Club Voleibol Collado Villalba: el gran estandarte de los deportes de equipo en la Sierra

El Club Voleibol Collado Villalba se ha erigido por derecho propio en el gran estandarte de los deportes de equipo de 2017 en la Sierra, gracias a su histórico salto a la Superliga 2, la segunda categoría del vóley español. Lo ha hecho desde el más puro amateurismo y con la escasez de recursos que es moneda común en el deporte de una localidad que, a cambio, ha recibido un gran salto cualitativo en la imagen que proyecta al exterior.

voley04

Con un equipo formado en más del 90% por jugadores de la casa, y un entrenador, Ramón Guardado, que llegó a ser integrante del equipo que marcó en los años 90 el anterior techo histórico, el Villalba Sport Club, el sénior masculino del Club Voleibol Collado Villalba ha redondeado un año de ensueño, con la consecución del título de campeón de Liga en su grupo de Primera Nacional, por delante del histórico Recuerdo, la cuarta plaza en la Fase de Ascenso de Almería –que le dio derecho a optar a la Superliga 2 por la vía administrativa-, y una excelente primera mitad de campeonato en la nueva categoría. Iniciada ya la segunda vuelta, y tras diez partidos disputados, el CV Collado Villalba marcha en la quinta posición del Grupo B de Superliga con 15 puntos, a sólo dos de la cuarta plaza del Almoradí, el primer perseguidor del trío de favoritos que comanda la clasificación. Uno de ellos, el líder Podes i Tales Manacor, fue víctima de los villalbinos en un vibrante partido zanjado con un 3-2 en el Quique Blas, un pabellón que parece haber recuperado gracias al voleibol al menos una porción del ambiente perdido con la ausencia de competiciones de élite.

Jaime Fresno