El Deporte serrano despide otro año cargado de éxitos

El año 2018 enfila su recta final dejando tras de sí una notable cosecha de éxitos por parte de los deportistas serranos, forjada además en una gran diversidad de disciplinas, por lo que no conviene hablar de un deporte que sobresalga sobre los demás. No son pocas las disciplinas en las que uno de nuestros deportistas o clubes han paseado los nombres de los pueblos de la comarca a nivel nacional e internacional, en un año que prácticamente no ha dado tregua en ese sentido. A algunos de ellos, casos del futbolista Sergio Reguilón, el ciclista Carlos Verona o el piloto de rallys Rubén Gracia, ha sido relativamente fácil seguirlos en los grandes medios nacionales, como protagonistas de logros sobre los que no hay precedentes en la historia del deporte comarcal: Reguilón ha derribado la puerta de acceso a la lustrosa plantilla del Real Madrid, vigente campeón de Europa; Verona ha hecho lo mismo con la del Movistar, el único equipo ciclista español en el UCI World Tour y, objetivamente, una de las tres mejores escuadras del pelotón internacional; y Gracia, tras coronarse pentacampeón nacional de Rallys Todo Terreno, ha pasado a liderar el palmarés histórico de la especialidad. Son las puntas de lanza de un 2018 que deja muchas cosas más, a nivel colectivo e individual, y también organizativo: dejamos atrás, por ejemplo, el año en el que el mejor escalador de todos los tiempos, el italiano Reinhold Messner, conferenció en Guadarrama; o el año en el que la Unión Deportiva San Lorenzo logró que el Real Madrid, Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao se involucraran en su Centenario. Y todo sin desdeñar las temporadas de deportistas ya consolidados en el plano nacional, como los jugadores de bádminton Enrique Pancorbo y Paula López, atletas como Andrés Jiménez Rey, Lucía Rodríguez y María González Cuevas, o la ciclista de Galapagar, Eva Anguela.

Como en todos los resúmenes de carácter anual, escoger es muy difícil y, además, lleva una importante carga de injusticia. Por eso, en Aquí en la Sierra nos hemos ceñido a aquellos hitos deportivos a los que más nos hemos aproximado en el año informativo y los que más hemos saboreado de cerca de la mano de sus protagonistas. Un ejercicio que nos permite aventurar que con 2018 no va a acabar la sucesión de éxitos, y que 2019 nos va a permitir el seguir disfrutando con la elaboración de resúmenes como éste:

graciapeinado

Rubén Gracia: pentacampeón de España y líder histórico

El piloto de Guadarrama ha alcanzado en 2018 la cumbre del palmarés del Campeonato de España de Rallys Todo Terreno con cinco títulos consecutivos, en una secuencia extraordinaria iniciada en 2013, cuando debutó en el certamen siendo subcampeón. Rubén Gracia remató su cuarta victoria absoluta el pasado mes de noviembre ganando el Rally Villa de Zuera, y apenas unos días después supo que una sentencia de la Agencia Española de la Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) le otorgaba también el título de 2017, por descalificación del campeón provisional, Antonio Fortuny, en la última prueba puntuable, el Rally de Cuenca. La noticia situó automáticamente al de Guadarrama en una cota hasta ahora desconocida en el Automovilismo nacional: es ya el piloto de todo terreno más laureado de la historia del Nacional, con un título más de los cuatro obtenidos por el conquense Manuel Plaza, y en el cómputo de las cuatro especialidades del mundo de los rallys –Asfalto, Tierra, Históricos y Todo Terreno-, iguala los cinco entorchados de un mito como Antonio Zanini, pentacampeón sobre asfalto entre los años 1973 y 1977. La gesta de Gracia, compartida este año con el también guadarrameño Sergio Peinado, campeón entre los copilotos y autor de una formidable temporada en el asiento derecho de la Ford Ranger GPR-17, lo ha llevado a un final de año plagado de homenajes y reconocimientos, como los que ha protagonizado estos días en la Gala Anual de Ford España, en el estadio Metropolitano, o en una cita que ya conoce a la perfección: la Gala de la Real Federación Española de Automovilismo, la que corona a los campeones de la temporada. Los cinco títulos nacionales permiten a Gracia aproximarse a su gran sueño de participar en el Rally Dakar con un coche con garantías de pelear por el top 10, un plan que, pese a su brillante debut en la gran prueba sudamericana en 2016, se está demorando por cuestiones que tienen que ver con los patrocinios y con la incompatibilidad de calendario con el Nacional. Aún así, este mes de enero Gracia acudirá al Dakar como apoyo del piloto peruano de Mitsubishi, Pancho León, y trabaja con su equipo GPR Sport en sentar las bases que le hagan correr la mejor carrera del mundo en 2020.

