Valdemorillo brinda una “ovación perpetua” a Víctor Barrio con un azulejo en su memoria en la puerta grande de la plaza de la Candelaria

En este arranque de temporada, una hora antes del primer paseíllo de la feria, el Ayuntamiento de Valdemorillo quiso que la cita estuviera ante la Puerta Grande, porque junto a ella, visible como ovación perpetua, se descubrió el azulejo en memoria de Víctor Barrio, torero que en este mismo lugar salió hombros en 2011, entonces como novillero, y 2015. La encargada de desvelar la inscripción que quedará ya para siempre en memoria del malogrado diestro de Grajera fue Ruth, la hermana de Víctor Barrio, seguida de cerca por su padre, Quinito. Fue un momento de intensa emoción, prendida en todos, en los propios familiares del segoviano, en el numeroso público que quiso sumarse al homenaje, en la alcaldesa, Gema González, la edil de Educación y Cultura, Encarnación Robles, y demás autoridades, así como en los muchos aficionados y medios desplazados para la ocasión y los miembros de la peña del matador.

En este arranque de temporada, una hora antes del primer paseíllo de la feria, el Ayuntamiento de Valdemorillo quiso que la cita estuviera ante la Puerta Grande, porque junto a ella, visible como ovación perpetua, se descubrió el azulejo en memoria de Víctor Barrio, torero que en este mismo lugar salió hombros en 2011, entonces como novillero, y 2015. La encargada de desvelar la inscripción que quedará ya para siempre en memoria del malogrado diestro de Grajera fue Ruth, la hermana de Víctor Barrio, seguida de cerca por su padre, Quinito. Fue un momento de intensa emoción, prendida en todos, en los propios familiares del segoviano, en el numeroso público que quiso sumarse al homenaje, en la alcaldesa, Gema González, la edil de Educación y Cultura, Encarnación Robles, y demás autoridades, así como en los muchos aficionados y medios desplazados para la ocasión y los miembros de la peña del matador.

1-2

Precisamente fue es este coso de la Candelaria donde Barrio trazó varias de sus mejores faenas, alzándose en 2011 con la Chimenea de Oro que le destacaba entre el trío novilleril de aquella feria, y ya en 2015, cuando cuajó una gran faena ante un astado de Cebada Gago, mostrando un toreo de enorme verticalidad, de gran entrega, arte y valor. Y así reza en el gran azulejo colocado justo por donde saliera a hombros en tardes tan destacadas, un detalle considerado, como aseguró la regidora de Valdemorillo, “como el mejor modo de perpetuar aquellos triunfos y, sobre todo, de manifestar el reconocimiento de este pueblo al que tanto afecto mostraba Víctor”.

2-3

Y no faltó la gratitud, la voz quebrada, el recuerdo visible en la expresión de todos… El lazo se estrechó entonces aún más y hubo intercambio de sendos detalles con los que hermanar el vínculo del diestro de Grajera con este pueblo. Tres de los miembros de la peña del torero hicieron entrega de una lámina a la regidora, mientras Ruth Barrio recibió una fotografía de su hermano sobre el albero local, realizada en 2016 por Carlos Ocaña. Y, por supuesto, hubo aplausos, muchos, porque como también expresó Gema González “este homenaje es de todos y es para él, para su familia y para el toreo, con todo lo que encarna de grandeza y entrega. Les aseguro que Víctor Barrio siempre estará en el corazón taurino de Valdemorillo”.

Presentado como el gran exponente del torero que sabe hacer suya la esencia de la Feria Taurina de San Blas, conocida como la de la ‘Oportunidad’, a Víctor Barrio se le brindó también el ciclo de las tres de abono anunciadas con cartel que inmortaliza uno de sus pases, obra firmada por Araceli Aliseda.

Además, en los siguientes enlaces puedes acceder a las crónicas de los festejos del sábado 4 y domingo 5 de febrero.

3-3