Ecologistas piden al Gobierno que no permita el PRUG del Parque de Guadarrama

pn02-754x1024

Diversas agrupaciones ecologistas han pedido al Gobierno central de Pedro Sánchez que no autorice el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ya que supone la “desprotección” de esta zona verde regional.

pn01-768x384Las agrupaciones de Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid y de Segovia y el Grupo de Acción para el Medio Ambiente han enviado cartas a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el objetivo de que no acepte el plan regional para la ubicación.

La misiva, que también ha sido dirigida al director del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), Juan José Areces, expone las deficiencias del dispositivo redactado por las comunidades autónomas de Madrid y Castilla y León y pendiente de aprobación definitiva por los Gobiernos regionales.

 

 

Las agrupaciones creen que “todavía hay tiempo para subsanar” los problemas y por ello han solicitado a la ministra que inste a las regiones a modificar el texto o tendrán que recurrir ante los tribunales.

pn03-768x480Por ello, las entidades muestran su preocupación por la “reducción del nivel de protección del documento”, si se compara con el PRUG del actual Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares o del ya derogado Parque Natural de la Cumbre, el Circo y las Lagunas de Peñalara .

“Esos documentos son más restrictivos que el PRUG del Parque Nacional en cuanto a usos deportivos como escalada, uso de bicicleta o macroeventos deportivos; así como la construcción de nuevas edificaciones y cambios de uso en las existentes”, señalan en las cartas.

Para las organizaciones ecologistas es “alarmante” que tanto la Comunidad de Madrid como la de Castilla y León pretendan utilizar el PRUG para legalizar actividades y construcciones, hasta ahora prohibidas.

Denuncian que en el municipio de Manzanares El Real, en un paraje “tan emblemático” como La Pedriza, el PRUG permitirá la instalación de usos terciarios en las casas forestales de Canto Cochino, una actividad, “hoy no autorizable”.

Asimismo, apuntan que en Segovia, se pretende ampliar el refugio de montaña del puerto de Navafría e introducir uso terciario. “Hasta la fecha no se ha podido autorizar por no permitirlo la normativa urbanística y ambiental de Castilla y León”, defienden.

 

 

En este sentido, consideran que el texto incluye una serie de macroeventos deportivos que se autorizarán de forma automática, aunque el Plan Director de Parques Nacionales considera este tipo de actividades “incompatibles con la conservación y únicamente contempla su autorización de forma excepcional cuando tengan alguna vinculación con el espacio protegido”.

Las organizaciones dicen que se produce una “paradoja”, ya que la denominación de Parque Nacional se ha instaurado en la sierra para “desprotegerla y para anteponer usos particulares de carácter lucrativo sobre el objetivo prioritario que es la conservación del espacio”.