Las confluencias de distintos municipios de la Sierra muestran su apoyo a la candidatura de Unidos Podemos en un acto conjunto celebrado en Moralzarzal

Partidos instrumentales, partidos al uso, agrupaciones de electores, candidaturas de unidad popular y coaliciones de distintas localidades de la Sierra han ofrecido este miércoles una rueda de prensa en Moralzarzal para mostrar su apoyo a la lista de Unidos Podemos de cara a las elecciones generales del 26 de junio. Al acto acudieron representantes de Ahora El Escorial, Sí Se Puede San Lorenzo, Ahora Los Molinos, Cambiemos Galapagar, Cambiemos Villalba, Izquierda Unida de Collado Villalba, Alpedrete Puede, Moralzarzal en Común, BCM En Común, Sí Se Puede Guadarrama o Sí Se Puede Valdemorillo entre otras formaciones.  Paula Lucena, edil de Moralzarzal En Común que ejerció como anfitriona del encuentro, destacó que, al contrario de lo que había ocurrido en los comicios del 20 de diciembre, cuando no apoyaron de forma expresa ninguna candidatura, “ahora sí se ha llegado a una confluencia”, por lo que de forma conjunta respaldaron la candidatura que reúne a Podemos, Izquierda Unida, Equo y otras formaciones.

“Vamos a por todas, tenemos que ganar”, indicó. “Hay que hacer la lucha desde la calle”, subrayó la concejala de MeC, destacando la importancia de la “movilización social” para “dar respuesta a la crisis, porque por más que digan que estamos saliendo, no es así”. “Hay que derribar las políticas que nos están empobreciendo y quitando los derechos que tenemos”.

Celia Martell, de Galapagar en Común, hizo referencia al “espíritu de lucha” a raíz del 15-M, con el objetivo de “conseguir un mundo más justo y solidario, teniendo en cuenta las reivindicaciones de la ciudadanía”. “La unidad hace la fuerza”, continuó, insistiendo en que es necesario proseguir con la “lucha” para “acabar con los recortes sociales”. “Desde la política se ueden cambiar las cosas”, señaló, para añadir que las necesidades de los ciudadanos están lejos de las “políticas macroeconómicas”.

Confluencias01

A continuación tomó la palabra, Florentina Carrasco (BCM En Común), responsable de Medio Ambiente en El Boalo, Cerceda y Mataelpino, quien indicó que en este municipio ya se ha aprobado un reglamento de participación ciudadana y hay “una transparencia absoluta en la gestión del dinero público”. Además, incidió en la importancia de las políticas medioambientales, más aún en una zona como la de la Sierra de Guadarrama, recordando que el programa de Unidos Podemos incluye un “plan de transición energética”. “Es fundamental aplicar esto, consumiendo menos energía y fomentando las renovables”, explicó, añadiendo que “en los últimos años las políticas han ido justo en la dirección contraria, como ocurre con el impuesto al sol”. Finalmente, aseguró que la sostenibilidad medioambiental y las políticas verdes pueden contribuir a “crear empleo de forma importante”.

La mesa se completaba -además de los representantes de otros municipios y formaciones situados en segundo término- con Raquel Almendros, de Cambiemos Galapagar. “Llegamos a la política cansados de ver cómo en nuestros municipios daban la espalda a los ciudadanos”, impulsando un “movimiento municipalista para regenerar las instituciones y ponerlas al servicio de la gente”. En este tiempo, aseguró, se han encontrado con la “obstrucción de la participación” en localidades como Guadarrama o Galapagar, reiterando finalmente que “la unidad es indispensable para conseguir el verdadero cambio”.

confluencias02

Las candidaturas vinculadas de una u otra manera a Podemos y las confluencias ya forman parte de algunos gobiernos en varios municipios de la Sierra, como ocurre en el cuatripartito de El Boalo (con un alcalde del PSOE), en el tripartito de Alpedrete (con regidor de Alpedrete Puede), en el pentapartito de Valdemorillo (la Alcaldía corresponde en este caso a Progresistas Valdemorillo) o en Moralzarzal, con un gobierno que desde el principio estuvo integrado por Vecinos y MeC y al que recientemente se han sumado también los dos concejales del PSOE.  “Nuestro trabajo municipalista está siendo un reflejo recíproco del éxito de las confluencias”, subrayaron, haciendo referencia también al trabajo conjunto que se realiza con otros grupos en las localidades donde se encuentran en la oposición.

“Creo que estamos en un momento de emergencia social y democrática, y ha llegado el momento de ponernos de acuerdo, centrarse en los programas, actuar con altura de miras, olvidarse de las siglas y dar respuesta a los problemas de los ciudadanos”, concluyó Raquel Almendros.