El Ayuntamiento de Galapagar apoya la decisión de la Comunidad de Madrid de trasladar el Centro de Adultos al IES Infanta Elena

Tras la decisión del Ayuntamiento de Galapagar de ubicar el nuevo Punto Joven en las dependencias que actualmente ocupa el Centro de Educación de Adultos “La Oreja Verde” (espacio municipal cedido a la Comunidad de Madrid), la Administración regional ha decidido trasladar este centro al Instituto Infanta Elena, lo que ha provocado las críticas tanto del claustro del IES como de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA). Por parte, el Consistorio ha mostrado su apoyo a la decisión de la Dirección de Área Territorial Madrid-Oeste de la Consejería de Educación, considerando que se trata de “lo más beneficioso para el pueblo de Galapagar, haciendo uso de las aulas del IES Infanta Elena que actualmente están vacías y dejando libre un edificio municipal que se destinará para actividades de formación, ocio y tiempo libre de los jóvenes”.

GalapagarJoven

El Consistorio galapagueño recuerda que la cesión del actual espacio que ocupa el Centro de Adultos “La Oreja Verde” se produjo en junio de 2002. “Desde entonces, este centro, de competencia exclusiva de la Comunidad de Madrid, ha ocupado unas dependencias municipales y el propio Ayuntamiento ha corrido con todos los gastos de mantenimiento. Hace ya por lo tanto 15 años de esa cesión (sin existir siquiera convenio alguno con la Comunidad de Madrid desde 2012)  y, desde entonces, la población y las necesidades de Galapagar se han triplicado”.

El déficit de infraestructuras, añaden fuentes municipales, es precisamente “una de las prioridades del Gobierno de Daniel Pérez Muñoz, que en los últimos años ha propiciado la creación de una nueva biblioteca, un nuevo Centro de Salud o la continua ampliación y mejora de las instalaciones deportivas. Ahora llega el turno de pensar por ejemplo en los mayores, que necesitan un nuevo centro accesible y amplio y, por supuesto, de los jóvenes de la localidad, que carecen un centro propio donde disfrutar de salas de ensayo, aulas para talleres o salón de actos. De ahí la decisión del Gobierno municipal de contar con el actual edificio que ocupa La Oreja Verde para dar servicio a los vecinos de Galapagar, sobre todo teniendo en cuenta que la educación de adultos es de competencia exclusiva regional”.

Aulas libres

El Ayuntamiento afirma también que esta decisión adoptada por la Comunidad de Madrid “no supone perjuicio alguno para el IES Infanta Elena, donde actualmente existen cuatro aulas libres en horario de mañana e incluso el instituto entero está vacío en horario de tarde, que es cuando principalmente se imparten las clases del Centro de Educación de Adultos, por lo que en ningún caso se verían mermadas las actuales instalaciones”.

Además, el Ejecutivo señala que “existe el compromiso adquirido por la Comunidad de Madrid de que, si creciera la oferta educativa del centro y fuese necesario, se ampliarán las instalaciones del IES Infanta Elena, al igual que por ejemplo se ha hecho recientemente con el IES Cañada Real”. Una oferta educativa, subrayan estas mismas fuentes, que “el propio Ayuntamiento de Galapagar ha solicitado al Gobierno regional en reiteradas ocasiones, motivo además por el que este mismo mes de junio tiene una cita con la viceconsejera de Educación no Universitaria, Juventud y Deporte, con el fin de reiterar la necesidad de aumentar la oferta educativa en Formación Profesional en el IES Infanta Elena, apoyando así al equipo directivo, al profesorado de este centro y a los alumnos”.

IES01

Por último, el Ayuntamiento ha lamentado que este asunto “se esté intentado politizar cuando es una decisión pensada para mejorar los actuales servicios públicos que se ofrecen a los vecinos de Galapagar y, en ningún caso, va a afectar y mermar las enseñanzas regladas que actualmente oferta el programa de adultos”.

Rechazo del claustro de profesores

Este mismo tema fue llevado al claustro de profesores el pasado 8 de mayo, donde los docentes acordaron por unanimidad (28 votos a favor) “mostrar su más enérgico rechazo” a la cesión de espacios a La Oreja Verde, señalando en el acuerdo que el centro lleva años “solicitando diversos proyectos y recursos para mejorar la calidad de sus servicios”, como un ciclo formativo de Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones Web, Bachillerato internacional o instalación de ascensor para los alumnos con necesidades motóricas, añadiendo que estas peticiones “han sido sistemáticamente denegadas”, al go que suma, afirman, “al cierre de líneas, recortes presupuestarios y falta de renovación de equipamiento”.

En el citado acuerdo, el claustro expresa el “sentimiento de abandono por parte de la Dirección de Área Territorial de Madrid Oeste y de las autoridades educativas en general, en comparación con otros centros cercanos”, asegurando que están “empeñados en mejorar la calidad educativa”, del IES Infanta Elena, con la puesta en marcha de diversos programas y actividades. “Consideramos que es imprescindible, para consolidar la mejora, el incremento del número de grupos en los niveles básicos, algo con lo que la administración educativa no se ha comprometido. La cesión de espacios cercenaría esta posibilidad de crecer y mejorar”. “Adosar un Centro de Adultos a un Instituto de Secundaria puede ser motivo de conflictos y perjuicios para el alumnado del IES, lo que podría afectar a su matrícula”, concluyen los docentes, reclamando a la Comunidad de Madrid que “desestime la cesión de espacios y garantice el uso de los mismos en exclusiva por parte del centro como base para la mejora continua de sus enseñanzas y actividades”.

orejaverde

Carta del AMPA

En una línea parecida se han pronunciado desde el AMPA del Instituto Infanta Elena, cuestionando además la “insuficiente oferta educativa de nuestro municipio”, al no existir Bachillerato de Artes ni tampoco Módulos Superiores. “Creemos que como mínimo debería darse continuidad al actual Grado Medio de Sistemas Microinformáticos y Redes con un Grado Superior de la misma especialidad”, indican, además de pedir módulos en ramas como Hostelería y Turismo, Imagen y Sonido, Artes Gráficas, Industrias Alimentarias o Sanidad y Seguridad Ambiental, “todas ellas fácilmente ubicables en el IES Infanta Elena”.

“Queremos que se entienda que nuestro centro escolar no puede ceder espacio a otra entidad porque nuestra prioridad es y debe ser la de conseguir aumentar la oferta educativa para nuestros hijos e hijas”, aseguran desde el AMPA, que consideran “necesario y beneficioso para Galapagar la existencia de un Centro de Adultos; también nos parece muy buena idea la creación de un auténtico y muy demandando Punto Joven”. “Solicitamos por tanto al Ayuntamiento que siga cediendo ese espacio a La Oreja Verde y que busque uno alternativo, ya sea el edificio del antiguo Ayuntamiento o La Posada para ubicar el Punto Joven. Estamos convencidos que ésta sería una solución satisfactoria para todas las partes”, concluye el AMPA en una carta abierta.

Send this to a friend