El equipo de Gobierno de San Lorenzo logra aprobar los presupuestos con un acuerdo que evidencia la fractura en Ciudadanos

San Lorenzo de El Escorial ya tiene presupuestos para este año, después de que a las 9.15 de este jueves, apenas una hora antes de que se iniciase el Pleno en la Casa de Cultura, se firmara el acuerdo que permitía al Ejecutivo cuatripartito llegar a la sesión plenaria con la seguridad de que las cuentas serían aprobadas. A los siete ediles del equipo de Gobierno (dos de Vecinos, dos del PSOE, dos de En Común y uno de Pueblo San Lorenzo) se sumaba, en virtud de este acuerdo, el voto del número dos de Ciudadanos, Javier Rodríguez Fuentes. A la firma, tal como había confirmado ayer, no acudió el portavoz y cabeza de lista de C’s, Víctor Rufo, quien después aseguró que las negociaciones se habían llevado a cabo a sus espaldas, votando en contra. Se escenificaba así la ruptura del grupo municipal de Ciudadanos, haciéndose manifiestas unas diferencias que se habían asomado en algunos plenos, aunque nunca hasta el momento de forma tan explícita.

firma presupuestos 3
La alcaldesa, Blanca Juárez, y el edil de Ciudadanos Javier Rodríguez Fuentes / Fotografías: Rafa Herrero

Los detalles del acuerdo

Antes de que se iniciase la sesión, el salón de actos de la Casa de Cultura fue escenario de la rúbrica del acuerdo, contando con la presencia de todos los concejales del equipo de Gobierno. Tras firmar junto a la alcaldesa, Blanca Juárez (Vecinos), Javier Rodríguez -que luego intervino en el Pleno en la misma línea- tomó la palabra para “dar las gracias” a la regidora por su “paciencia y disposición”. “No ha sido fácil, porque es una negociación que nos ha llevado un par de meses”, señaló, para añadir a renglón seguido que el acuerdo “contaba con todas las bendiciones de Ciudadanos”, incluyendo la del Comité Ejecutivo en Madrid. “Estamos orgullosos, porque se recogen dos de los pilares fundamentales de nuestra política municipal: uno es aliviar la presión fiscal y otro tiene que ver con la educación y las políticas sociales”. En el primer punto, explicó, se contempla un incremento de la bonificación en el IBI para aquellos vecinos que se acojan al sistema especial de pago, pasando del 3 al 5%, además de una reducción -de cara al ejercicio 2018- del tipo impositivo, que se situaría el próximo año en el 0,528 (actualmente está en el 0,547). Esto, aseguró Rodríguez Fuentes, supondría un ahorro medio del 8,5% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, siempre que las familias opten por el sistema especial de pagos.

pleno 25-2-17 3

Ruta escolar

La tercera medida que incorpora el acuerdo -que supuso la aprobación de una enmienda a los presupuestos, con una partida de 13.000 euros- tiene que ver con la creación de una ruta escolar gratuita para los alumnos que se desplacen al colegio público Antoniorrobles y al Instituto Juan de Herrera, ambos en la zona del Zaburdón. “Es una iniciativa con un impacto social muy importante”, manifestó, “minimizando los riesgos para los niños y adolescentes que llegan a estos centros a través de la calle Juan de Toledo, además de que se descongestionará el tráfico en esta vía”, explicó.

Preguntado luego por el alcance de este acuerdo, dado que una de las medidas (la rebaja del tipo impositivo) no se haría efectiva hasta 2018, el edil de Ciudadanos afirmó que “no condiciona futuras negociaciones”, emplazando al concejal de Hacienda a negociar las próximas cuentas “en tiempo y forma”. En cuanto a una eventual entrada en el equipo de Gobierno, señaló que esa es una cuestión que “depende del partido” y que “excede de sus competencias”. En este sentido, la propia alcaldesa quitó importancia al hecho de que pueda estar o no dentro del Ejecutivo: “Estando en la oposición también se puede trabajar para mejorar San Lorenzo”, recalcó, para después añadir que el portavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento, Víctor Rufo, había tenido “la posibilidad de estar en la negociación”. “Se le invitó, como al resto de los concejales de todos los grupos, y de hecho estuvo en la primera de estas reuniones”, añadió Juárez.

