Las vacas vuelven a la Dehesa Vieja de Moralzarzal: los pastos se adjudican a la Asociación de Ganaderos

Sin duda la recuperación de los usos tradicionales en la Dehesa de Moralzarzal ha sido uno de los puntos claves para el equipo de Gobierno que surgió tras las elecciones -Vecinos por Moralzarzal Participa! y Moralzarzal en Común, a los que ahora se ha unido el Partido Socialista-. Si el Partido Popular propuso la instalación de un campo de golf en este paraje natural, una de las primeras medidas que tomó el nuevo Ejecutivo fue desestimar definitivamente este proyecto. La contestación social contra la construcción del campo de golf se canalizó a través de la Plataforma Ciudadana Salvemos La Dehesa de Moralzarzal, constituida en 2012, a la que se unieron asociaciones, partidos políticos y vecinos sensibilizados con este tema. “La salida del ganado bovino, ordenada por el anterior alcalde hace ya 13 años, fue un paso más en la degradación paulatina a la que se sometió a este espacio natural”, señalan fuentes municipales. “Ahora, las vacas vuelven a pastar en este monte de utilidad pública, al que se devuelve su uso tradicional”.

La Junta de Gobierno adjudicó recientemente los pastos de la Dehesa Vieja y Robledillo a la Asociación de Ganaderos local por un valor de tasación de 2.546,34 euros. El contrato se atiene a los pliegos de prescripciones técnicas particulares del aprovechamiento de pastos para el quinquenio 2016 a 2020 y se dedicará a pasto de ovino, vacuno y caballar. La entrada de nuevo del ganado, de manera regulada, “es una apuesta firme para la recuperación de este espacio natural”.
Para afianzar el compromiso de recuperación de la Dehesa, en los presupuestos de 2016 aprobados recientemente se ha destinado un total de 25.000 euros de gastos corrientes para realizar tareas que compatibilicen el uso de este espacio como zona de recreo y de pasto para el ganado.

vacas buena
Además, se han destinado otros 200.000 euros del capítulo de inversiones para realizar tareas de recuperación: adecuación del alcantarillado, limpieza de vertidos y residuos abandonados desde hace años y saneamiento de este espacio natural así como la instalación de vallados y el retranqueo de la parte perimetral del área cercana a la carretera a Cerceda. “Conseguimos parar el proyecto del campo de golf y ahora vamos a recuperar la Dehesa en beneficio de los vecinos y del medio ambiente”, ha subrayado Samuel Ferreras, edil de Hacienda,