Equo pide incluir en el Plan de Humedales 30 espacios de gran valor ecológico

Cantera-768x576

Equo ha presentado alegaciones al Plan de actuación sobre humedales catalogados de la Comunidad de Madrid para solicitar la inclusión de treinta espacios de pequeño tamaño, pero de gran importancia para la conservación de los ecosistemas asociados a las zonas húmedas, como los anfibios, cuyas poblaciones están en retroceso por la destrucción de su hábitat.

Esta formación plantea la catalogación de catorce humedales de importancia para las aves acuáticas: Canteras de Alpedrete (Alpedrete), Gravera de Las Arriadas (Ciempozuelos), Laguna de Las Radas (El Escorial), Lagunas de Las Granjillas (Aranjuez), Prado de Las Infantas, Laguna de Prado Moros y Los Labajos (Guadarrama), Laguna de Polvoranca (Leganés,) Gravera de El Porcal (Rivas-Vaciamadrid), Soto del Parral (Titulcia), Gravera Santa Juliana-Conejera, Gravera de Soto Pajares y Gravera de Briones (San Martín de la Vega) y Encharcamientos del Arroyo Humanejos-Guatén (Torrejón de Velasco).

En un comunicado, Equo afirma que existen explotaciones mineras a cielo abierto, tanto graveras como canteras graníticas, convertidas en humedales seminaturalizados, y otros humedales denominados lavajos, en la sierra de Guadarrama, que corresponden a pequeñas zonas lagunares endorreicas, algunas de ellas con lámina de agua casi permanente y otras solo estacionales.

De esta variada tipología de espacios, propone incluir dieciséis en el catálogo regional como la Laguna de la Rinconada (Aldea del Fresno), la Cantera Merendadero (La Cabrera), la Laguna de El Carrizal (Collado Villalba), Laguna Camino de San José (Getafe), Cantera de Guadarrama y Lavajo de la Finca Monasterio (Guadarrama), Laguna del Arroyo de Valdelatas (Madrid), Laguna de Meco (Meco), esta última también de importancia para las aves invernantes, y las Lagunas de la Dehesa Boyal (Montejo de la Sierra).

“Es fundamental proteger estos espacios esenciales para conservación de la flora y la fauna, por lo que pedimos también que se aborden los problemas de fondo que afectan a los humedales, como la falta de actualización del catálogo de aves amenazadas o la contaminación de las aguas, así como la ejecución de planes de restauración ecológica de los ecosistemas lacustres contaminados”, señala el partido verde.