El ‘Hamlet’ de Miguel del Arco, en el Festival del 2 de Mayo en el Auditorio de San Lorenzo

“Enfrentarse a Hamlet tiene algo suicida, lo que no es una mala premisa de partida ni para mí, que soy un kamikaze, ni para el Príncipe, cuya conciencia anhela en no pocas ocasiones darse muerte para dejar de sufrir. Pero como dice Harold Bloom, Hamlet ‘tiene una mente tan poderosa que las actitudes, los valores y los juicios más contrarios pueden coexistir dentro de ella coherentemente’. El ser y el no ser a un mismo tiempo y de forma tan ili- mitada como él mismo es capaz de pensarse, el sueño de una conciencia infinita. Un poema ilimitado habitado por un personaje ilimitado sobre un escenario que es puro espacio mental. ¡Alto! Si lo sigo pensando, tal vez sea incapaz de seguir adelante… O tal vez siga adelante y no sea capaz de pensar. La contradicción no ha hecho más que empezar. Me agarro a la frase de Nietzsche: ¡Contradícete a ti mismo! Para vivir es necesario permanecer dividido”. Así explica el director teatral Miguel del Arco su manera de afrontar el “Hamlet”, de William Shakespeare, que se pondrá en escena en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial el próximo 1 de mayo, dentro del festival organizado con motivo del Día de la Comunidad de Madrid.

La necesidad de atomizarse 

La obra está protagonizada por Israel Elejalde, Ángela Cremonte, Cristóbal Suárez, José Luis Martínez, Daniel Freire, Jorge Kent y Ana Wagener, que empezarán aquí una gira nacional tras el gran éxito de crítica y público a su paso por el Teatro de la Comedia. “Es necesario atomizarse si queremos seguir todas las vías que abre Hamlet, asumiendo que, ni aún así, seremos capaces de vislumbrarlas todas y que, cuando volvamos a componernos, no seremos los mismos”, añadía Del Arco.

hamlet02

Este Festival del 2 de Mayo en el Auditorio se completará con otros dos espectáculos: en primer lugar, el 30 de abril, la Accademia del Piacere y el cantaor Arcángel presentan “Las idas y las vueltas”, en el que la música barroca y el flamenco más puro se aproximan en una búsqueda del tronco común del que partieron; finalmente, el Ballet de Milán llegará el lunes 2 de mayo con “La Cenicienta”, una divertida y chispeante versión del clásico de Perrault para un público de todas las edades, situando el relato en la década de los 50. Sus coreografías, explican, “son una antología de todas las formas posibles de danzas, del clásico al neoclásico y del contemporáneo al acrobático”.

Por otra parte, el sábado 7 de mayo el Ateneo Escurialense, con la colaboración del Ayuntamiento, organiza el Concierto Participativo Escurialense, interpretando el Réquiem de Mozart (KV 626). Tendrá lugar a las 20:00 horas en el Teatro Auditorio, y la orquesta y los solistas que acompañarán al coro de alrededor de 200 voces serán profesionales.