La Vuelta a la Jarosa agota los dorsales, consolidando a Guadarrama como punto de referencia en la agenda de las carreras populares

El próximo sábado 7 de mayo, a partir de las 17.30 horas, se celebrará la octava edición de la Vuelta a la Jarosa, una prueba que ya se ha convertido en un clásico, consolidándose como una de las citas de referencia dentro de la Sierra. “Quiero daros las gracias de corazón, porque llevais el nombre de Guadarrama lo más lejos posible”, señaló la alcaldesa, Carmen María Pérez del Molino, en la presentación de la carrera, acto que tuvo lugar este lunes en la cafetería La Puerta Verde. “Han conseguido en ocho ediciones consolidar una carrera que, por su atractivo consigue reunir en Guadarrama no solo a los corredores, sino a las familias que les acompañan, haciendo posible que su apuesta por el deporte se convierta además en una apuesta por la promoción de la localidad y cómo no, de su entorno natural. Espero que sea un éxito, como todos los años”, subrayó la regidora, destacando la colaboración recíproca entre el Ayuntamiento y el Club de Atletismo Guadarrama.

A continuación se proyectó un vídeo sobre la prueba, presentado por algunos de los ganadores de la Vuelta a la Jarosa, entre ellos el guadarrameño Juan Antonio Cuadrillero, triunfador en cuatro ocasiones (2010, 2011, 2014 y 2015), cuya participación este año aún es una incógnita, si bien el edil de Deportes, Miguel Ángel Herrero, se mostró convencido de que haría lo posible por estar. Los corredores hicieron referencia a la belleza del entorno natural y a la dureza del trazado, pero también a su rapidez, indicando que, en todo caso, era un circuito “asequible” y “perfecto para empezar en las carreras de montaña”. La Vuelta a La Jarosa volverá a recorrer pistas y caminos forestales en buen estado, así como pequeños tramos de monte, a lo largo de un itinerario de 10 kilómetros en el que habrá subidas, bajadas, llanos, repechos, torrenteras, etc… para hacer más divertido el encuentro de los corredores con la naturaleza.

vuelta a la jarosa 3

Desde el Club de Atletismo Guadarrama sus responsables explicaron que los dorsales (unos 550) ya estaban agotados, destacando un año más la importante participación femenina (115 mujeres inscritas, lo que supone un 22%, porcentaje muy por encima al de otras pruebas similares). El recorrido, explicó el presidente del club, Luis Rodríguez Antón -acompañado en la mesa por Roberto Sanz-, “no ha sufrido variación, salvo que esta vez no va a ser posible sortear el arroyo”. Habrá premios para los 10 primeros de la general, así como para los tres primeros clasificados en cada una de las categorías (Sénior, Veteranos A, Veteranos B, Veteranos C y Veteranos D). Igualmente, los clubes que acudan con más de 12 atletas se llevarán una paletilla de jamón.

En cualquier caso, lo que los organizadores tienen claro es que, aunque el cupo de dorsales podría aumentarse, el límite de la Vuelta a la Jarosa está alrededor de los 500 corredores. “Una de las cosas que más valoran quienes participan es que se cuidan mucho los detalles, y la mejor manera que tenemos para conseguirlo es que no se masifique, para poder bien manejar la prueba y dar a todos los corredores el trato que merecen”.

Send this to a friend