floorball

Floorball El Escorial: campeón de la Liga española y clasificado para Europa

 2018 ha puesto en primer plano al incipiente deporte del floorball – o unihockey, como se le conoce en los centros educativos-, gracias a la gesta del Floorball El Escorial, que el pasado mes de mayo se proclamó campeón de la Liga española, al superar en la tabla al CUF Leganés, el club más laureado a nivel nacional. El título nacional puso de relieve una trayectoria labrada con jugadores de la Villa y su área de influencia, formados casi desde niños por dos profesores del Colegio Felipe II, Carlos López y Juan Antonio Roldán, y que este año han llevado el nombre de la Villa hasta la Euro Floorball Challenge, la segunda competición continental, de la mano de Fernando García. A día de hoy, el entrenador maneja un elenco que aportó hasta seis jugadores a la selección española que disputó el pasado Clasificatorio para el Mundial, jugado en Bratislava, como punta de lanza de una estructura general en la que se cuentan casi una veintena de potenciales internacionales en diversas categorías, aproximadamente el 25% de los jugadores federados que maneja el club.

Precisamente, este sábado el equipo afronta otro de sus grandes momentos del año, con la final de la Copa de España que le va a enfrentar al CUF Leganés en Galapagar. Allí, además, se podrá ver un derbi en la final del cuadro de consolación entre los equipos B de El Escorial y del Fénix San Lorenzo, club que también se codea entre la élite de la Liga Nacional y que aporta jugadores a las diferentes selecciones españolas.

voley04

Club Voleibol Collado Villalba: de la permanencia en Superliga 2 al subcampeonato de Copa

 El Club Voleibol Collado Villalba ha seguido paseando el nombre de la localidad entre la élite nacional, en un 2018 que no le está siendo propicio en su recta final. Los dirigidos por Ramón Guardado son últimos de su grupo de Superliga 2, pero ese dato coyuntural no puede empañar en ningún caso la brillantez del ciclo que les ha llevado a la segunda categoría nacional del cuarto deporte de equipo más practicado en España; y no sólo eso, sino a lograr una holgada permanencia en la división con una brillante sexta plaza, y a meterse por primera vez en la final de la prestigiosa Copa Comunidad de Madrid, donde los villalbinos plantaron cara a una estructura diseñada para el salto a Superliga 1 como es la del CV Leganés. Todos los logros vienen sustentados por una nómina de jugadores mayoritariamente forjados en la prolífica cantera villalbina, que además este año ha logrado recolocar en Primera Nacional a su equipo sénior femenino, también construido en torno a jugadoras de la casa, y disputar el Campeonato de España con sus infantiles, a la vez que la categoría juvenil nutre al primer equipo con jugadores que garantizan un buen futuro en los próximos años. Todo ello ha motivado un importante repunte en el ambiente deportivo que se respira en el viejo Pabellón Quique Blas, que, sobre todo en el pasado curso, registró una notable afluencia de público para ver partidos que en muchos casos resultaron espectaculares. Hoy, con el equipo habiendo ya despachado sus viajes ligueros más largos y complicados, el recinto espera ser el escenario de la remontada del Club Voleibol Collado Villalba en la segunda vuelta de la Superliga 2, a partir de este mismo domingo y ante un rival de enjundia, como el CV Leganés.

