La ex alcaldesa de Alpedrete, Marisol Casado, defiende su inocencia a mes y medio del juicio oral por prevaricación

marisol 1La ex alcaldesa de Alpedrete del Partido Popular, Marisol Casado, irá a juicio el próximo 1 de diciembre por supuesta prevaricación en la contratación de dos peones del Departamento de Obras del Ayuntamiento de la localidad.

La apertura del juicio oral se celebrará el día 1 de diciembre, a las 11 horas en el Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid, por una querella que interpuso la sección sindical de Comisiones Obreras del citado Ayuntamiento.

“Por fin, tras seis años y medio de larga y difícil andadura procesal, se va a celebrar el juicio penal en el que se podrá decidir sobre la culpabilidad o inocencia de la señora Casado”, ha señalado el sindicato en una nota de prensa.

El sindicato acusa a la ex regidora de contratar a dos peones “sin proceso selectivo previo, apartándose conscientemente de la legalidad, con los informes desfavorables de la Secretaria y la Interventora del Ayuntamiento y privando a muchos desempleados de la comarca del derecho constitucional al empleo público”. “Nos reafirma y reconforta comprobar que no estábamos equivocados cuando decidimos dar el paso de interponer esta querella en solitario”, detallan.

 

“Soy una persona honrada”

Sin embargo, Marisol Casado asegura que tiene “la conciencia muy tranquila. No es algo penal, sino administrativo. Soy una persona honrada y lo único que he hecho es trabajar toda mi vida”.

Casado lamenta que este asunto vuelva a estar en los tribunales. “Ya se ha archivado tres o cuatro veces este asunto, pero lo siguen recurriendo”.

Preguntada sobre si va a dejar su cargo como concejal en el Ayuntamiento de Alpedrete al abrirse el juicio oral -según el acuerdo firmado entre los principales partidos-, niega tajantemente la situación. “No, no es por corrupción, es por un tema administrativo. A los primeros que informé del juicio fue a mis compañeros de partido, que me han animado. Eso es lo que pretendían muchos cuando me denunciaron la primera vez, que no fuera candidata. Es lo que quieren, que me vaya”.

Desde CC OO defienden que la labor de los sindicatos es la vigilancia en el cumplimiento de la ley y añaden que ejercen su derechos de realizar las labores “más oportunas” cuando ven irregularidades.

Asimismo, informan que para interponer esta querella han tenido que pagar una fianza de 3.000 euros, cantidad que pudieron satisfacer gracias a las “aportaciones de muchos trabajadores del Ayuntamiento y vecinos de este municipio”.