Vientos del norte.- (Columna de opinión de Félix Alonso)

El mismo día en que Noto y Ábrego tormentoso volcaron los montes de Petra, y en la Casa de Cultura finalizaba el ciclo Bergman, también con un cielo nuboso atravesado por un rayo de luz, al comenzar la proyección del “Séptimo Sello” algunos ya andan con la contera del tridente, pensando en alcanzar el poder en las próximas elecciones municipales.

ayto

¿Podrá el tridente de derechas acabar con la Alcaldía de Vecinos? ¿Hay alternativas desde la izquierda? Estas dos preguntas deberían estar haciéndose ahora los partidos, pero me temo que el pensamiento y la acción no irán mucho más allá de salvar las situaciones personales. Todos los observadores me dicen que tenemos un problema; por un lado, en el grupo de Gobierno no está Podemos y si se hace la confluencia Unidos Podemos, la pregunta es fácil: ¿Quién encabeza la lista? Por otro lado está el PSOE, que como se publicó en este medio realizó una confrontación democrática para elegir secretario general, saliendo elegido éste por dos votos de diferencia frente al que fue candidato y portavoz. ¿Querrán hacer un Villalba? Así las cosas, y considerando a Pueblo San Lorenzo fuera de juego, ya que no vemos a su concejal con el impulso que da la fe del converso, se nos ocurren soluciones creativas pero no descabelladas. Una de ellas sería que la actual alcaldesa encabezara una candidatura de confluencia, como ahora se llaman. El PSOE, por tradición, eso no lo podría aceptar, así que, si fuese socialista, y la militancia lo aceptara, podría encabezar la lista del PSOE, recogiendo por un lado el efecto de haber gobernado y por otro el buen hacer de Sánchez. Ahora es cuando se me va a dar la razón de mi oposición a dar la alcaldía a Vecinos, máxime cuando el PSOE fue más votado.

Podría darse, dado que en la Agrupación Socialista no funciona bien la calefacción, que Vecinos incorporara a su candidatura a los que la han acompañado en la gestión de gobierno. El tridente, en todo caso, es fácil de consolidarse en nuestro pueblo. ¿Tenemos alternativas? Yo, por si acaso, y para no digan que me escondo y voy de salón, me ofrezco. (Algo se de gestión).

Félix Alonso (Colectivo Rousseau)