verona

Carlos Verona y su salto al Movistar

Carlos Verona afrontará 2019 como corredor del Movistar Team, el único equipo español del UCI World Tour, la primera división del ciclismo mundial, y la escuadra que comandan Alejandro Valverde, el vigente campeón del Mundo, con Mikel Landa y Nairo Quintana. El sanlorentino, que cumplió el pasado 4 de noviembre 26 años, tiene ante sí dos años de contrato con la escuadra telefónica de Eusebio Unzúe para dar el anhelado salto cualitativo al que ha ido aspirando en sus siete temporadas como profesional, cuatro en el Quick Step de Patrick Lefevere, y tres con los australianos del Orica, a las órdenes de Neil Stephens y Matt White, en las que ha acumulado una experiencia que ya va por tres Vueltas a España y dos Giros de Italia, trabajando y compartiendo maillot con  líderes como Rigoberto Urán, Michal Kwiatkowski, Tom Boonen, Esteban Chaves, Julien Alaphilippe o Simon Yates. En ese contexto, el fichaje por el Movistar, consumado en agosto en los días previos a la Vuelta a España, mantiene al gurriato en el primerísimo nivel en un equipo netamente español, algo que le era ajeno desde que Lefevere le vino a buscar al Burgos BH, todavía con 19 años. Para Verona, la foto de este martes en la presentación oficial del Movistar es un sueño hecho realidad. Y para sus alrededor de 30.000 seguidores en las redes sociales, un gran aliciente para verlo en acción en la estructura más histórica del ciclismo español, la de Indurain y Perico Delgado, que está a punto de cumplir 40 años en el pelotón.

Más allá de la gran noticia, 2018 no ha sido un año fácil para que Verona diera el deseado paso al frente: no disputó su tercer Giro de Italia, no pudo debutar en el Tour de Francia y, cuando afinaba su forma para llegar en las mejores condiciones a la Vuelta a España, la noticia de su fichaje por Movistar hizo que el Orica se replantease su temporada y optara por sustituirlo en la ronda española. Aún así, Carlos Verona cierra un año en el que ha ganado la clasificación de la Montaña de la Vuelta al País Vasco, tras acabar cuarto en la etapa reina de Arrate con una exhibición que le llevó a coronar siete de los ocho puertos de la jornada, y en el que fue segundo en el Gran Premio Miguel Indurain, donde sólo pudo batirle su nuevo jefe, Alejandro Valverde. Además, Verona ha sumado este año a su palmarés el nada desdeñable reinado de la Montaña en el Tour noruego de los Fiordos, obtenido en mayo, y la quinta posición en la General del Tour de Guangxi (China), a sólo 21 segundos del italiano del Sky, Gianni Moscon. Muestras más que sobradas de la calidad del ciclista de San Lorenzo, sin duda hombre a seguir en el nuevo año.

reguilón

Sergio Reguilón sube al Real Madrid

“En esos momentos me acuerdo de mi familia. Hemos trabajado mucho para que llegara y estoy muy agradecido”. Palabras de Sergio Reguilón Rodríguez el pasado 1 de agosto, tras realizar en Miami su debut no oficial con el Real Madrid ante el Manchester United. Apenas unos días antes, el lateral izquierdo de Collado Villalba se ejercitaba en los campos municipales para no perder la forma, junto al otro madridista de la localidad, Álvaro Tejero, ambos inseparables desde que se iniciaran en la Escuela Municipal en 2005. Desde entonces, los acontecimientos se han sucedido de forma casi meteórica: Reguilón ya ha jugado con el Real Madrid en Champions League, Liga y Copa del Rey, aprovechando dos factores: el gran juego y el desparpajo que muestra cada vez que juega, y la lesión que tuvo fuera unas semanas al brasileño Marcelo. Su irrupción ha sido tan sobresaliente que un amplio sector del madridismo se acuerda de él, ahora que lleva unas semanas en el dique seco por culpa de la rotura en el bíceps femoral que sufrió en el partido de Balaídos ante el Celta de Vigo. Ahora, en la fase final de su recuperación, Reguilón aspira a seguir sumando minutos de vuelo con el vigente campeón de Europa, con el que tiene un contrato de larga duración ganado a pulso tras toda una vida en el Real Madrid, al que llegó en edad benjamín de la mano de Tejero, y una vez demostrada su calidad jugando con los mejores.

