Hoyo de Manzanares y Atlético Villalba firman tablas en un derbi de alternativas, fútbol físico y alto ritmo (1-1)

Hoyo de Manzanares y Atlético Villalba jugaron a neutralizarse y acabaron empatando en Las Eras, el resultado más lógico para un partido físico, de pelotazo y de segunda y hasta tercera jugada, y sin apenas juego en el centro del campo. Todo, a un ritmo altísimo que dio alternativas a los dos equipos casi por igual. Puro derbi de la Regional serrana, a la que ambos clubes dignificaron con un gran ambiente en el Municipal hoyense, campo que, cada vez más, reclama todo tipo de atenciones. Un dato: el gran duelo en la cumbre de Primera Regional reunió a casi 300 espectadores, asistencia idéntica a la registrada en Navalcarbón para seguir el Las Rozas – Alcobendas Sport, es decir, un partido de similares características, pero de Tercera División.

Hoyo de Manzanares y Atlético Villalba jugaron a neutralizarse y acabaron empatando en Las Eras, el resultado más lógico para un partido físico, de pelotazo y de segunda y hasta tercera jugada, y sin apenas juego en el centro del campo. Todo, a un ritmo altísimo que dio alternativas a los dos equipos casi por igual. Puro derbi de la Regional serrana, a la que ambos clubes dignificaron con un gran ambiente en el Municipal hoyense, campo que, cada vez más, reclama todo tipo de atenciones. Un dato: el gran duelo en la cumbre de Primera Regional reunió a casi 300 espectadores, asistencia idéntica a la registrada en Navalcarbón para seguir el Las Rozas – Alcobendas Sport, es decir, un partido de similares características, pero de Tercera División.

El derbi ponía a prueba la el cartel de invicto del Hoyo y la solidez defensiva de un Atlético Villalba que venía cimentando su liderato en su fortaleza como local y en unos números defensivos tremendos: dos goles encajados en ocho partidos. Ese registro sufrió un revés a los 16 minutos, cuando Navarro quiso tirar a puerta y le salió un cambio perfecto de orientación hacia el costado izquierdo, donde apareció Alejandro Insua para medir el bote del balón y chutar de primera para sorprender a Ramírez por su palo. El gol confirmó el buen arranque del Hoyo, superior en las batallas individuales y mejor posicionado para los rechaces, algo vital en las estrecheces de Las Eras.

atvhoyo02

El líder, con Braiden de referencia arriba ante la baja de Jota, y configurado para ser vertical en banda con Ismail, Tarek y las caídas en la derecha del joven David Manzano, se perdía demasiado en los envíos largos y se veía exigido por la presión verde en cada balón atrás. La primera parte bien pudo coronar a Insua, un jugador con fama de intermitente pero con un manejo llamativo de las dos piernas. Si su gol fue con la zurda, sobre la media hora de juego se acomodó tras quiebro el balón a su pierna derecha para sacarse un remate que escupió el larguero de la meta villalbina. La acción del interior de Alpedrete, ex canterano del Santa Ana, pudo suponer un mazazo para el despertar del líder, que para entonces había ganado enteros y había acariciado el empate en un mano a mano conjurado por Córdoba.

A vuelta de la caseta, la segunda parte empezó por no variar el guión. El Hoyo volvió a salir fuerte y Ramírez tuvo que intervenir ante Vasco para evitar el 2-0, en una de esas jugadas de origen trabado que presidieron el choque. Camino del ecuador, David Muñoz apostó por meter un cambio de marcha dando entrada a Emerson y Borja Arranz, cuya primera intervención estuvo a punto de suponer el empate, tras una salida en falso de Córdoba a por un balón globeado que el atacante culminó con un disparo forzado que se marchó muy desviado, con la meta local desguarnecida. La gloria de marcar al poco de entrar quedó para Pipo, elegido como tercer cambio. El ex del San Lorenzo y del CUC Villalba llevaba seis minutos en el campo cuando, situado en la semiluna, aprovechó un centro raso desde la derecha para colocar en la misma escuadra de Córdoba el impresionante derechazo que significó el empate.

