Cambiemos Villalba considera “claramente insuficientes” los anclajes del castillo hinchable que volcó, afirma que falta información y pide de nuevo “responsabilidades políticas”

cambiemos castillos hinchable 1

Diez días después del vuelco de un castillo hinchable en la inauguración de las Olimpiadas Escolares de Collado Villalba, en el que ocho niños resultaron heridos leves, aún colea la polémica alrededor de este accidente. Tras las primeras reacciones a través de redes sociales, el grupo municipal de Cambiemos Villalba ha esperado a recibir la información que había solicitado al equipo de Gobierno para ofrecer una rueda de prensa en la que insistió en pedir “responsabilidades políticas” que, al igual que había planteado previamente el PSOE, pasarían por la “dimisión o cese del concejal de Deportes”. El edil René Manzaba explicó que en la primera reunión que la alcaldesa mantuvo con la oposición “nos vino a decir que todo estaba bien y que era algo de lo que debíamos aprender”, señalando que la información facilitada por el Ejecutivo, “y que nos hicieron llegar ayer, era incompleta”. Faltan, indicó el representante de Cambiemos, el certificado de idoneidad para el uso de extintores de las atracciones, el boletín eléctrico de los motores de los hinchables y los detalles sobre el plan de seguridad, mostrando las “serias dudas” de su grupo de que efectivamente existiera.

Anclajes insuficientes

“Los informes no aclaran nada, porque revisan la integridad estructural de las atracciones, pero no ponen el foco en las medidas de seguridad”, afirmó Manzaba, añadiendo que a juicio de Cambiemos los anclajes que se utilizaron para fijar el castillo que volcó eran “claramente insuficientes”. La normativa, detalló, indica que en un hinchable incluso de pequeñas dimensiones es necesario como mínimo seis puntos de anclaje, con 1.600 Newton (equivalente a unos 163 kilos). “En las fotos que se han visto se puede comprobar que los bloques de hormigón eran de un peso que estaban lejos de cumplir la normativa”, explicó. En el contrato, prosiguió, “se hablaba del compromiso por parte del Ayuntamiento para facilitar 20 bloques, número que es insuficiente para el número de atracciones que había”.

cambiemos castillos hinchable 2

En cuanto a las declaraciones de la alcaldesa, Mariola Vargas, en las que aseguraba que el castillo no se encontraba abierto en el momento del accidente, que no había un monitor en la entrada y que el vuelco probablemente se produjo por sobreaforo, la edil de Cambiemos Eva Morata manifestó que el informe inicial de la Policía en el que se basaba la regidora fue realizado “a partir del testimonio de un solo testigo”. Sin embargo, la concejala aseguró que su grupo había recabado “varios testimonios de padres que nos han comunicado que el castillo llevaba funcionando unos 10 minutos y que había un monitor en el lateral [en la zona del denominado ‘Salto al vacío’, nombre de la atracción], lo cual es correcto, pero no en la entrada, ya que se había ido y les dijo a los niños que entrasen de dos en dos”. “Pero los niños son niños, y es entonces cuando ocurre el sobreaforo”, añadió la edil. “Pero es que aunque no hubiera sido así, un castillo no puede estar hinchado sin supervisión. Aquí se han hecho mal las cosas, porque el Ayuntamiento, como organizador, podía haber cogido la norma y revisar todas las medidas de seguridad y cómo se hizo la instalación ese día. Los bloques ni de lejos eran suficientes”, afirmó.

Un vacío legal

Por otra parte, Morata señaló que no todos los certificados de las atracciones “estaban antes de la fecha de firma del contrato”, cuyo coste ha sido de 2.000 euros. “Tres sí son de marzo, pero cuatro son del 10 de mayo, mientras que el contrato se firmó el día 8. Solo por este hecho pensamos que hay una falta de responsabilidad grave”, detalló, para después añadir que, en cuanto a los castillos hinchables, “hay un vacío legal, porque no hay obligación de hacer una inspección técnica municipal, pero con los antecedentes que había [una semana antes se había producido un accidente mortal en Girona] se tenían que haber extremado todas las precauciones”.

Para Cambiemos, el edil de Deportes debería haber presentado la dimisión o bien ser cesado de sus funciones, “por la falta de responsabilidad y de previsión”, explicando igualmente que los monitores que ponía el Ayuntamiento para complementar a los tres de la empresa eran “chavales en prácticas del módulo de TAFAD”. Por otra parte, manifestó que su formación no entendía “por qué el Ayuntamiento no ha denunciado aún a la empresa”. Del mismo modo, este grupo considera insuficiente la presencia de efectivos de seguridad durante la celebración del evento.