“Nos robaron hasta los calzoncillos”: el agridulce debut de la Gimnástica de Colmenarejo en Tercera Regional

roboColme

La Gimnástica Colmenarejo, que inició su andadura hace algo más de un año y que esta temporada debutaba en el Grupo I de Tercera Regional, ha tenido un estreno agridulce, ya que los jugadores dirigidos por Marcelo lograron este domingo una contundente victoria en su visita al campo del CD Distrito Fuencarral El Pardo (1-8), con goles de Parra, Aitor, Reus, Borja, Abraham, Requena y Pedro; sin embargo, cuando regresaron al vestuario, en el polideportivo La Masó, se encontraron con que habían sufrido el robo de sus pertenencias, incluyendo teléfonos móviles, tarjetas de crédito y documentación.

Entre los jugadores del equipo colmenarejano estaba Borja Luján, quien además es concejal de Seguridad en Galapagar. Precisamente él fue el primero en entrar al vestuario, tras haber sido sustituido en el minuto 70 de partido,encontrándose con que las taquillas habían sido abiertas, después de que los ladrones hubiesen accedido a través del techo, tal como denunció en twitter, señalando que les habían robado “hasta los calzoncillos”. Los hechos ya han sido denunciados ante la Policía.

“Chicos, nos han robado”

“Ya íbamos ganando entonces 1-6 y le pregunté al míster si podía ir al vestuario para ducharme, y es entonces cuando me encontré con este panorama. Estaba todo por el suelo, los candados reventados, las jaulas abiertas… una situación lamentable. Subí al banquillo y les dije a los compañeros: ‘Chicos, nos han robado’. Después, fueron bajando otros, hasta que, en vista de la situación, el árbitro decidió suspender el encuentro cuando quedaban 4 minutos para el final. A unos les faltaba el móvil, la cartera, incluso los pantalones o los calzoncillos. Es increíble que pueda pasar algo así, que vayas a jugar un partido y te encuentres con una situación tan lamentable como esta”, explicaba Borja Luján en declaraciones a “Aquí en la Sierra”. El jugador de la Gimnástica -que volvía al fútbol tras haber superado varias operaciones de rodilla- señalaba que sin ninguna duda los autores del robo les habían estado vigilando y sabían bien dónde entraban, ya que no accedieron en ningún caso al vestuario local.

Por otra parte, quiso agradecer también el apoyo de la plantilla del Distrito Fuencarral, asegurando que “su comportamiento fue muy bueno en todo momento, porque a nadie le gusta que en su casa pasen este tipo de cosas”. Ahora, tras denunciar los hechos ante la Policía y la Guardia Civil, Luján espera que el robo pueda esclarecerse cuanto antes, al margen de que la Gimnástica de Colmenarejo estudiará qué tipo de acciones puede tomar como club.