Austeridad y control del gasto corriente

Ya en el transcurso del Pleno, el concejal de Hacienda, Álvaro Martínez, comenzó su intervención avanzando que el ejercicio 2016 se había cerrado con un superávit de 3,4 millones de euros, “un 21% más que en 2015”. “No solo la evolución presupuestaria es positiva, sino que las cifras son más fiables que nunca”, recalcó, explicando que el nivel de endeudamiento se situaba en el 35% y que el plazo medio de pago a proveedores estaba en 11 días, frente a los 29 de 2015. “Es posible generar superávit sin pelotazos urbanísticos”, manifestó, y todo ello -manifestó- “aplicando políticas de austeridad y control del gasto corriente, sin tocar los impuestos, con más inversiones y más transparencia de cara a los contribuyentes”. Martínez anunció también que su intención es poner en marcha este año un plan de inspección tributaria.

Los presupuestos para 2017, prosiguió, ascienden a 18,7 millones de euros (un 3,3% más que en 2016), incluyendo por primera vez los “presupuestos participativos, con una partida de 100.000 euros”. Detalló también que parte del aumento de los ingresos procede de la mayor actividad económica que se prevé en este ejercicio, así como de la “regularización catastral”. En cuanto al área de Personal, se crean dos nuevas plazas en la Oficina de Turismo, así como una de sepulturero y otra para controlar la gestión de las contratas, que hasta ahora estaba externalizada.

pleno 25-2-17 4
Pilar Parla, Carlota López Esteban y José Luis Fernández Quejo, del grupo municipal del PP

Críticas del PP: “Gestionan desde la inoperancia”

Bien distinta fue la lectura que realizó la portavoz del Partido Popular, Carlota López Esteban, señalando en primer lugar que la bajada de impuestos el pasado año se había limitado a la tasa de alcantarillado, que en la práctica suponía “unos 12 euros de media al año”, y recordando que el PP “ya congeló impuestos y bajó tasas en los últimos años de gobierno, como en el caso de las basuras o el impuesto de vehículos”. Calificó los presupuestos como “continuistas” y señaló que el Plan Económico Financiero del Ayuntamiento –que impide la bajada efectiva de impuestos en 2017- fue necesario “porque en 2015 se rompió la regla del techo de gasto”.

También se refirió López Esteban a los presupuestos participativos, indicando que la participación había sido muy baja y que se trataba de un “proceso costoso en todos los sentidos que ha dejado mucho que desear”. Criticó igualmente el aumento del gasto en el área de personal (un 2,1%), máxime teniendo en cuenta, manifestó, que “nos encontramos con un pueblo cada vez más sucio y descuidado, sin proyectos turísticos ni culturales de ningún tipo, pero, eso sí, con presupuestos participativos y un nuevo logotipo”. “No se puede gestionar sin proyecto y sin programa, desde la inoperancia, la pasividad y la incompetencia, y si bien han conseguido los apoyos necesarios para aprobar este presupuesto, no sabemos a qué precio,sí sabemos el precio que pagaron los vecinos, que es la parálisis total del municipio”, concluyó su intervención.

Presupuestos01
Carlos Zarco (AME), a la izquierda, y Esteban Tettamanti (Sí Se Puede)

Sí Se Puede: presupuestos continuistas 

Después, el edil de Sí Se Puede San Lorenzo, Esteban Tettamanti, comenzó diciendo que estos presupuestos “son idénticos a los de 2016, e incluso a los que presentaba el PP. Son continuistas, como ya lo fueron el año pasado, instalando al equipo de Gobierno en el inmovilismo”, manifestó, “mientras hay compromisos que siguen esperando, como el Plan de Empleo para parados de larga duración”. “Es que no se está poniendo en práctica ni un solo punto de su programa”, indicó Tettamanti, que preguntó a los concejales de En Común San Lorenzo – Izquierda Unida “si estos eran sus presupuestos o se mimetizaban con lo de siempre”. “Están dilapidando el crédito y la ilusión que depositaron muchos vecinos, porque sentimos que hemos cambiado de collar, pero el perro sigue siendo el mismo”, señaló, para terminar advirtiendo que en esta ocasión se abstendrían (de hecho, su abstención permitió que hubiese ocho votos a favor y otros ocho en contra, resolviéndose el empate con el voto de calidad de la alcaldesa), pero que “el próximo año no nos temblará el pulso para votar en contra”.