La otra buena noticia es que tras la huella del menudo lateral izquierdo están Álvaro Tejero y Adrián de la Fuente, otros dos productos de la Escuela Municipal. El primero fue el encargado de abrir la veda hace ahora tres años, cuando debutó con el Madrid en Cádiz en la Copa del Rey, tras apuntar una hoja de servicios impecable en el Castilla. Ahora, al igual que sucedió con la cesión de Reguilón a la Unión Deportiva Logroñés, Tejero hace méritos en Segunda División con el Albacete, la deseada plataforma para regresar a Chamartín en las mejores condiciones para quedarse. Y el caso de De la Fuente no le va a la zaga: con 19 años es titular indiscutible en el eje de la defensa del Castilla, y ya sabe lo que es ir convocado con el primer equipo, cuando Solari lo llamó en su estreno para el partido de Copa del Rey en Melilla. Ese día, no jugó, pero vio en acción a Reguilón. Dos villalbinos en una misma convocatoria con el Real Madrid, un hecho insólito en la historia de Collado Villalba, que de un tiempo a esta parte, está atenta a varios frentes más: David Franco, otro villalbino, viene brillando en el Real Madrid B juvenil que dirige Álvaro Benito; Ivi López continúa en Primera División en las filas del Real Valladolid, tras sus etapas en el Getafe, el Sevilla y el Levante.

Por si todo ello fuera poco, el fútbol serrano sigue disfrutando de Munir El-Haddadi en el FC Barcelona, si bien el atacante de Galapagar, que este año ha anotado dos goles en 11 partidos, suena como refuerzo del Real Betis en el mercado invernal. Además están casos más exóticos como los que protagonizan el lateral de Los Molinos, Sergi González, que este año ha recalado en el Ararat de Armenia, tras disputar tres partidos oficiales con el Atlético de Madrid, dos de Copa del Rey, y uno de Europa League; y el del villalbino Sergio Cidoncha, actualmente en el Jamshedpur FC de la Superliga de la India, tras sus etapas como canterano del Atlético de Madrid y en clubes como el Real Zaragoza o la Ponferradina.

josito-28

 Atletismo: el adiós de Josito

 El atletismo, siempre fuente inagotable de noticias deportivas en la Sierra, dejó en este 2018 el anuncio de la retirada definitiva de uno de sus mayores mitos: el sanlorentino José María Rodríguez ‘Josito’. Aquí en la Sierra quiso que el hecho no pasara desapercibido y contactó con el atleta el pasado mes de marzo, aprovechando su 50 cumpleaños, para repasar una trayectoria que ha sido de referencia en las cuatro últimas décadas. Un año antes, el 1 de marzo de 2017, había disputado su última carrera, los 3.000 metros del  Campeonato de España de veteranos M-45, donde obtuvo la medalla de bronce. Fue el punto y final para un palmarés iniciado en 1976 que ha acabado sembrado de victorias en todas las distancias que van desde los 1.500 metros a la maratón, pasando por la que para muchos fue su gran especialidad: el campo a través. Para los libros quedarán siempre marcas extraordinarias en un corredor que apenas pudo dedicarse al atletismo de modo profesional, primero obligado por el trabajo, que en sus inicios le hacía salir a rodar tanto a las 6 y media de la mañana como también en plena noche, antes y después de trabajar todo el día como electricista; y luego por las circunstancias que partieron su carrera con dos largas retiradas. Josito llegó a correr los 3.000 metros en 8:06 minutos; en 13:49 los 5.000; en 29:02 los 10.000; en 1:04:13 horas la media maratón; y en 2:17:43 la maratón. En el recuerdo está además los extraordinarios 26:31 minutos que le llevaron a ser séptimo en una Internacional de Vallecas plagada de campeones olímpicos y del mundo; o su victoria en la Maratón de Bilbao y el top 10 en el Cross de Venta de Baños en el que se impuso Kenenisa Bekele. Pero más allá de su inabarcable historial, está su condición de referente para centenares de populares serranos, por sus numerosas victorias en casi todas las carreras de la comarca, y en los últimos años por la irrupción de su hija, Lucía Rodríguez, en la élite nacional del medio fondo, como estandarte de la gran cantera del Club Las Ardillas.

