Cuenta atrás para la inauguración del Belén monumental de San Lorenzo de El Escorial

Corría el año 1996 cuando se organizó el primer Belén monumental en San Lorenzo. En aquellos inicios, su organizador no imaginaba la repercusión que, con el paso del tiempo, tendría su iniciativa. Hoy en día, se ha convertido en uno de los espectáculos navideños más atractivos a nivel nacional -incluso el año pasado fue seleccionado como uno de los imprescindibles por National Geographic– y, personas de toda España, se acercan hasta San Lorenzo de El Escorial para disfrutar en familia de una experiencia única y llena de sorpresas. Sobre las novedades que este año nos traen y los inicios de esta tradición, nos habla su principal artífice y precursor, Mariano Blázquez Pardito.

pardito 6
Mariano Blázquez ‘Pardito’, trabajando en la plaza de la Constitución, uno de los puntos donde se instala el Belén Monumental / Fotografías: Rafa Herrero

Sorprender a los visitantes

Este año, explicaba, “el pueblo ha cambiado su ubicación; siempre se había hecho en la plaza del Ayuntamiento, pero este año lo hemos trasladado a la plaza de Jacinto Benavente. Como hay tanta vegetación en esa zona queda muy bien, se mimetiza más con el entorno y parece más real”. También podremos disfrutar de nuevos emplazamientos y de algunas sorprendentes construcciones: “Nos gusta que el recorrido tenga rincones curiosos y sorpresas, este año vamos a instalar unas ruinas, con las que intentamos representar la existencia de una antigua civilización. Muchas personas lo entenderán y otras no, pero nos parece una buena idea para sorprender a los visitantes, y, además, nos divertimos mucho haciéndolo”, señalaba.

Este año también se introducirá un nuevo concepto en el Belén monumental: a través de una disposición diferente de algunos elementos en el recorrido, se pretende mandar un mensaje al observador, según nos comentan, con la intención de “jugar con la idea del cambio climático y concienciar a las personas del grave problema que representa; para ello, la noria que todos los años funcionaba gracias al agua, esta vez se encontrará seca y tirada en el suelo. Pondremos a las cabras por encima y todo estará roto y con un ambiente árido. También, el osario que tenemos lo pondremos en esa zona, como si el río que el año pasado existía se hubiera secado”.

Del 15 de diciembre al 8 de enero
Éstas y otras novedades -que no nos quieren desvelar antes de tiempo-, se podrán disfrutar desde 15 de diciembre al 8 de enero en el casco histórico de San Lorenzo de El Escorial, más concretamente en la plaza de la Constitución, la calle Reina Victoria (Soportales), la plaza de la Cruz, la plaza de San Lorenzo y en la plaza Jacinto Benavente (Los Jardincillos), asegurando la presencia de miles de personas durante estas fechas.

pardito 8

El Belén monumental sigue siendo sinónimo de éxito 22 años después de su primera edición. Un éxito que se debe en gran medida al trabajo que vienen realizando Mariano Blázquez ‘Pardito’ y su equipo de voluntarios. Siempre intentan que el Belén sea “lo más real posible”, y dedican parte de su tiempo libre para transformar 5000 metros cuadrados del centro de San Lorenzo en una auténtica recreación de la ciudad de Belén hace 2.000 años. “Si pudiéramos verla desde un helicóptero, comprobaríamos que es un auténtico Belén tradicional: tiene su lavandera, la panadería, la herrería, el castillo de Herodes, el molino etc.”.

Justos de tiempo
La fecha de la inauguración se acerca, y, como es habitual, “vamos justos de tiempo”, comenta el artista gurriato. Normalmente comienzan con los preparativos justo después de la festividad del 12 de octubre: “Primero, el Ayuntamiento nos convoca para ver la gente que hay disponible, los voluntarios y las expectativas que se presentan cada año. También se organizan los turnos de trabajo y se exponen las posibles novedades. Pero bueno, al final siempre llegamos, no nos queda más remedio…”.

Además, este año cuentan con una ayuda extra, ya que el Consistorio sanlorentino “ha contratado a cuatro personas que vienen por la mañana como trabajadores, pero todos los demás son voluntarios. Dos de estas personas que están contratadas por la mañana vienen también como voluntarios por las tardes, un hecho que es de agradecer”, terminaba ‘Pardito’ antes de volver a subirse al andamio y continuar en Los Jardincillos con la construcción de este Belén monumental convertido en un clásico de la Navidad de San Lorenzo.

Jorge Segovia