Un activista antitaurino denuncia los golpes y amenazas que recibió por un guardia civil tras saltar a la plaza de Valdemorillo

Captura de pantalla 2017-02-07 a las 19.46.33

La Dirección General de la Guardia Civil ha ordenado este martes abrir una investigación interna por los insultos y amenazas proferidos por un agente a un activista antitaurino que saltó al ruedo para protestar contra un festejo que se celebraba este lunes en Valdemorillo. El activista, Óscar del Castillo -que forma parte de la organización antitaurina Gladiadores por la Paz-, grabó con una cámara el incidente cuando saltó al ruedo mostrando una tarjeta roja y pitando con un silbato en medio de la novillada -gratuita para empadronados- que tenía lugar el lunes en el marco de la Feria de San Blas 2017. Del Castillo fue desalojado en primera instancia por el jefe de la Policía Local, acudiendo luego varios guardias civiles, momento en el que tendrían lugar los incidentes denunciados.

Según consta en la grabación difundida este martes por eldiario.es, el guardia civil, que pedía al activista que le dijera si había otras personas dispuestas a saltar a la plaza, profirió amenazas como “te voy a reventar la cabeza, hijo de puta” o “te voy a pegar todo lo que me salga de los cojones”. “Asumo las consecuencias de lo que hago, no me resisto, pero no me peguen. Asumo la responsabilidad que estoy aquí tranquilo”, aseguró Del Castillo ante los requerimientos de los agentes, a lo que uno de ellos respondió: “Tranquilo, ¿saltando a una plaza de toros? Hijo de puta. Te reviento, me cago en tus muertos”.

El activista ha anunciado que presentará una denuncia en los Juzgados de Plaza de Castilla con el parte de lesiones a causa de los golpes que recibió.

Por su parte, Izquierda Unida de Valdemorillo -uno de los cinco grupos que forman parte del equipo del Gobierno- ha lamentado los hechos a través de un comunicado en las redes sociales, mostrando su “apoyo al activista antitaurino Óscar del Castillo” y condenando “el comportamiento intolerable y propio de la Guardia Civil de otros tiempos de un agente de la Ley”. “Esperamos que se depuren responsabilidades y que se actúe en contra de este garbanzo negro que enturbia el excelente trabajo que realiza la Guardia Civil en nuestro municipio”, concluían desde esta formación.