100-años-san-lorenzo-2

Los grandes en el Centenario de la UD San Lorenzo

El pasado 30 de junio la Unión Deportiva San Lorenzo dio por inaugurado el año de su Centenario con un Triangular de veteranos, en el que tomaron parte el Atlético de Madrid y el Real Madrid, que acudieron a la Herrería con sus viejas glorias para contribuir a la celebración de la efemérides del club con más historia de la Sierra. Y este pasado mes de octubre, fue el Athletic de Bilbao quien desembarcó en el Real Sitio, liderado en el campo por Julen Guerrero y capitaneado por Dani, el máximo goleador vivo de su historia, que fue homenajeado a ras de césped por la Peña escurialense que lleva su nombre. La presencia de tres de los grandes del fútbol español sirve para ilustrar la relevancia del San Lorenzo, campeón de la Copa Ramón de Triana en 1959, tras firmar en los años inmediatamente anteriores la secuencia más gloriosa de un club serrano, con seis temporadas en la Tercera División de los años 50, de la mano de jugadores legendarios como Casado, Zapatilla o Zamorina.

Fundado en 1919 como resultado de la fusión de varios equipos de barrio, la UD San Lorenzo rematará el próximo año su Centenario con un programa de actos que quedará rematado el 29 de junio, la fecha en la que cumplirá 100 años exactos de existencia. Según el programa previsto, se jugarán amistosos con el CD El Escorial, el San Quintín francés, representativo de la localidad hermanada con el Real Sitio, y un conjunto de la Universidad Politécnica, además de organizarse un torneo entre clubes de la Sierra para las categorías de base. El club que preside Antonio Herranz espera poder celebrar el gran cumpleaños con la consecución del ascenso a Primera Regional de su primer equipo, que lucha por devolver a la entidad azulgrana parte del brillo que propiciaba los llenos de reventón en el viejo campo de Los Pinos.

eva-anguela-2

Eva Anguela, tetracampeona de España de ciclismo

 No por esperado ha sido menos emocionante el gran salto cualitativo experimentado por Eva Anguela. La ciclista de Galapagar, que ya venía apuntando una extraordinaria progresión, redondeó un brillantísimo 2018 al lograr cuatro títulos de campeona de España en categoría cadete en la pista de Tafalla, donde además consiguió una medalla de plata, y realizar el doblete ganando las dos Copas de España, tanto en velódromo como en carretera. Además, la joven corredora de 16 años se alzó con el triunfo absoluto en la Vuelta a Burgos, la gran carrera por etapas del panorama nacional, y sumó a la General la victoria en las clasificaciones de la Montaña y de la Regularidad.

Eva Anguela, un producto de la siempre interesante cantera del Club Ciclista Galapagar que actualmente milita en las filas del Tricrazy Madrid Team, es una corredora de potencia con un talento natural para el sprint, faceta en la que resulta prácticamente imparable en los grupos que llegan seleccionados a meta, algo que ha venido trabajando en el Velódromo municipal de Galapagar. En 2019 tendrá el reto de adaptarse al salto a la categoría júnior, donde las carreras incluyen a ciclistas de la categoría élite y sub 23. Será el paso más duro hacia su gran sueño de ser profesional, ahora que el ciclismo femenino ya cuenta con estructuras sólidas como la del Movistar Team.

Jaime Fresno