Ait-Hadi gana la San Silvestre Villalbina relajado y de la mano del doble campeón, Mohammed Blal

Superioridad de los marroquíes, que pactaron entrar juntos, tras una carrera más lenta que la de 2017 y en la que 650 atletas registraron tiempo en meta. En categoría femenina la victoria fue para Paula Ramírez

Youness Ait-Hadi y Mohammed Blal redondearon el Fin de Año entrando de la mano en la meta de Batalla de Bailén y sin querer atribuirse la victoria en la VI San Silvestre Villalbina, en un desenlace calcado al que ambos marroquíes habían protagonizado por la mañana en la San Silvestre de Getafe. Si allí finalmente la clasificación situó primero a Blal, en Collado Villalba coronó a Ait-Hadi por delante de un doble campeón que confirmó el pacto en los estiramientos de la meta: “Al final hemos entrado los dos. Hoy es un día especial, de fiesta. Es el último día del año y sólo esperamos un año de más salud y trabajo. Hoy es una carrera entre dos amigos. No pasa nada si un día disfrutamos. He disfrutado como corredor popular, no como profesional. La gente es muy amable y he disfrutado mucho”. Blal, corredor afincado en Getafe pero desplazado desde Granada para correr en su localidad y en Collado Villalba , y Ait-Hadi, conscientes de la ausencia por lesión del sanlorentino Alejandro González de Miguel, corrieron muy por debajo de los registros de 2017. Como es norma, salieron a un ritmo imposible para los demás -3:09 minutos el primer kilómetro y 3:03 en el segundo- para abrir un hueco sustancial de casi medio minuto sobre Gabriel Orellana, el primer español, en la referencia en descenso de la calle Real para virar hacia la calle Alejandro Alonso. Hecha la ventaja, ambos marroquíes bajaron al ritmo “no profesional” referido por Blal, con kilómetros a 3:14, para llevar su paseo triunfal a meta con un tiempo neto de 20:36, lejos de los 20 minutos justos empleados por Blal en 2017, y muy lejos de los espectaculares 19:35 que el campeón marcó en 2016, apretado entonces por Ricardo Serrano. Por detrás, Orellana se ganó el tercer escalón del podio con 21:37, por delante del atleta de Becerril, Mario Sanz, cuarto con 21:58.

Ait-Hadi y Blal, entrando juntos en meta / Corriendovoy.com

Mucho menos previsible resultó la categoría femenina, en la que Paula Ramírez Parra ganó con autoridad con unos espléndidos 24:49 minutos, para situarse 14ª en la general absoluta. La atleta de origen colombiano del Cueva de Nerja aventajó en un minuto a Keila Fernández y en 1:17 a Clara Pérez, que la escoltaron en un podio inédito que rompió las previsiones de la organización. Dos de las referencias apuntadas antes de la carrera, Katia Mazarías y Jovita Morales, fueron respectivamente cuarta y 14ª, en una categoría en la que registraron tiempo en meta 185 mujeres, casi un tercio del total de 650 atletas que acabaron en Batalla de Bailén, 36 menos que en 2017. Sin embargo, esa cifra fue aún mayor atendiendo a la gran cantidad de corredores que participaron sin dorsal. Fuentes de la organización del CD El Castillo señalaron que el pelotón de la San Silvestre Villalbina pudo aproximarse a los 1.000 participantes, lo que pudo causar trastornos en los avituallamientos de la meta.
La entrega de premios contó con la presencia de la alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, y con una amplia representación de concejales del Equipo de Gobierno, además de representantes de la oposición, como el exportavoz socialista, Juan José Morales, y el portavoz de Cambiemos Villalba, Sergio Asunción, que acudió a pedir disculpas a la organización del Club Deportivo El Castillo tras su polémica intervención en el Pleno, en la que había insinuado ánimo de lucro en la organización de la prueba. Otros políticos, como el concejal de Deportes, Adan Martínez, o la ex candidata en las Primarias del PSOE local, Cristina Toral, participaron en la carrera y lograron alcanzar la meta. La organización donó por segundo año consecutivo 1.000 euros de la recaudación de las inscripciones a la Asociación de Esclerosis Múltiple de Collado Villalba, manteniendo por sexto año su vocación de contribuir con el tejido asociativo de la localidad.