Visitas guiadas a los edificios singulares de San Lorenzo de El Escorial con motivo del tercer centenario de Carlos III

El rey Carlos III está siendo este mes protagonista indiscutible en San Lorenzo de El Escorial. Con motivo del tercer centenario de su nacimiento (1716-2016), el Ayuntamiento, en colaboración con Patrimonio Nacional, ha organizado distintos actos para conocer mejor la figura de este monarca tan ligado al municipio. Conocido como el mejor alcalde de Madrid, también el Real Sitio le debe, en gran parte, lo que es actualmente, ya que impulsó grandes obras y mejoras como el empedradado de calles, la red de saneamiento, o la creación de parques y jardines. Visitas guiadas al casco histórico, conciertos, exhibiciones de cetrería, esgrima, etc. forman parte de un completo programa de actividades. El pasado fin de semana se realizaron visitas guiadas a los edificios singulares del casco histórico -Casitas del Príncipe, del Infante, de Ministros, de la Reina e Infantes, etc.-, que se repetirán el próximo fin de semana.

 

CasaReina
Escalera en la Casa de la Reina
carlos_iii
“Carlos III, cazador”, de Francisco de Goya

Los participantes pudieron conocer, de la mano del arquitecto local Fernando Todoli, que el actual trazado de las calles del casco histórico en cuadrícula se debe a Carlos III. Es el propio Rey quien completó el cierre de la Lonja iniciada por Felipe II y autorizó a los particulares la construcción de viviendas, cuyas fachadas debían estar alineadas con las Casas de Oficios. Carlos III encarga a Juan de Villanueva, arquitecto de su confianza, las Casas de Infantes y de Ministerios para que las futuras construcciones no desentonaran con la magna obra de Felipe II. Después se hicieron otros edificios notables, obra de los arquitectos Juan Esteban y Juan de Villanueva, que han llegado hasta nuestros días en un estado de conservación bastante aceptable. A pesar de los 300 años que han pasado y de alguna que otra aberración urbanística, la estética de estos edificios es aún hoy fácilmente reconocible. Portadas con pretensiones palaciegas, sobre las que aparece un pequeño balcón que recuerda a los palacios renacentistas, como se aprecia en la Casa del Cónsul de Francia o del Duque de Medinaceli, obras de Villanueva.

CasaInfantesReina
Casas de Infantes y de la Reina, junto a la Lonja del Monasterio

Otras características de la arquitectura de la época son los recercados en piedra berroqueña en esquinas, ventanas y línea de forjado, como puede apreciarse en casas como la Fonda de los Milaneses, la Posada de las Ánimas -actual restaurante La Cueva- o la Casa del Alcalde Mayor, situada en la calle Gobernador. La mayoría de estos edificios eran construidos para arrendar, ya que sus propietarios vivían en Palacio. “Eran como hoteles de cinco estrellas”, de ahí la riqueza de fachadas, amplias escaleras con ventanales que aportaban luz natural o techos abovedados, impensables hoy en día.

Otros edificios del siglo XVIII visitados fueron la Casa de la Tiendas, o de las Columnas, zona conocida hoy como Los Soportales, el Mercado Municipal, el Hospital de San Carlos (actual Centro de Salud), obra también de Villanueva, o el Real Coliseo de Carlos III, de Jaime Marquet. Grandes arquitectos, autores de edificios tan emblemáticos como la Puerta del Sol de Madrid, de los que San Lorenzo de El Escorial tiene el privilegio de contar con obras suyas. Y es que el Real Sitio no es solo el Monasterio, sino que posee un conjunto histórico-artístico de gran interés y un entorno natural único que no siempre se han sabido aprovechar y que por tanto pocos réditos aportan a una población que siempre ha vivido a la sombra del Monasterio.

Para los interesados en conocer más sobre la historia del Real Sitio, este fin de semana se repetirán estas visitas, además que empieza también el Festival de Verano en el Auditorio.

FondaMilaneses
La Fonda de los Milaneses, uno de los edificios destacados del casco histórico en San Lorenzo