Cambiemos Villalba, PSOE, IU, Podemos y Equo piden que una mesa ciudadana decida el modelo de recogida de residuos de Collado Villalba

c0ntrato basuras oposicion 3Los grupos municipales Cambiemos Villalba, PSOE e IU, así como las agrupaciones locales de los partidos Podemos y Equo han solicitado al equipo de Gobierno una reunión con la ciudadanía para discutir sobre el modelo de recogida de residuos del municipio, un tema que se trató en el Pleno del pasado 30 de junio, donde se aprobó la prorróga del contrato de limpieza y residuos sólidos por segundo año consecutivo.

Esta prórroga implica que se mantiene el sistema actual: misma tasa de basura para los vecinos, mismo pago a la empresa concesionaria, mismo servicio y “las calles seguirán estando igual de sucias, eso también va en la prórroga del contrato”, se queja el portavoz socialista, Juanjo Morales. “Los problemas los llevamos denunciando hace un año, cuando se prorrogó el contrato, Villalba sigue estando más sucia que nunca y hemos prorrogado esta suciedad. Necesitamos más personal, que se complemente la limpieza de los puntos de contenelización, hacer una recogida selectiva, aumentar la recogida los lunes… Son medidas que tenía el anterior contrato, pero que con los recortes que hizo el Partido Popular fueron eliminados. Hay que hacer un análisis de todos esos aspectos en esta mesa y junto con los vecinos sacar las conclusiones válidas para que el contrato que se firme sea el mejor para los vecinos. Es un contrato que va a durar cuatro años y es mucho dinero y tenemos que acertar para devolver a Collado Villalba la imagen que tiene que tener”.

“No queremos retrasar más los pliegos del contrato de basura”, ha explicado el edil de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos, Carlos Sanz, “estamos trabajando en ello desde octubre de 2015 y es algo muy complicado, así que una empresa colabora con nosotros para la finalización de los pliegos”. Sobre la propuesta de creación de una mesa en la que estarían presentes tanto los grupos de la oposición como los vecinos, Sanz asegura que “nos hemos reunido en varias ocasiones y hemos tomado nota, pero no nos vamos a reunir más por no retrasarlo. Lo que se pueda incluir se incluirá según el presupuesto que hay”, que asciende a 5.560.000 euros al año -el actual ronda los cuatro millones-.

Este contrato es del año 2000 (fue aprobado en la sesión plenaria del 28 de septiembre de ese año), y aunque terminó el pasado año (hubo elecciones municipales en mayo), se decidió prorrogarlo para que el nuevo Ejecutivo local se hiciese cargo. Aunque la prórroga finalizaba este mes de julio, la ley obliga a la empresa concesionaria, FCC, a continuar con la recogida hasta que haya un nuevo contrato.

Por su parte, Cambiemos Villalba, PSOE , IU, Podemos y Equo lamentan que “el gobierno municipal no ha sido capaz de iniciar el procedimiento de contratación, ni siquiera de elaborar los pliegos de condiciones que regirán la adjudicación y desarrollo del contrato. Nos encontramos ante un ejemplo más de la parálisis que vive el Ayuntamiento de Collado Villalba”.

Según han denunciado estas formaciones en rueda de prensa, el servicio de recogida de basuras se verá afectado próximamente por, entre otros, la saturación del vertedero de Colmenar Viejo, la aplicación de restricciones europeas a la producción de residuos biodegradables y la entrada en vigor de la nueva Estrategia de Residuos autonómica. “Es el momento oportuno para convocar esta mesa y ver qué modelo de recogida de basuras y residuos queremos en Collado Villalba”, han afirmado los convocantes, que el 10 de junio registraron una solicitud de forma conjunta instando al equipo de Gobierno a que convoque una “Mesa de Residuos” a la que puedan asistir vecinos y asociaciones interesadas en el tema. “Es algo muy sencillo puesto que ya existe el Consejo Sectorial de Medio Ambiente, órgano ya formado que debería convocarse semestralmente, aunque no es así”, ha afirmado Sergio Asunción, de Cambiemos Villalba

Por otro lado, una cuestión a valorar en el nuevo contrato de basuras sería la relativa al Punto Limpio. Ricardo Terrón ha explicado que “en el programa de Izquierda Unida llevábamos la creación de un Punto Limpio. El que hay no depende del Ayuntamiento y tiene muchas quejas, como la cantidad de residuos que se pueden depositar, los horarios, de hecho, muchos vecinos deciden irse a Puntos Limpios de municipios cercanos”. “Estamos un poco secuestrados a la hora de hacer propuestas porque el equipo de Gobierno está actuando con muchísima opacidad sobre el contrato de basuras, no tiene claro el presupuesto que se quiere gastar, de hecho hay divergencias entre lo que proponen los servicios técnicos y la Concejalía de Hacienda, y nos han ocultado el borrador del presupuesto municipal, algo fundamental para hacer propuestas”.

Además, Luis Miguel González, de Equo, señalaba que “los ciudadanos no tienen una participación activa en los procesos de recogida de residuos y deben tenerla para poder comprender el valor que tiene la cadena del procesamiento de residuos. En la Comunidad de Madrid, cada ciudadano genera un kilo de basura al día y sin embargo la gente no tiene ni el conocimiento de donde tiene que procesar la mayor parte de la basura. Cuando las cadenas de procesamiento funcionen de un modo adecuado, bajarán las tasas. También es importante incluir en los pliegos de condiciones de los contratos la educación, para que en lo colegios se enseñe y los niños tengan la capacidad de influenciar a sus padres sobre la recogida de basura.