Satisfacción en el Ayuntamiento de Galapagar tras el regreso del Festival de Jazz, que se cerró el domingo con David Pastor & Nu Roots

galapajazz 3
Antonio Lizana, este jueves en el Teatro Jacinto Benavente. Fotografías: Rafael Herrero

El Ayuntamiento de Galapagar ha considerado un éxito de crítica y público el regreso del Galapajazz, tal como expresaba la edil de Cultura, Carla Greciano: “Tras el cierre del festival, la satisfacción es completa, ya que hemos logrado volver a poner en el lugar que le correspondía a Galapajazz y, sobre todo, dar el paso más complicado, que era hacerlo resurgir y lograr que los amantes del jazz lo vuelvan a considerar como una cita ineludible en su calendario. Nos despedimos hasta el año que viene, comenzando desde ya a trabajar en una nueva edición, para volver a estar a la altura de las expectativas de un público exigente, que busca calidad  y disfrutar de la música en un entorno exclusivo y único como el que ofrece el Teatro Jacinto Benavente”.

El septeto liderado por el gaditano Antonio Lizana abrió este jueves la nueva edición del Festival de Jazz de Galapagar, en lo que supone su regreso tras un paréntesis de seis años. Autor de los discos “De viento” y el más reciente “Quimeras del mar” (2015), el joven compositor, saxofonista y cantaor desplegó una particular fusión de flamenco y jazz, con una sección rítmica y armónica que actúa como pegamento. La música sigue su particular camino, unas veces dejando que la faceta de Lizana como cantaor tome mayor protagonismo, y otras con improvisaciones del sólido grupo que acompaña a este gaditano, además de los brillantes solos del saxo soprano del propio Lizana. Piano, guitarra, bajo, batería y percusiones, además del baile flamenco, fueron tejiendo una actuación sorprendente y cautivadora, con una fusión que es mucho más que la suma de dos géneros.

galapajazz 4

 

El viernes 8 fue el turno de la prometedora Hailey Tuck. Con una voz que transporta directamente al jazz más puro de los años 30, esta joven de 24 años, promete consolidarse como una de las cantantes retro de nuestro tiempo. A los 18 años salió de Texas, con un billete de ida a París, donde ganó tablas, se convirtió en una de las artistas favoritas del público underground y, sobre todo, reafirmó que su futuro estaba en el mundo de la música. Hailey parece haber salido de una novela de Scott Fitzgerald, con una voz en la que resuenan ecos a Billie Holiday o Regina Spector. En sus conciertos destacan las reinterpretaciones de clásicos como “My Funny Valentine”, “Tell Him No” (Zombies) o “Don’t Think Twice” (Bob Dylan), además de temas más recientes, como el “Sunday Morning” de Maroon 5.

XIMO TEBAR_GALAPAJAZZ_2016.3162

Toques mediterráneos

El sábado 9 de julio el protagonismo fue para el guitarrista Ximo Tébar, sin duda uno de los grandes nombres del jazz nacional de las últimas décadas. Este valenciano trajo a Galapagar su inspiradora fusión de jazz con toques mediterráneos.

El festival se cerró el domingo 10 de julio con David Pastor & Nu Roots. Considerado uno de los mejores trompetistas de nuestro país, Pastor se subió a las tablas del Jacinto Benavente acompañado por José Luis Guart y Toni Pagès, para llenar el auditorio con un jazz de raíz de los años 50 transformado con elementos vanguardistas. Este nuevo proyecto de Pastor supone una recuperación de la tradición del blues en su repertorio, combinada con composiciones propias, versiones de piezas latinas, brasileñas y también de pop-rock (U2, Bob Marley), siempre adaptadas al lenguaje del jazz.

Además, antes de los conciertos la big band de Galapagar ofreció su mejor repertorio para ir abriendo boca.

DAVID PASTOR_GALAPAJAZZ_2016.3685

bigband01

bigband02
La big band de Galapagar ameniza la entrada a los conciertos con un repertorio de standards del jazz.