El CV Collado Villalba reacciona a tiempo de derribar al Manacor en otro duelo trepidante (3-2)

voley02

El Club Voleibol Collado Villalba sumó su segunda victoria en tres partidos de Superliga 2, en otro extenuante partido de más de dos horas ante el Podes i Tales de Manacor, al que ya había derrotado en cinco mangas en la Fase de Ascenso de Almería, el pasado mes de abril. Si entonces los de Ramón Guardado levantaron dos sets en contra y acabaron ganando por 3-2, esta vez la historia pudo ser al revés, de no ser porque el Villalba supo resurgir a tiempo y frenar la crecida manacorí en la tercera y en la cuarta manga. Fue toda una prueba de madurez para los serranos, que habían realizado un esfuerzo ímprobo para situarse 2-0 arriba y tuvieron que sobreponerse al bloqueo mental derivado de un imprevisto: el padre de Javi García sufrió un desvanecimiento en la grada y el partido se tuvo que parar, en el momento en el que el Quique Blas celebraba que los suyos acababan de asestar un golpe muy importante al partido, con el 25-23 del segundo set. Durante casi diez minutos, lo que tardaron los efectivos de Protección Civil en estabilizar la situación, el partido primero se paró y después se jugó en un ambiente enrarecido que disparó al Manacor en el tercer parcial con un elocuente 2-12. Con Javi García fuera del encuentro por razones obvias, el Villalba perdió a su principal colocador y se estrelló en el potente bloqueo balear. El tercer set se cerró en un claro 11-25 y la hemorragia se extendió hasta la cuarta manga, en la que el equipo fue a tirones y no pudo evitar que el partido se fuese al tie-break (18-25).

Victoria tras salvar dos bolas de partido

El quinto set recuperó el mejor nivel del CV Collado Villalba, ya con Javi García de vuelta y una mejora notable en la red, donde el equipo fue capaz de mostrar su versatilidad. Si el Manacor había logrado frenar para entonces la aportación del cubano Yainel Chávez, máximo anotador villalbino con 20 puntos, los serranos fueron capaces de equilibrar las cosas elevando el nivel de su bloqueo y tirando de su habitual garra defensiva. La reacción no fue nada fácil, dado que el cuadro de Jaume Febrer se movía con la confianza exhibida en los anteriores parciales, y llegó a situarse a las puertas de la victoria con un 12-14. En ese momento crítico, con dos balones de partido en contra, el CV Collado Villalba resucitó tras un tiempo muerto y encadenó cuatro puntos seguidos, gracias a los aciertos de Miguel Quintana y Pablo Gérez primero, y de Pablo Pereira y Adrián Montero después.

voley03

El 16-14 final llevó la euforia al Pabellón Quique Blas, que asistió a otro partido espectacular y a una segunda victoria que quizá pudo ser de tres puntos de no haber mediado el estado de shock del tercer set. Aún así, el equipo da razones para soñar, ubicado en la quinta plaza con cinco puntos, a uno solo del trío de líderes que forman el Leganés –con un partido menos-, el Almoradí alicantino y el Xátiva, próximo rival de los villalbinos en su primer gran desplazamiento, este sábado a las 19:00 horas.

“Sensación increíble”

 El entrenador, Ramón Guardado, no ocultó su gran satisfacción por la victoria, tras un quinto set frenético: “Tuvimos varias ocasiones para escaparnos pero no lo conseguimos y en una mala rotación nos vimos dos puntos por debajo, hasta que el rival se puso con bola de partido, y ahí apareció de nuevo el gen competitivo y la fe y lo volvimos a hacer por no sé cuánta vez. Increíble lo que se siente ganando estos partidos”. Guardado admitió que la incertidumbre derivada de lo sucedido en la grada con el padre de Javi García marcó un punto de inflexión en el choque: “Sí, nos descentró y ellos realizaron varios cambios que rentabilizaron de manera óptima. Perdido el tercer set, el cuarto queríamos que fuera nuestro momento de recuperar sensaciones pero no lo conseguimos. Llegamos a la lotería del quinto y el nivel de ambos equipos subió exponencialmente, disfrutando de puntos increíbles por ambos lados”.

Leganés, líder 

El resto de la jornada, disputada en su integridad el sábado, dejó como evidencia el gran potencial del Leganés, que barrió al Almoradí por 3-0, en un partido en el que los madrileños arrollaron a los alicantinos tras ganar una dura batalla en la primera manga (31-29). En los otros partidos, el Xátiva cedió en casa por 2-3 ante el Mintonette Almería y el Cisneros Alter de Tenerife logró su primera victoria, también en la quinta manga, ante el VP Madrid.

Jaime Fresno