AME: “Son ustedes una inutilidad”

El siguiente en intervenir fue Carlos Zarco, de Alternativa Municipal Española, cuestionando en primer término la “falta de dedicación” del edil de Hacienda y Comercio. En cuanto a los presupuestos, afirmó que son “una burda copia de lo que fueron hace tiempo los que presentaba el PP, solo que con un error muy importante, y es que no hay inversiones”. “Este es un equipo de Gobierno sin ideas”, apuntó, añadiendo que no sólo no hay bajada de impuestos y tasas, sino que además se recupera el impuesto para los vehículos de más de 25 años. “Este pueblo necesita alguien que trabaje todos los días, no sólo los jueves y los viernes. Son ustedes una inutilidad”, reiteró Zarco, a lo que Martínez respondió que el coste del equipo de Gobierno es sensiblemente inferior (un 48% menos, aseguró) respecto a la pasada legislatura. También esta afirmación encontró réplica por parte de la edil del PP Carlota López Esteban, señalando que “la diferencia es que todos los ediles del Ejecutivo estaban trabajando en el Ayuntamiento desde las 9 de la mañana”.

pleno 25-2-17 2
Los dos concejales de Ciudadanos, Víctor Rufo y Javier Rodríguez, en un momento del Pleno

La intervención de Víctor Rufo (C’s): “Un acuerdo negociado a mis espaldas”

Pero sin duda la intervención que tenía más ‘morbo’ era la de Víctor Rufo, el portavoz y cabeza de lista de Ciudadanos, que en la tarde del miércoles ya había anunciado que se desmarcaba del acuerdo alcanzado con el Ejecutivo por su compañero en el grupo municipal, Javier Rodríguez. Las negociaciones, dijo, se han llevado “a mis espaldas”, y en este sentido aseguró que el acuerdo “deja muchas cosas al descubierto, al haber intervenido personas ajenas al grupo municipal”. “Me entero 24 horas antes y se me pide que vaya solo a ratificarlo, a poner la cara y una foto, sin saber qué es lo que se va a firmar, con una medida que ni siquiera está recogida en nuestro programa”, afirmación a la que la alcaldesa replicó más tarde diciendo que le había llamado en varias ocasiones y le había mandado mensajes de whatsapp, sin encontrar respuesta.. “Lo que nosotros teníamos era un acuerdo de investidura, no de legislatura, y entre otras cosas lo aprobamos por los puntos en común en materia fiscal; el año pasado fuimos responsables, y ustedes hicieron unas promesas que a día de hoy no están cumplidas, y no me vengan con que están en proceso”, afirmó.

Rufo aseguró, dirigiéndose al concejal de Hacienda, que en una reunión celebrada en octubre pasado se indicó desde Ciudadanos que una “condición indispensable” para apoyar los presupuestos era “una bajada de impuestos, y en concreto del IBI; pero su intención dijo que era bajarlos en 2018, así que no hace caso y sigue a lo suyo”. En enero de este año, continuó el edil de C’s, Martínez les presenta “un boceto de presupuestos sin bajada de impuestos y, como es previsible, no los presenta al pleno porque sabe que, tras sondear el sentido del voto, no van a salir aprobados. Entonces promete bajarlos en 2018, a un año de las elecciones, para intentar rentabilizarlo electoralmente. Y entre tanto, ¿quién paga? Ya se lo digo yo: los ciudadanos de San Lorenzo”. “El cambio”, prosiguió, “se convierte en casta, porque se bajan cuando interesa, no cuando se promete; eso me suena a marketing político”. Y ya en clave interna terminó defendiendo el sentido de su voto en contraposición al de su compañero: “Que no cumpla yo con los votantes que decidieron apoyar a Ciudadanos por este motivo [en referencia a la bajada de impuestos] sí es responsabilidad mía, porque es con quienes tengo un compromiso”, señaló, para terminar asegurando que una bajada de un 0,049 en el IBI “tampoco va a ayudar a mejorar la imagen que tienen de ustedes los ciudadanos de San Lorenzo de El Escorial”.

Finalmente, los presupuestos -tras incorporarse la enmienda sobre la ruta escolar- salieron adelante gracias al voto de calidad de la alcaldesa, después de que se produjese un empate a ocho votos (a favor: Vecinos -2-, PSOE -2-, En Común -2-, PuSL -1- y Ciudadanos -1-; en contra: PP -6-, AME -1- y Ciudadanos -1-; más una abstención de Sí Se Puede).