El Boalo contará este verano con una nueva piscina municipal gracias a una inversión regional de 418.000 euros

La Comunidad de Madrid destina 4,33 millones de euros del Programa de Inversión Regional (PIR) a nuevas infraestructuras y equipamientos públicos en El Boalo, Cerceda y Mataelpino.

La Comunidad de Madrid destina 4,33 millones de euros del Programa de Inversión Regional (PIR) a nuevas infraestructuras y equipamientos públicos en El Boalo, Cerceda y Mataelpino. Así lo ha confirmado el vicepresidente, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, durante la visita a las obras de la nueva piscina municipal de El Boalo, una de las actuaciones que la Administración regional lleva a cabo con cargo a diferentes planes de inversión.

Por lo que respecta al Programa de Inversión Regional (PIR), el Ayuntamiento de El Boalo ha solicitado la construcción de un nuevo acceso a la piscina y el polideportivo, por importe de más de un millón de euros; un nuevo aparcamiento junto al campo de fútbol de Cerceda con una inversión de casi 405.000 euros; una ‘operación asfalto’ presupuestada en más de 323.000 euros; el suministro de ventanas y toldos para el colegio San Sebastián (El Boalo) y de gradas móviles para eventos en el municipio; o la ampliación de los camposantos de El Boalo y Mataelpino.

Esto supone, aproximadamente, la mitad de los 4,33 millones de euros del PIR asignados al municipio, “por lo que estamos a la espera de que el Ayuntamiento presente proyectos de nuevas inversiones”, ha dicho el vicepresidente Rollán.

Piscina adaptada

En su visita a El Boalo, Rollán ha supervisado el avance de las obras de la nueva piscina municipal, que estará “perfectamente adaptada para que pueda ser utilizada por personas con movilidad reducida, puesto que contará con un elevador hidráulico que facilite su acceso al agua de forma autónoma”, ha señalado.

La instalación, que está previsto que pueda ponerse a disposición de los vecinos el próximo verano, tendrá también una zona ajardinada de 1.600 metros cuadrados. La inversión supera los 418.000 euros con cargo a PRISMA y las obras han permitido la creación de una veintena de puestos de trabajo.

La piscina se encuentra junto al polideportivo municipal de El Boalo, que se está ampliando mediante la inversión de casi 1,1 millones de euros en la construcción de un edificio de más de 900 metros cuadrados que albergará los vestuarios de la nueva piscina, tres salas -musculación y spinning, fitness y artes marciales-, enfermería, cafetería y aseos. Las obras comenzaron en el mes de septiembre, tienen un plazo de ejecución de siete meses y han generado 35 puestos de trabajo. “Será un edificio singular -ha explicado el vicepresidente Rollán-, porque la cubierta va a ser transitable y se va a convertir en un excepcional mirador desde el que contemplar el paisaje de la Sierra”.

Las instalaciones ya existentes también se han mejorado mediante la inversión de cerca de 260.000 euros para la renovación del pavimento de la pista polideportiva, a la que se ha dotado de suelo radiante para paliar las bajas temperaturas que padecen los deportistas. Además, se ha sustituido el sistema de calefacción por otro de biomasa “más sostenible y ecológico”, ha destacado Rollán.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid también ha mencionado otras intervenciones previstas mediante inversión regional, como la creación de sombras en los patios de los colegios, el sendero peatonal entre El Boalo y Mataelpino, y la próxima remodelación de la plaza mayor de Cerceda.

Por su parte, el alcalde, Javier de los Nietos (PSOE), señaló que el PRISMA “llega tarde, porque estamos hablando de que tendría que haberse ejecutado hace 10 años, pero llega, con unas obras que son demandadas por los vecinos y que, como decía el consejero, van a generar un importante punto de actividad en nuestro municipio”. Además, destacó que la Dirección General de Cooperación Local está vigilando que las empresas “cumplan los contratos” y los proyectos “se ejecuten adecuadamente, por eso hemos revisado una instalación ya terminada, como es la del polideportivo”.

De los Nietos señaló también que este nuevo proyecto es “innovador”, generando un espacio de uso “muy polivalente” y “apostando por las energías renovables”. Subrayó en este sentido que la piscina tendrá una cubierta practicable y que “se va a calefactar con geotermia”, mientras que en la reforma del polideportivo se ha instalado suelo radiante con calderas de biomasa. “eso se tiene que notar, igual no tanto en la factura final, pero sí en las emisiones de CO2 que generamos como Administración en un entorno como es el del Parque Nacional”.

La cubierta practicable permitirá que esta instalación se convierta en un mirador excepcional de la Sierra de Guadarrama, además de facilitar la realización de actividades al aire libre. “Va a ser un referente; no estamos hablando de un Madrid Río, pero casi, porque estamos en plena Sierra, con el valle del Samburiel, La Chopera y La Pedriza, y va a ser un espacio de ocio muy atractivo para todos los madrileños”.

Al margen de esta actuación, el regidor de El Boalo explicó que “gran parte de las inversiones previstas” tienen que ver con la movilidad, mejorando la conexión ciclista y peatonal entre los tres núcleos de población, así como en carreteras como la M-608.