Quedaban 11 minutos y el partido entró en un escenario delicado para el Hoyo, que para entonces ya tenía al líder merodeando su área con asiduidad. Sin embargo, refrescado por los cambios y alentado por su público, el grupo de Pepón López Cortijo encontró un último impulso y acarició el gol de la victoria sobre el tiempo reglamentario, en un servicio de Berges que encontró el único error en el achique de la zaga villalbina: Néstor, solo en el área y con espacio para controlar y encarar al portero, lo zanjó con una peinada que se fue muy desviada. Al final, ambos dieron por bueno el combate nulo que deja la situación tal y como estaba, con el Atlético Villalba líder y el Hoyo segundo a un punto, un panorama que hace frotarse las manos a los buenos aficionados al fútbol serrano.

HOYO DE MANZANARES: Córdoba; Orcajo, Álvaro (Víctor Aguirre, 72’), Raúl, Berges; Alfaro, Diego; Mario (Carlos, 82’), Vasco (Pablo Malavé, 69’), Alejandro Insua; y Navarro (Néstor, 77’)

ATLÉTICO VILLALBA: Ramírez; Lucas, Sergio Martín, Sebas, Molina (Borja Arranz, 64’); Álvaro, David Manzano; Ismail (Pipo, 73’), David, Tarek (Emerson, 64’); y Braiden (Bilal, 81’)

ÁRBITRO: Mendoza Cembranos. Expulsó al auxiliar del Atlético Villalba, José Carlos Barceló (70’).

GOLES: 1-0 (16’). Alejandro Insua sorprende a Ramírez con un zurdazo desde el pico izquierdo del área. 1-1 (79’) Pipo coloca en la escuadra de Córdoba un derechazo de primeras tras un servicio raso desde la derecha.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada de Liga en el Grupo 1 de Primera Regional, con casi 300 espectadores en Las Eras, en la mejor entrada de la temporada. Siguieron el partido los ex entrenadores hoyenses Pepe Díaz, Óscar Guerras, José Luis Chisvert y Pablo Saldaña, además de la nueva coordinadora de las delegaciones de la Real Federación de Fútbol de Madrid, Charo Asenjo, y los presidentes de ambos clubes, Osvaldo Menéndez y Manuel Bermejo.

 

Pepón López Cortijo y David Muñoz dieron por bueno el punto sumado en Las Eras

 Ambos entrenadores estuvieron de acuerdo a la conclusión del partido en valorar como positivo el empate. Pepón López Cortijo dijo que “siempre que te pones por delante en el marcador y te remontan, parece que te queda mal sabor, pero si al inicio del partido nos dicen que vamos a empatar con el líder, un equipo que casi no había encajado gol en contra, pues es un buen resultado para mantener la distancia y seguir ahí arriba”. Sobre el partido, el técnico admitió que “un detalle marca la diferencia, y en este campo tan pequeño pasan estas cosas, que cualquier rechace o segunda jugada puede acabar en ocasión de gol, y ellos han aprovechado esa oportunidad. Pero estamos contentos”.

Por su parte, David Muñoz habló de “punto bueno, porque hemos empezado perdiendo y al final hemos conseguido empatar, así que, como estaba el partido, de no tener nada a tener un punto el balance es bueno”. El técnico villalbino reconoció que su equipo pasó dificultades al comienzo: “Hasta el gol de ellos era cuando peor estábamos, salimos algo nerviosos. Creo que, lejos de ser el gol algo negativo, el equipo se ha sabido sobreponer y creo que el 1-0 nos ha despertado. Al final el resultado es justo, creo que el primer tiempo fue suyo y el segundo nuestro”. Muñoz explicó que “teníamos esta salida marcada en rojo. Primero contra segundo al final es un partido de poder a poder. Lo valoramos muy positivamente. Es la jornada nueve, queda mucho”.

Ambos técnicos escenificaron al final la cordialidad entre ambos equipos, pese a los momentos lógicos de tensión entre jugadores vividos en algunas fases del partido, y se mostraron encantados con el gran ambiente de derbi vivido en Las Eras, un campo que ya está preparado para acometer en los próximos días las obras de instalación de una cubierta en su grada.

Empate del Cerceda y derrota del Galapagar B

La novena jornada en Primera Regional se completó con el empate del Cerceda (1-1) en el feudo del Academia Alcobendas, después de que los de David Manchón se adelantaran en el marcador con un gol del recuperado Guille Sevillano, y la primera derrota casera del Galapagar B ante el filial del Unión Adarve, en un partido en el que Luis Carlos anotó el tanto del empate a uno provisional que luego rompieron a su favor los del Barrio del Pilar. El Cerceda sigue último con dos puntos, todavía sin conocer la victoria, y el filial galapagueño conserva la sexta posición.

Jaime Fresno