Rubén Gracia culmina su remontada en Zuera y se proclama por cuarta vez campeón de España de Rallys Todo Terreno

Rubén Gracia, a los mandos de su Ford Ranger GPR-17, se impuso este sábado en el Rally Villa de Zuera y culminó la remontada que le proclama por cuarta vez en cinco años campeón de España de Rallys Todo Terreno, un éxito sin precedentes en el historial del certamen nacional. Lo hizo con total autoridad sobre los algo más de 410 kilómetros cronometrados de la prueba aragonesa, en la que su escudería, GPR Sport, firmó un histórico doblete al colocar el coche del villalbino Javier Pita en la segunda posición, tras una cerrada lucha con el Híbor de José Antonio Hinojo.

rubén gracia prólogo zuera

El almeriense, forzado a ser segundo para defender su liderato, acabó abandonando al romper la rótula de la suspensión a la altura del kilómetro 50 de la última súper especial, y dejó al de Guadarrama el camino expedito hacia el triunfo absoluto. Gracia necesitaba meter un coche intercalado entre él y el líder, y ese papel lo jugó a la perfección Javier Pita, que acabó segundo a menos de tres minutos de su compañero, bien secundado en el asiento derecho por Ana Herrero. El doblete de GPR Sport en Zuera fue también el éxito de los copilotos, puesto que la pareja de Gracia, Sergio Peinado, ganó el título en ese apartado y Ana Herrero firmó el subcampeonato en la clasificación general femenina.

Rubén Gracia no pudo ocultar su enorme satisfacción por el nuevo entorchado nacional y por el excelente rendimiento de su equipo, felicitando uno por uno a todos sus componentes y patrocinadores, además de hacer una dedicatoria muy especial: “Ha sido un fin de semana inolvidable para todo el equipo, fantástico, de los que quedan para siempre. Siento una gran emoción por haber alcanzado este nuevo Campeonato de España. Pero en este momento de felicidad, quiero dedicar la victoria a la memoria de mi amigo Juan Carlos del Pozo, inolvidable pese a no estar con nosotros. Quiero expresar también mi gran admiración por el extraordinario trabajo realizado por el equipo, por todos y cada uno de los componentes de GPR Sport, felicitar especialmente a mi amigo y copiloto, Sergio Peinado, por su primer y merecido campeonato, y a nuestros compañeros Javier Pita y Ana Herrero, por este gran resultado aquí”. El ya tetracampeón de España también tuvo palabras de elogio hacia sus rivales, José Antonio Hinojo y su copiloto Jorge Saiz, “grandes en la pista y fuera de ella. Hicieron un gran trabajo y nos obligaron a correr de verdad”.

El abandono de Hinojo, a unos 130 kilómetros de la meta de Zuera, allanó el camino hacia el título, aunque Gracia tuvo que rematar la faena conservando la mecánica de su Ranger y siendo más conservador en la segunda parte de la SS-2, en previsión de que cualquier problema le dejase fuera de las tres primeras plazas, algo necesario para ganar el título con Hinojo fuera de combate. Finalmente, se impuso en un tiempo de 4:59:12 horas, con casi tres minutos de adelanto sobre la Ranger de Javier Pita y seis minutos y medio sobre el Toyota de Recuenco, que completó el podio en Zuera. El guadarrameño sumó su cuarta victoria parcial en los seis rallys de los que constaba el calendario, mostrando así una superioridad que había quedado cuestionada en la Baja Aragón, la cita que otorgaba doble puntuación y de la que salió este verano a remolque de Hinojo en la clasificación.

Los triunfos en las dos últimas pruebas del Campeonato, Guadalajara y Zuera, le han servido para ganar el Nacional con 16 puntos de ventaja sobre el almeriense, en una general en la que Pita ha logrado escalar hasta la sexta posición, un gran resultado para un debutante. Ahora, Rubén Gracia preparará su regreso al Rally Dakar, si bien aún no es oficial su participación en la edición de 2019.