Ramón Guardado: “Vi a jugadores del Unicaja Almería llevándose las manos a la cabeza con nuestro juego ante Manacor”

El Club Voleibol Collado Villalba logró la cuarta posición entre los seis equipos que buscaron el salto a la Superliga 2 en la Fase de Ascenso celebrada en el Pabellón de los Juegos del Mediterráneo de Almería. Lo hizo tocando los dos polos: tras tocar fondo en su juego el día del debut, cuando desperdició un 2-0 favorable y el CV Valencia le ganó en el tie-break, desplegó un voleibol de alta escuela ante el equipo a la postre campeón, el Podes i Tales de Manacor, con el pase a semifinales en juego. En ese segundo partido, con la posibilidad de la eliminación prematura encima, el bloque de Ramón Guardado se sobrepuso a un 2-0 adverso para acabar ganando 2-3. Esa gesta es la que otorga un enorme valor a la participación villalbina, pese a perder la posibilidad del ascenso directo a Superliga 2 con la derrota en semifinales ante el anfitrión, el Mintonette Almería (3-0), y pese a caer en la lucha por el tercer puesto con su viejo conocido, el Recuerdo madrileño.

El Club Voleibol Collado Villalba logró la cuarta posición entre los seis equipos que buscaron el salto a la Superliga 2 en la Fase de Ascenso celebrada en el Pabellón de los Juegos del Mediterráneo de Almería. Lo hizo tocando los dos polos: tras tocar fondo en su juego el día del debut, cuando desperdició un 2-0 favorable y el CV Valencia le ganó en el tie-break, desplegó un voleibol de alta escuela ante el equipo a la postre campeón, el Podes i Tales de Manacor, con el pase a semifinales en juego. En ese segundo partido, con la posibilidad de la eliminación prematura encima, el bloque de Ramón Guardado se sobrepuso a un 2-0 adverso para acabar ganando 2-3. Esa gesta es la que otorga un enorme valor a la participación villalbina, pese a perder la posibilidad del ascenso directo a Superliga 2 con la derrota en semifinales ante el anfitrión, el Mintonette Almería (3-0), y pese a caer en la lucha por el tercer puesto con su viejo conocido, el Recuerdo madrileño.

CV Villalba y Recuerdo FASE ALMERÍA
Jugadores del CV Villalba y el Recuerdo, tras el partido por el tercer y cuarto puesto

“Estamos muy satisfechos y muy contentos. Nuestro objetivo era competir a nuestro nivel y lo hemos logrado, salvo en el primer partido con el Valencia, que fue una decepción”, valora Ramón Guardado. Ese partido inaugural estuvo marcado por varios factores que bien pudieron jugar en contra del Club Voleibol Collado Villalba: los nervios del debut y el apretado viaje del entrenador desde Valladolid, donde estaba dirigiendo a la selección de Madrid infantil hacia el título de campeona de España, y que lo dejó en Almería sin el conveniente descanso. Sin embargo, la derrota espoleó de tal manera al equipo que alcanzó las semifinales por la vía más difícil, la de ganar al único equipo invicto de la Primera Nacional española, el campeón del Grupo B, Podes i Tales de Manacor.

Ramón Guardado repite una y otra vez tras el torneo que el Villalba se superó a sí mismo en su juego en el épico partido ante los baleares. Y lo refleja en una frase: “Vi en la grada a jugadores del Unicaja Almería –actual finalista de la Superliga y 11 veces campeón- llevarse las manos a la cabeza con el juego. Fuimos imparables y fuimos capaces de derrotar al mejor equipo, que sin duda fue el Manacor”. La gesta disparó las expectativas sobre lo que podría ocurrir en las semifinales con el Mintonette Almería, pero el anfitrión frenó a los villalbinos en tres apretados sets. “Jugamos bien en semifinales, pero tuvimos errores puntuales”, analiza el entrenador. La derrota posterior ante el Recuerdo en la final de consolación dejó al Villalba en una cuarta plaza que, si bien no es de ascenso, sí deja posicionado al club de cara a posibles plazas vacantes en la Superliga 2, que las hay: esta temporada, los dos grupos de esta categoría han estado conformados con sólo nueve equipos en cada uno. Otra cosa serán las posibilidades económicas del Club Voleibol Collado Villalba para poder afrontar ese salto, algo que está analizando la directiva que preside Paco García Calvo.

Ramón Guardado y Cosme Prenafeta
El entrenador villalbino, Ramón Guardado, con Cosme Prenafeta, ex internacional del Mintonette Almería

Una victoria épica con sabor a título y tres derrotas

La Fase de Ascenso a Superliga 2, la cota más alta alcanzada en la historia del equipo sénior del Club Voleibol Collado Villalba, arrojó en lo deportivo un saldo de tres derrotas y una victoria, para dejar el cómputo global de la temporada en 18 partidos ganados y cuatro perdidos. Ningún equipo no clasificado para el torneo de Almería ha derrotado este año al Club Voleibol Collado Villalba, gran dominador del Grupo A de Primera Nacional y único conjunto capaz de ganar al campeón absoluto de la tercera categoría del voleibol español. Su recorrido por el torneo, del viernes 21 de abril al domingo 23, fue el siguiente:

PRIMERA FASE: CV Valencia, 3; CV Collado Villalba, 2 

El Villalba debutó desperdiciando una ventaja de dos sets ante el subcampeón del Grupo C de la liga regular. Tras marcar parciales favorables de 25-22 y 25-21, el equipo notó toda la presión en la tercera manga, donde no pudo cerrar el partido en los puntos finales y abrió la puerta a la remontada valenciana. Ramón Guardado admite en su análisis que “jugamos presionados, no nos funcionó nada. Estuvimos a dos puntos de ganar en el tercer set, pero cometimos fallos y luego jugamos muy mal, quizá nuestro peor partido de la temporada. El Valencia estaba teniendo fallos increíbles, pero cambiaron a su opuesto a la posición de central y mejoraron. Perdimos por nervios”. Tras ceder el tercer set por 24-26, el Villalba se vino abajo y ya no tuvo opciones en los dos siguientes, cerrados en 25-19 y 15-10.

