Casi 1.100 corredores festejaron los 40 años de la San Silvestre de Galapagar tras la estela de Chema Martínez

La San Silvestre de Galapagar cumplió 40 años de existencia en su punto más alto de participación y colorido, gracias a los casi 1.100 participantes que se repartieron en las siete carreras programadas para incluir a corredores de todas las edades, que fueron más de 700 en las populares de 6 y 10 kilómetros. Un éxito que poco se podía sospechar hace unos años, cuando la decana de la Sierra languidecía con menos de la mitad de atletas, ante la gran competencia de carreras en la zona. Hasta que en 2015 irrumpió la figura del campeón de Europa, Chema Martínez, cuya presencia para reactivar la prueba ya es uno de los elementos determinantes que explican el repunte de la popular galapagueña de Fin de Año, la segunda más antigua de la región tras la Vallecana.

El doble medallista europeo de los 10.000 metros llegó al Velódromo acompañado de su familia: su mujer, Nuria Moreno, olímpica en Sidney 2000 con la selección de hockey sobre hierba, y sus hijos. Justo antes de la salida, alentó con el micrófono al pelotón de corredores que cubría medio anillo del Velódromo Municipal, y tras el pistoletazo de salida atacó con decisión los casi 9,9 kilómetros del tortuoso recorrido de ida y vuelta a La Navata, en el que de nuevo no tuvo rival. Ganó su concurso particular con 33:21 minutos, 40 segundos más rápido que el ganador oficial, José Talavera, atleta que venía de hacer cuarto en la Carrera de Navidad de Los Molinos, tras Issame Azarkane, Rodrigo Ares y Mario Sanz. Tras él entraron José Antonio Bellido y Antonio Román, que volvió a subir al podio de la carrera de su pueblo, esta vez como tercero y con un tiempo de 35:20 minutos. Fueron los mejores de una carrera larga que en su categoría femenina fue dominada por Ana Carolina Coelho, en 39:44 minutos, seguida a 27 segundos por la veterana Mónica Ballesteros. Completó el podio la atleta juvenil Ruth Tallón, a dos minutos y medio de la ganadora, y la cadete del Club Las Ardillas, Laura Etayo, entró en una destacable octava posición. También reseñable fue la victoria en la clasificación de veteranos del serrano Satur Rodríguez, que además fue séptimo en la absoluta con un tiempo de 36:12.

Previamente habían llegado a la meta los participantes de la carrera corta de 6 kilómetros, en la que el triunfo absoluto correspondió a José Yágüez con un tiempo oficioso de 22:41 minutos, 27 segundos más rápido que el segundo clasificado, Javier Delgado. En categoría femenina, la primera fue Luna de la Fuente Sala, con 27:13.

El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, presidió la entrega de premios de una carrera en la que participó el concejal de Deportes de la localidad, José María Escudero, entrando en el puesto 85 con un tiempo de 45:53. Otros participantes destacados fueron jugadores del CD Galapagar, como Quique Casado, Hugo o Keko, en una mañana en la que la megafonía recordó la condición de líder de Preferente del cuadro arlequinado. Una vez cerradas las inscripciones, la organización hizo entrega a ADISGUA (Asociación de Personas con Discapacidad del Guadarrama) de un cheque por valor de 1.100 euros, como resultado de la anunciada donación de un euro por participante.