Ahora El Escorial presenta una denuncia y pide la suspensión cautelar del festival taurino, mientras el equipo de Gobierno se reafirma en su celebración

Ahora El Escorial, principal grupo de la oposición en este municipio, ha presentado una denuncia contra el equipo de Gobierno de El Escorial por la realización de un festival taurino este domingo, 12 de junio, en el marco de las fiestas de San Bernabé, pidiendo además la suspensión cautelar del festejo. Esta formación acusa a los responsables municipales de prevaricación administrativa, por la “transgresión de la resolución plenaria adoptada en la sesión del día 4 de mayo de 2016 que acordó por mayoría absoluta no realizar tales ‘eventos’ con recursos públicos”. Igualmente, Ahora El Escorial afirma que la empresa encargada de la organización del festival no ha acreditado la necesaria solvencia económica, “requisito elemental e imprescindible de la legislación de contratos del sector público, pasado por alto ostensiblemente en el viciado procedimiento seguido”. Este grupo entiende también que se produce “malversación de caudales públicos”, solicitando la suspensión cautelar del festejo programado para este domingo en la plaza portátil que se instalará en La Manguilla.
Ante esta denuncia penal, el Ejecutivo penal ha emitido un comunicado oficial en el que indica que “no aporta fondos municipales a espectáculos donde se maltraten animales pues estaría incurriendo en un vulneración de la ley; el delito de maltrato animal ésta encuadrado en el artículo 337 del código penal, en su última reforma del año 2015, en el capítulo relativo a los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos”. Las competencias en esta materia, explican estas mismas fuentes, la tienen las comunidades autónomas, recordando que en la normativa regional sobre prohibición de utilización de animales se excluyen expresamente los festejos taurinos. Del mismo modo, el Gobierno que preside Antonio Vicente recuerda que la tauromaquia está declarada Bien de Interés Cultural en la Comunidad de Madrid.

image
El comunicado del Ejecutivo escurialense continúa pidiendo “respeto a la libertad de elegir, de pensar, con un tratamiento igual respecto a otras actividades y artes”.
En cuanto a la solicitud de suspender el evento por no cumplir con la Ley de Contratos del Sector Público, estas mismas fuentes indican que la empresa ganadera “tiene plena capacidad para contratar y habilitación profesional”, aportando los preceptivos documentos de Hacienda y Seguridad Social sobre su carencia de deuda con ambas administraciones publicas. Ante esta acusación, el equipo de Gobierno afirma que, con su denuncia, “Ahora El Escorial está poniendo en riesgo varios puestos de trabajo y la estabilidad de una empresa familiar con una trayectoria de cuatro generaciones”. Finalmente, el Ejecutivo considera que la actitud de este partido supone un “ataque a la tauromaquia”, reiterando su intención de que el festival taurino se celebre tal como estaba previsto: el domingo 12, a las 18.30 horas.