PRIMERA FASE: CV Collado Villalba, 3; Podes i Tales Manacor, 2 

La gesta del Villalba en Almería. El equipo recuperó su gran nivel y no notó la responsabilidad de estar obligado a ganar para no quedar fuera de las semifinales. Tras perder los dos primeros sets por 25-23 y 25-19, los villalbinos encontraron su mejor juego de la temporada. “Vimos en el primer partido que jugaron dónde les podíamos hacer daño. Perdimos los dos primeros sets por poco, vimos que les habíamos jugado de tú a tú, y luego ya fuimos imparables. Combinamos muy bien y también llegamos a los dos últimos sets muy frescos. Tras perder con Valencia, conseguimos levantar el ánimo, les transmití que había que jugar otra vez como siempre hemos hecho, como una hermandad. Y logramos jugar nuestro mejor partido, quizá a mayor nivel del que le ganamos al Recuerdo en el Antonio Machado”, compara el entrenador. El Villalba culminó la remontada ganando sus tres sets en 26-24, 25-20 y 15-9 y se metió de la forma más brillante en las semifinales.

voley04

SEMIFINALES: Mintonette Almería, 3; CV Collado Villalba, 0 

Tras el escollo del Manacor, la clasificación para la final pasaba por derrotar a otro campeón de grupo, el anfitrión Mintonette Almería. Con el ambiente del Pabellón de los Juegos del Meditérraneo en contra, el Villalba plantó cara, pero adoleció de acierto en los finales de set. Guardado sostiene que “jugamos bien, competimos en todo momento”, pero admite que “cometimos errores puntuales en los finales de set”. El entrenador se queja en su análisis de la labor arbitral, muy permisiva con las infracciones locales. “Cosme Prenafeta –el exinternacional de los almerienses- cometió por los menos diez dobles, y no le pitaron ni uno. A este nivel, y en un partido tan igualado, son detalles que te hacen perder”. El Mintonette acabó imponiéndose en tres sets, con parciales de 25-23, 25-23 y 25-21.

TERCER Y CUARTO PUESTO: Recuerdo, 3; CV Collado Villalba, 1 

Una vez fuera de las dos plazas de ascenso, el Villalba cayó el domingo 23 en la lucha por el tercer puesto ante su gran rival en la liga regular, el Recuerdo, que jugó más motivado. Guardado afirma que “nos daba igual quedar terceros que cuartos. Jugamos sin Miguel y sin Barrasa, y optamos por dar oportunidades a todos los jugadores. No me parecía humano que chicos que lo han dado todo durante el año, que no han faltado a un entrenamiento, se quedaran sin disfrutar de una fase de ascenso”. Tras el 1-1 inicial, el Villalba acabó cediendo en dos rápidos parciales de 25-19 y 25-14. El cuadro de honor se completó dos horas después, con la victoria del Podes i Tales de Manacor por 3-1 sobre el Mintonette Almería en la gran final. “Ganó sin duda el mejor equipo, al que nosotros logramos superar. Fue una pasada cómo jugamos contra Manacor, sin olvidar que en semifinales plantamos cara a un Almería que nos sacaba 15 centímetros de altura media. Estamos muy satisfechos con lo que hemos hecho”, resume Guardado.

Madrid logró su primer título de España infantil de la mano del entrenador villalbino

Ramón Guardado tuvo que compaginar la dirección técnica de la Fase de Ascenso a Superliga 2 con la de la selección de Madrid infantil en el Campeonato de España celebrado en Valladolid. El técnico dejó al combinado madrileño clasificado para semifinales y viajó de la capital pucelana hasta Almería en la noche del jueves 20, previa al debut del Club Voleibol Collado Villalba. Su plan de viaje, facilitado por la Federación Madrileña, disponía el coger el AVE a Madrid y desde allí coger un autobús hasta Almería. Llegó a las 6 y media de la mañana y, sin apenas dormir, dirigió el debut villalbino ante el Valencia con el buen sabor de boca de haber dejado a su selección de Madrid en semifinales. Ya por la tarde, en pleno partido ante el Manacor, supo que sus infantiles se habían proclamado por primera vez campeones de España. “Fue en el cuarto set con Manacor cuando vino el padre de Barrasa a decírmelo. Fue de los momentos más felices de mi vida”, recuerda el técnico.

Con Ramón Guardado en Valladolid, Madrid ganó a Melilla y perdió con Andalucía en la primera fase, para pasar como segundo de grupo a los cuartos de final. En ellos, los infantiles madrileños ganaron por 3-1 a Cataluña y, tras ese partido, el entrenador dejó el equipo en manos de su segundo, el técnico del Leganés, Miguel Ángel de la Gama. Con el sistema de juego ya rodado, Madrid arrolló a Canarias en semifinales por 3-0 y ganó la final a Andalucía también sin ceder un set. Un éxito más en el haber de un entrenador que este curso suma además el subcampeonato de Madrid y la consiguiente clasificación del juvenil del Club Voleibol Collado Villalba para el Campeonato de España que se está celebrando estos días en Lorca.

Jaime Fresno