El Galapagar alcanza por vez primera el liderato de Preferente al derrotar a la Escuela Moratalaz (2-0)

El Galapagar ya es líder en solitario del Grupo 1 de Preferente, tras desbancar a una Escuela Moratalaz que llegaba lanzada al Municipal de El Chopo, gracias a una cosecha de 26 puntos de 30 posibles en los últimos tres meses. Ese bagaje se vio frenado en el recinto arlequinado, vestido de gala y con un lleno casi absoluto para empujar al equipo hasta el ansiado liderato. El Galapagar lo consiguió con una justa victoria por 2-0.

El asalto a la cima se había venido resistiendo: la última vez fue en Las Veredillas, donde los arlequinados encararon el choque sin convicción y fueron presa fácil del entonces líder, la AD Torrejón. Pero el sábado, seguramente con esa lección aprendida y al calor de los suyos, los de Javier Arroyo fueron ese equipo seguro de sí mismo que es capaz de golpear en momentos críticos: Rodrigo Penabella abrió el marcador en la última jugada de la primera parte y Kiki puso la sentencia cuando el choque encaraba su recta final. La Escuela Moratalaz, un equipo de fútbol alegre, dotado de mucha calidad en el ataque, acabó estrellado ante la estadística galapagueña en El Chopo, donde sólo ha encajado dos goles en siete partidos y no conoce la derrota.

GALAPAGAR Líder
Fotografía: CD Galapagar

Liderato histórico

El siempre simbólico liderato a final de año aúpa al Galapagar como cuarto club serrano que encabeza una clasificación en la máxima categoría del fútbol regional, sea la antigua Primera Regional o la actual Preferente. El primero en lograrlo fue la Unión Deportiva San Lorenzo en la temporada 1950/1951, cuando el cuadro azulgrana, dirigido por el austríaco Kurt Elkan, y con jugadores legendarios como Casado, Zapatilla o Zamorina II, dominó la Primera Regional por delante de equipos como el Leganés, el Real Aranjuez o el Carabanchel, y logró su primer ascenso a Tercera División, en unos años en los que el nivel de la categoría equivalía a la cuarta división del fútbol español, no la quinta como ocurre actualmente. Después llegó el turno del Atlético Cercedilla de Antonio Gómez Cala, en la 1998/1999, y del CUC Villalba de Juan Carlos Argenta en la 2004/2005. En ambas temporadas los dos equipos serranos también remataron con el título de Liga, esta vez  en Preferente.

La última referencia es la del histórico CUC Villalba de David Gordo, que también se proclamó campeón en 2012 y luego acarició el título de Liga en Tercera División, acabando segundo por detrás del Puerta Bonita. El último ascenso villalbino, el de 2014, llegó sin probar el liderato y como segundo clasificado, ante el abrumador dominio del campeón, el Aravaca; y en similares circunstancias se produjo el primero, en 1996, cuando el Villalba ascendió a Tercera tras el Vicálvaro, con una espectacular remontada hasta el segundo puesto que le metió en el legendario cruce de promoción con El Álamo. Ahora, el Galapagar ha tomado el mando con 31 puntos, y maneja uno de ventaja sobre la AD Torrejón y la Escuela Moratalaz, y cuatro sobre la Concepción y La Moraleja. La situación augura una enconada lucha en las 20 jornadas que aún quedan por disputar, en las que el Galapagar va a intentar coronar el 50 Aniversario con el salto a la Tercera División española.

Víctor decide para el Torre y Aitor rescata al Villalba

El domingo que despedía el año futbolístico se completó con la importante victoria del Torrelodones sobre el San Roque (2-0), y con el empate del CUC Villalba en Valdelasfuentes frente al Alcobendas Levitt (1-1). En el Julián Ariza, la figura de Víctor Salcedo fue determinante para que el equipo de Willy Galán lograra la primera victoria de la temporada en casa, que se le había venido resistiendo por su falta de definición. Ante el San Roque, el problema encontró la solución gracias al 9, autor ya en la segunda parte de un gran gol, al marcharse en velocidad de su par y resolver de vaselina ante el guardameta Alberto. Ya en el último minuto, el delantero coronó su actuación con una segunda diana cuando el San Roque buscaba con ahínco el empate. El triunfo coloca al Torrelodones con 11 puntos, a uno de la permanencia que marca el Complutense, y con tres de ventaja sobre un CUC Villalba que acabará el año en la última posición, tras arañar un punto en Valdelafuentes gracias a un gol de Aitor a tres minutos de la conclusión, que sirvió para equilibrar el anotado por Carlos para el Alcobendas en el minuto 21 de la segunda parte. 

El equipo de David García encaró el partido con la ausencia de última hora de Borja Pascual, sustituido en la convocatoria por el canterano Yassin. El jugador del juvenil A disputó los minutos finales del partido que, además, significó la primera titularidad de Iván Cortijo en la punta de ataque. Los amarillos acaban 2018 con un balance de sólo ocho puntos de 42 posibles, que le dejan a cuatro de la zona de permanencia. La situación es igual de preocupante para otro histórico del Norte de Madrid, la AD Colmenar, que totaliza también ocho puntos tras encajar una durísima derrota en el García de la Mata ante un rival directo como el Periso (3-0).

La competición, tanto en Preferente como en el resto de las categorías del fútbol aficionado y de base, se detiene ahora por el descanso navideño hasta el domingo 13 de enero. Ese día el Galapagar afrontará su primera defensa del liderato en el campo del San Roque, mientras que el Torrelodones visitará a la Concepción y el CUC Villalba recibirá al Sporting Hortaleza en la Ciudad Deportiva.  

Jaime Fresno