Moralzarzal ultima su Plan de Movilidad que incluye la peatonalización del centro y la apertura de un parking municipal

metro minuto 1

El Ayuntamiento de Moralzarzal está ultimando su Plan de Movilidad Urbana Sostenible, una “iniciativa viva” que pretende “posibilitar a nuestros vecinos una mejor calidad de vida en un entorno sostenible con el medio ambiente” y que incluye el desarrollo de rutas a pie por todo el municipio con el Metro Minuto o la “peatonalización del centro en la medida en que sea posible” y la apertura del parking municipal ubicado entre las calles Alpedrete y Rosales, avanzó el alcalde, Juan Carlos Rodríguez Osuna, entre otras propuestas.

“La peatonalización del centro es un un éxito para el comercio, un éxito social. Hay que llevar la peatonalización al debate político, dar más espacio al peatón”, dijo el regidor en referencia a experiencias similares planteadas en otros municipios.”Se hará en la medida de lo posible”en la próxima legislatura, igual que la puesta en marcha del aparcamiento de propiedad municipal cerrado desde 2013 en la esquina de las calles Alpedrete y Rosales y que actualmente está inundado. “No están funcionando las bombas de achique. Técnicamente está mal construido”, ha apuntado Rodríguez Osuna, quien ha explicado que “por la rampa de acceso, por ejemplo, no caben dos coches, uno de subida y otro de bajada”. “Ahora, en el centro de Moralzarzal hay muy pocas plazas de aparcamiento y en esa parcela solo se puede hacer un parking según las normas subsidiarias”, por lo que el alcalde también ha planteado la habilitación del terreno colindante como zona de estacionamiento, espacio actualmente utilizado por algunos vecinos para dejar sus vehículos.

 

Otras medidas

metro minuto 2Además, Juan Carlos Rodríguez Osuna ha enumerado las propuestas llevadas a cabo por su equipo de Gobierno en esta legislatura como la construcción de un carril bici a cargo del Plan de Inversiones Regional; la ampliación de las aceras de la avenida de la Salud y de la calle Antón con el objetivo de reducir la velocidad de los vehículos “para que sea más seguro. El objetivo sería limitarlo a 30 kilómetros (Municipio 30) por hora porque hay menos emisión de gases y es más seguro”; el fomento de la movilidad ciclista con la implantación de señalización internacional “y tener diferentes recorridos con diferentes niveles: familiar, pre deportivo y deportivo”; la mejora del transporte público -“presumimos de tener un gran transporte pero es insuficiente. Por ejemplo, pedimos una línea hasta el Planetocio, para que los jóvenes puedan desplazarse hasta allí sin peligro”-, etc. Además  se pretende ampliar la línea 670 hasta el polideportivo municipal (ahora acaba en la estación de autobuses). La movilidad escolar contempla la implantación de rutas escolares seguras y la unificación de toda la zona escolar del colegio El Raso.

Osuna ha hecho referencia “al problema de transición de la carretera M-608, donde hemos iluminado un tramo de pasos de cebra -lo que ha reducido el número de atropellos, que era competencia de la Comunidad de Madrid, y hemos colocado un semáforo para controlar la velocidad, pero hay que poner otro y establecer paradas seguras”, por lo que se va a actuar sobre la parada fantasma que hay a la entrada del pueblo desde Cerceda.

“Se trata de copiar fórmulas que han ido funcionando en otros sitios”, ha señalado el regidor que ha estado presente en el Congreso de la Red Española de Ciudades que Caminan, “donde se ha hablado sobre los que hay ahora y sobre lo que vendrá como los patinetes y las bicicletas eléctricos. El alcalde ha declarado que, “es fundamental abrir nuevas conexiones que permitan sustituir el uso de vehículos de combustible fósil, ahondando en nuestra gran apuesta por el medio ambiente”.

Por último, se pretende adquirir nuevos vehículos eléctricos para la flota municipal, e instalar puntos de carga que permitan incrementar el uso de este tipo de vehículos por parte de los vecinos.

 

Metro Minuto

 

Por otro lado, con Moralzarzal integrado en la estrategia de Salud de la Red Española de Municipios Saludables, se están fomentando los desplazamientos urbanos caminando, con herramientas como el Metro Minuto, una iniciativa importada del ayuntamiento de Pontevedra y que al que se han adherido 11 municipios madrileños, entre ellos Guadarrama, tal y como explicó Rafael Méndez, responsable del programa Madrid Región Activa de la Dirección General de Deportes de la Comunidad de Madrid. Méndez ha felicitado al Ayuntamiento por esta iniciativa “con un enfoque que coincide con la determinación de esta Dirección General en su lucha contra el sedentarismo, la epidemia del siglo XXI”.

Moralzarzal ha impreso 3.000 ejemplares de este plano que, con la misma estética que el del metro, traza diferentes rutas por el municipio, indicando la distancia y el tiempo que se tarda en recorrerla y que se distribuirán en los centros escolares y otros puntos del municipio. Además, se aporta diferente información sobre la necesidad y beneficios de la actividad física. Una idea que se ampliará con las rutas escolares seguras, que pretenden evitar los atascos en las zonas escolares, y que tienen municipios como Torrelodones.

 

Redacción del Plan de Movilidad

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) “se usa cada vez y en ciudades grandes es obligatorio; cada vez más las ciudades están más dispersas y el 98 por ciento de los desplazamientos en la Unión Europea son cortos”, ha explicado Óscar Martínez, de la consultora Tool Alfa, responsable de la toma de datos y redacción del Plan. “Esto no es sostenible, es un derroche brutal de recursos, cada vez necesitamos más infraestructuras y más coches”.

Para elaborar el PMUS, en el que se lleva trabajando más de un año, el Ayuntamiento de Moralzarzal ha contado con la empresa Tool Alfa, encargada de recopilar información, tanto municipal como la ofrecida por los propios vecinos a través de un proceso de consultas. En este punto, Martínez ha destacado la elevada participación, cifrando en 619 las aportaciones dadas por los vecinos, lo que supone un 5 por ciento de la población. “Se han realizado más de cien encuestas presenciales y más de 200 on line, aunque nos ha sorprendido el número de formularios en papel rellenados por los vecinos con sus sugerencias”.

Los participantes han destacado la dispersión de las urbanizaciones, la elevada velocidad a la que se circula por el casco urbano, la falta de aparcamiento, la deficiencia de las aceras (pequeñas y estrechas) y los problemas de accesibilidad al transporte público.

El informe también recoge el escaso uso de la bicicleta para los desplazamientos urbanos: la percepción de peligrosidad y los desniveles del terreno en algunas zonas del municipio son las razones mayoritarias.

Rodríguez Osuna ha definido el plan como “una herramienta fundamental para cohesionar a nuestros vecinos, posibilitando el respeto y el encuentro entre todas las formas posibles de desplazamiento”. Asimismo, ha incidido en la necesidad de que la estrategia de Movilidad cuente con el más amplio consenso de manera que se convierta en un instrumento vecinal difícil de alterar por el ámbito exclusivamente político. “Por ello consideramos -añade- que debe sustentarse en tres pilares básicos: ambiental, social y económico”.

Con toda esta información, ahora el proceso se encuentra en la fase de elaboración de propuestas que se plasmarán en el Plan de Movilidad, “una guía que establece pautas de comportamiento y que busca consensos, por lo que cada cuatros años tendría que revisarse”, recomienda Martínez, quien reconoce que “los procesos de implantación son largos y llevan más de una legislatura. Cambiar las pautas de comportamiento es algo lento y tiene que ser por convencimiento”.