inversión en la obra, que asume íntegramente el Ayuntamiento, será aproximadamente de 530.000

El objetivo, indican desde el equipo de Gobierno que encabeza Daniel Pérez Muñoz, es contribuir a solucionar los problemas de aparcamiento que sufren especialmente los vecinos de La Navata, además de todos los usuarios que cada día utilizan la red de Cercanías, dado que el parking de la estación hace años que se ha quedado pequeño.