El Ejecutivo de Galapagar anuncia la progresiva recepción de los viales de las urbanizaciones

Después que durante la pasada legislatura se recepcionase el alumbrado público y saneamiento de las urbanizaciones por parte del Ayuntamiento de Galapagar, ahora el siguiente paso se dará con la recepción de la conservación y mantenimiento de las calles y viales. Los primeros vecinos en beneficiarse de esta iniciativa, según informan fuentes municipales, serán los de la urbanización Parquelagos, tras la firma del convenio entre el alcalde, Daniel Pérez Muñoz, y el presidente de la entidad urbanística colaboradora, José María Larrañaga. En virtud de este acuerdo, el Consistorio galapagueño deja de manifiesto su voluntad de recepcionar los viales de esta urbanización y, por su parte, la entidad urbanística deberá de llevar a cabo una serie de actuaciones y obras de mejora para que el Ayuntamiento pueda proceder a la definitiva recepción.

Después que durante la pasada legislatura se recepcionase el alumbrado público y saneamiento de las urbanizaciones por parte del Ayuntamiento de Galapagar, ahora el siguiente paso se dará con la recepción de la conservación y mantenimiento de las calles y viales. Los primeros vecinos en beneficiarse de esta iniciativa, según informan fuentes municipales, serán los de la urbanización Parquelagos, tras la firma del convenio entre el alcalde, Daniel Pérez Muñoz, y el presidente de la entidad urbanística colaboradora, José María Larrañaga.

firmaconvenio

En virtud de este acuerdo, el Consistorio galapagueño deja de manifiesto su voluntad de recepcionar los viales de esta urbanización y, por su parte, la entidad urbanística deberá de llevar a cabo una serie de actuaciones y obras de mejora para que el Ayuntamiento pueda proceder a la definitiva recepción.

Desde el el Ejecutivo que encabeza Daniel Pérez señalan que se trata de un objetivo prioritario “para mejorar la calidad de los servicios que reciben los vecinos de las urbanizaciones de la localidad y, al mismo tiempo, ahorrar importantes costes económicos a todas estas familias”. En este sentido, estas mismas fuentes señalan que hasta el momento los propios vecinos de estas zonas debían asumir de su propio bolsillo las reparaciones o mantenimiento de cuestiones básicas como un bache, la avería de una farola o el mantenimiento de la red de agua, por lo que la recepción municipal “supondrá un antes y un después para todos ellos”.