El Galapagar, camino a Preferente por la vía rápida

“Somos los únicos que podemos perder lo que tenemos”, responde Javier Arroyo cuando se le pregunta si los 14 puntos que maneja el Galapagar sobre el tercer clasificado son ya definitivos de cara al regreso a Preferente. El técnico arlequinado no ve el agujero por donde se puede ir un ascenso que el intratable líder del Grupo I de Primera Regional parece tener en su mano desde su último acelerón, que coincide con el inicio de 2017: desde la primera jornada del año, zanjada con un 0-3 en el feudo de un rival directo como el Unión Adarve B, el Galapagar ha sumado 28 puntos sobre 30 posibles. Y al final de esa racha en el campo del Colegio El Prado, con aquel 3-1 en partido adelantado a la noche del jueves previo al puente de San José, el equipo respondió el pasado domingo apabullando al Celtic Castilla con un 7-0 en El Chopo.

“Somos los únicos que podemos perder lo que tenemos”, responde Javier Arroyo cuando se le pregunta si los 14 puntos que maneja el Galapagar sobre el tercer clasificado son ya definitivos de cara al regreso a Preferente. El técnico arlequinado no ve el agujero por donde se puede ir un ascenso que el intratable líder del Grupo I de Primera Regional parece tener en su mano desde su último acelerón, que coincide con el inicio de 2017: desde la primera jornada del año, zanjada con un 0-3 en el feudo de un rival directo como el Unión Adarve B, el Galapagar ha sumado  28 puntos sobre 30 posibles. Y al final de esa racha en el campo del Colegio El Prado, con aquel 3-1 en partido adelantado a la noche del jueves previo al puente de San José, el equipo respondió el pasado domingo apabullando al Celtic Castilla con un 7-0 en El Chopo.

cdgalap02

Números históricos  

Arroyo admite que “perdimos bien en el Colegio El Prado. Ellos parecía que se jugaban la vida y la verdad es que nos pegaron un baño. En las otras dos derrotas estuvimos ahí, pero ese día nos superaron por primera vez en la liga y es cierto que alguna duda nos crearon. Empezamos a hacer cábalas, a mirar el calendario… Pero ganar como lo hicimos ante el Celtic Castilla nos ha dado otra vez confianza y tranquilidad. Estuvimos muy bien, tenemos unos grandes jugadores”. Ese día, Kiki hizo tres goles, su mejor actuación desde que volvió al equipo, Casado hizo otros dos y Marcos Gil elevó su marca a 17 tantos. Y Javier Arroyo no olvida al organizador, Nacho Martín, porque “está jugando a un nivel impresionante”.

El entrenador apunta dos datos que explican a las claras la gran temporada del Galapagar: “Hemos espaciado las derrotas. Perdemos cada diez jornadas, y eso indica que el equipo mantiene una línea y sabe levantarse. He mirado estadísticas y estamos ocho puntos por encima del Galapagar que subió la última vez a Preferente”. Los números exactos son: 60 puntos en 25 partidos, con 19 victorias, tres empates y tres derrotas; y equipo más goleador (63) y menos goleado (17). Las matemáticas , combinadas con la deriva de los resultados ajenos, indican que al Galapagar podría bastarle con ganar tres de los cuatro partidos que le quedan en casa, cábala que también se hace su entrenador.

cdgalap03

El Torrelodones, el 9 de abril en El Chopo

En el horizonte inmediato está la visita de este domingo al Fundación, equipo que se llevó un 8-0 de Galapagar en la primera vuelta y que aún debe asegurar la permanencia. Después, llegará el gran derbi del 9 de abril ante el Torrelodones, para el que se anuncia un lleno histórico en El Chopo. Si los de Willy Galán ganan este domingo en casa al Celtic Castilla, se plantarán en Galapagar con una racha de 16 partidos sin conocer la derrota, casi una vuelta entera. De hecho, los torresanos han perdido menos partidos –dos- que el Galapagar, pero están a siete puntos por los empates. Cuatro de ellos vinieron de forma consecutiva en febrero, lo que aprovechó el Galapagar para elevar su distancia de dos a diez puntos. Sin embargo, el cálculo del Torrelodones pasa más por ganar para controlar lo que pasa por detrás: el Pozuelo B viene a siete puntos, y el Calasanz y el Unión Adarve B están a nueve. De aquí al final,  quedan duelos directos entre los perseguidores, como el Torrelodones – Unión Adarve B (30 de abril); Calasanz – Pozuelo B (28 de mayo), sin olvidar que el líder Galapagar puede ejercer de juez porque todavía tiene que jugar con los cuatro implicados en la lucha por la segunda plaza. De lograr el éxito, el Torrelodones igualaría el salto a Preferente logrado con Pepe Díaz y restañaría las heridas de hace tres temporadas, cuando se le fue el ascenso en el Alberto Ruiz con un gol en el tiempo añadido del Colmenar B.

Atlético Villalba y Hoyo

De la pelea por subir terminó de caerse en las últimas jornadas el Atlético Villalba. Los de Óscar Guerras llegaron a reducir su desventaja con la segunda plaza de 12 a seis puntos, tras firmar su mejor racha de siempre en Primera Regional, sacando 20 puntos sobre 24 posibles entre su victoria del 22 de enero sobre el Academia Intersoccer (2-0) y el empate en casa del 12 de marzo frente al Colmenar B. Pero las dos últimas derrotas ante el Recuerdo (4-1) y el Hoyo de Manzanares (1-2), gestadas ambas en el tramo final de los partidos, han terminado por descolgar al cuadro tricolor a 14 puntos del Torrelodones, antes de visitar este domingo al Madrid Oeste de Boadilla.

Esa última victoria del Hoyo de Manzanares en el derbi de Collado Villalba es la que ha dado un importante margen de siete puntos sobre el descenso al cuadro que dirige Pablo Saldaña. El entrenador, que llegó a ser discutido en el periodo de diez partidos que el equipo se tiró sin ganar, ha logrado enderezar la nave verde sumando siete puntos en las tres últimas citas, para irse a los 33 y quedarse a tiro de piedra de la permanencia, si bien el calendario que tiene hasta el final augura dificultades: desde este domingo se enfrentará a los dos equipos de Pozuelo que están arriba, después le llegarán varios duelos directos con equipos de abajo, y sus dos últimos partidos en Las Eras serán frente al Torrelodones y el Unión Adarve B.

Jaime Fresno

Send this to a friend